Causas de la psoriasis

La psoriasis afecta a millones de personas en todo el mundo. Te enseñamos cuáles son sus posibles causas y factores de riesgo.
Causas de la psoriasis
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Última actualización: 25 enero, 2022

La psoriasis es una enfermedad autoinmune que se caracteriza por la aceleración del ciclo de crecimiento de las células de la piel. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que su distribución es muy desigual en el mundo, ya que varía entre el 0,3 % al 11,43 %. Las causas de la psoriasis aún son desconocidas, aunque existen algunos indicios sólidos de cómo se puede desarrollar.

Se han catalogado varios tipos de psoriasis. Entre las principales destacamos la psoriasis en placa (el 90 % de los casos), guttata, inversa, pustulosa y eritrodérmica. Afecta principalmente a los codos, el cuero cabelludo, las rodillas y la espalda. No es una enfermedad infecciosa, de manera que un paciente no puede contagiar a otro a través del contacto. Te mostramos qué dice la ciencia sobre las causas de la psoriasis.

¿Cuáles son las causas de la psoriasis?

Las causas de la psoriasis incluyen la genética
El origen genético de la psoriasis ha sido estudiado a profundidad, aunque los factores ambientales también ejercen una influencia importante.

Hasta al momento no se ha encontrado una respuesta sólida sobre cuáles son las causas de la psoriasis. Aunque el número de casos de la enfermedad han aumentado, y las investigaciones y el interés hacia ella también, los científicos no han podido encontrar cuál es el desencadenante directo de esta condición autoinmunitaria. Como es natural, nuestra comprensión de ella ha aumentado bastante.



Por ejemplo, sabemos que es una enfermedad autoinmune que se produce debido a un desajuste del ciclo de crecimiento de las células de la piel. En condiciones normales, estas células crecen y se reemplazan en el trascurso de un mes. En un paciente con psoriasis este ciclo se cumple en un par de días, con la particularidad de que al mudarse las células se acumulan y no se desprenden por completo.



Esto se traduce en el desarrollo de las características placas o escamas. Puede afectar a hombres y mujeres por igual y es más frecuente en los adultos (aunque los niños y adolescentes también pueden desarrollarla). La psoriasis no es contagiosa, de manera no puedes contraerla mediante las siguientes actividades:

  • Tener relaciones sexuales con una persona con psoriasis.
  • Nadar en una piscina con alguien que padece de la condición.
  • Abrazar, tocar o interactuar con una persona que tiene un brote.

Hasta el momento se han catalogado dos candidatos que pueden explicar las causas de la psoriasis: el sistema inmunitario y la carga genética. A su vez, se sabe que algunos factores ambientales pueden estimular a los anteriores para que la condición salga a la luz. Te explicamos más al respecto en los siguientes apartados.

El sistema inmunitario y la psoriasis

Nuestro organismo cuenta con un arsenal de batalla que nos protege de infecciones de bacterias, virus, hongos, parásitos y demás. Las células encargadas de ello son los glóbulos blancos (leucocitos) y los hay de varios tipos. En una persona con psoriasis, un desajuste del sistema inmunitario provoca que este arsenal de batalla ataque a las células del cuerpo (reacción autoinmune).

Este autoataque incentiva que el cuerpo produzca nuevas células de la piel como reemplazo, lo que a su vez hace que la reacción de los glóbulos blancos sea mayor. Se crea entonces un efecto bola de nieve que se traduce en los brotes externos que caracterizan a la enfermedad. Aunque se puede controlar, por lo general esta reacción se padece de manera crónica (salvo casos excepcionales).

Los genes y la psoriasis

Hay un consenso entre los investigadores de considerar a la psoriasis como una enfermedad hereditaria. En efecto, se cree que los múltiples genes del antígeno leucocitario humano (HLA, por sus siglas en inglés) están asociados con un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad. Entre esto, se piensa que el HLA-C∗06:02 es el más susceptible.

Es más probable que desarrolles psoriasis si cuentas con un historial familiar de la enfermedad. Los expertos prefieren usar el término susceptibilidad genética, ya que no todos los descendientes son propensos a manifestar la condición. En efecto, solo 1/3 de quienes heredan los genes desarrollan psoriasis.

Factores ambientales como causas de la psoriasis

Ya hemos explicado que un desajuste en el sistema inmunitario y la carga genética se cuentan entre las principales causas de la psoriasis. Sin embargo, en ambos casos se necesita una reacción externa que sirva como activador o catalizador. Veamos qué cosas pueden mediar para que desarrolles la condición.

Estrés

Desde hace décadas se conoce que el estrés es un mediador importante en el desarrollo de la psoriasis. No solo puede hacer que se desencadene por primera vez, sino también operar como catalizador de brotes a lo largo de la vida. De acuerdo con los estudios, el estrés puede mediar entre el 37 % y el 78 % de los casos.

Clima frío

Los brotes de psoriasis son más frecuentes durante las estaciones frías. De hecho, y citando de nuevo el informe de la OMS que apuntamos al inicio, Noruega reúne la prevalencia más alta de los países analizados (con 11,43 %). No hay un consenso de la razón detrás de ello, pero se cree que la ausencia de luz ultravioleta ocasiona un desajuste en el sistema inmunitario susceptible de los pacientes con la enfermedad.

Dieta

Otro de los protagonistas de las causas de la psoriasis es la dieta. Los expertos han encontrado que una dieta variada en vegetales, baja en energía y rica en ácidos grasos poliinsaturados es beneficiosa para reducir los brotes en los pacientes. Muchos de ellos también son diagnosticados con sensibilidad al gluten, un aspecto a considerar durante su tratamiento.

Alcohol y tabaco

Las causas de la psoariasis y de sus exacerbaciones incluyen el cigarrillo
El tabaco no solo es malo para los pulmones, ya que se ha demostrado que su consumo prolongado favorece la aparición y el empeoramiento de otras enfermedades.

La evidencia sugiere que los fumadores tienen hasta el doble de riesgo de desarrollar psoriasis, en especial aquellos que fuman un promedio de 65 paquetes al año y mantienen el hábito desde hace varias décadas. También se ha encontrado que en algunos pacientes la ingesta de alcohol empeora la inflamación de los brotes.

Aparte de lo que ya hemos comentado, otros de los factores de riesgo que se deben considerar entre las causas de la psoriasis son los siguientes:

  • Ingesta de algunos medicamentos.
  • Tener lesiones en la piel (quemaduras solares graves, por ejemplo).
  • Infecciones.
  • Vivir en una región con un clima muy seco.
  • Padecer de otras enfermedades autoinmunes.
  • Padecer de algún tipo de alergia.

Estos son los desencadenantes más frecuentes, aunque pacientes en todo el mundo reportan diferentes factores de riesgo que estimulan sus brotes. No existe cura para la psoriasis, de manera que debes trabajar de la mano de un especialista para mantener al margen las exacerbaciones.

Te podría interesar...
¿Podemos curar la psoriasis con remedios naturales?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Podemos curar la psoriasis con remedios naturales?

En este artículo te damos las claves para reducir los síntomas de la psoriasis de manera natural, con la alimentación y algunos remedios muy efecti...



  • Heller, M. M., Lee, E. S., & Koo, J. Y. Stress as an influencing factor in psoriasis. Skin therapy letter. 2011; 16(5): 1-4.
  • Liu, Y., Krueger, J. G., & Bowcock, A. M. Psoriasis: genetic associations and immune system changes. Genes & Immunity. 2007; 8(1): 1-12.
  • Ogawa, K., & Okada, Y. The current landscape of psoriasis genetics in 2020. Journal of Dermatological Science. 2020; 99(1): 2-8.
  • Svanström, C., Lonne-Rahm, S. B., & Nordlind, K. Psoriasis and alcohol. Psoriasis: Targets and Therapy. 2019; 9:75.
  • Wolters, M. Diet and psoriasis: experimental data and clinical evidence. British Journal of Dermatology. 2005; 153(4): 706-714.