CBD y THC: principales efectos y diferencias

El CBD y el THC son los principales compuestos de las plantas del género cannabis. Sin embargo, ambos difieren en su estructura química y sus efectos.
CBD y THC: principales efectos y diferencias
Franciele Rohor de Souza

Revisado y aprobado por la farmacéutica Franciele Rohor de Souza.

Última actualización: 26 enero, 2022

El CBD y el THC son los cannabinoides más conocidos de la planta Cannabis sativa. En concreto, se han identificado más de 100 tipos de cannabinoides en esta especie. Dichas sustancias tienen la capacidad de unirse a los receptores del mismo nombre del cuerpo humano para generar una serie de reacciones a nivel físico y mental.

Para ser más exactos, el CBD es conocido por sus propiedades medicinales, mientras que el THC se distingue por sus efectos psicoactivos. Y aunque ambos se han estudiado por su potencial farmacológico, lo cierto es que existen diferencias. A continuación, te contamos cómo actúa cada uno y para qué se usan.

¿Qué es el CBD?

CBD es el acrónimo de cannabidiol, uno de los principales compuestos activos de la planta Cannabis sativa, también conocida como cáñamo o cannabis. En particular, es la sustancia detrás de gran parte de los beneficios terapéuticos.

Como lo recopila un artículo divulgado en National Center for Biotechnology Information, se caracteriza por sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias, ansiolíticas, antieméticas, antipsicóticas y neuroprotectoras. Además, no altera las capacidades cerebrales, pues no ejerce efectos psicoactivos.



¿Qué es el THC?

THC es la abreviatura de tetrahidrocannabinol o delta-9-tetrahidrocannabinol, el principal compuesto psicoactivo del cannabis. A lo largo de la historia su principal fin ha sido recreativo; no obstante, en la actualidad se investiga su actividad farmacológica.

Se le atribuye actividad analgésica moderada, además de efectos relajantes, antieméticos y propiedades antioxidantes. Asimismo, induce a la alteración de los sentidos visuales, auditivos y olfativos y a la estimulación del apetito.

Los estudios sugieren que el CBD puede contrarrestar ciertos efectos negativos del THC. Por esta razón, las investigaciones recientes se han centrado en observar los efectos de fórmulas combinadas de CBD con THC, lo que se llama efecto rebaño.

De cualquier modo, el THC se asocia con una amplia variedad de efectos negativos en la salud. Algunos de los más frecuentes incluyen disforia, alucinaciones y paranoia. Por ello, su uso es ilegal en la mayoría de los países.

Aceite de cannabis.
Los aceites autorizados para uso en epilepsia refractaria, por ejemplo, son de CBD. Deben contener un porcentaje ínfimo de THC para ser legales.

Semejanzas entre el CBD y el THC

Tanto el CBD como el THC provienen de la planta Cannabis sativa, mejor conocida como marihuana. El CBD también está presente en la planta de cáñamo, que es la «prima» de la marihuana. Sin embargo, el cáñamo no contiene THC y, por ende, es la que suele emplearse con fines medicinales.

La principal semejanza entre el CBD y el THC radica en su estructura molecular. Ambos se componen de 21 átomos de carbono, 30 átomos de hidrógeno y 2 átomos de oxígeno (C21H30O2). Una leve diferencia en la organización de estos átomos es lo que determina las diferencias en sus efectos.

También coinciden en su ruta de biosíntesis. Los dos son similares a los endocannabinoides del cuerpo, lo que permite su interacción con los receptores de cannabinoides. En consecuencia, alteran la liberación de neurotransmisores en el cerebro.

Principales diferencias entre el CBD y el THC

Pese a su semejanza en su estructura molecular, el CBD y el THC no tienen la misma disposición química. Por eso, el cuerpo los asimila como sustancias diferentes.

Todo apunta a que el THC se une principalmente a los receptores del cerebro que controlan el estado de ánimo, los sentimientos y el dolor. De ahí el hecho de que cause euforia o un «subidón».

De acuerdo a esto, la mayor diferencia entre ambos cannabinoides tiene que ver con el efecto psicoactivo. El CBD está catalogado como «no psicoactivo», a pesar de que puede tener trazas de hasta 0,3 % de THC. Sin embargo, se cree que interactúa con los neurotransmisores responsables de la sensación de bienestar.

Beneficios médicos

Como hemos comentado, el CBD y el THC se comunican con el sistema endocannabinoide del cuerpo. Se cree que este desempeña un papel relevante en el mantenimiento de la salud, dado que interviene en la regulación de muchas funciones. Pero aunque los dos tienen esta interacción, sus efectos en la salud son distintos.

CBD

En la actualidad, el CBD es el cannabinoide más utilizado con fines medicinales. Se encuentra disponible en forma de cápsulas, tinturas y aceite, entre otras presentaciones. Sus principales beneficios son los siguientes:

  • Alivio del dolor causado por la artritis.
  • Coadyuvante en el tratamiento de la esclerosis múltiple.
  • Disminución de los síntomas de la enfermedad de Crohn.
  • Complemento para el tratamiento del cáncer.
  • Disminución de la ansiedad y de los trastornos del estado de ánimo.
  • Alivio de los trastornos del sueño.

THC

La calidad de las evidencias sobre los efectos del THC son variadas. De hecho, algunos estudios tienen resultados controversiales. Pese a esto, los efectos medicinales del THC son los siguientes:

  • Disminución del dolor por esclerosis múltiple.
  • Reducción de los temblores de la enfermedad de Parkinson.
  • Alivio de las náuseas.
  • Aumento del apetito.
  • Tratamiento y prevención del glaucoma.

Efectos secundarios

Otra de las grandes diferencias entre el CBD y el THC son los efectos secundarios que provocan en el cuerpo. En la mayoría de los casos, el CBD es bien tolerado y no se relaciona con signos de toxicidad.

Algunas reacciones desfavorables parecen derivarse de la interacción de CBD con fármacos o sustancias químicas. Estos efectos incluyen lo siguiente:

  • Náuseas y vómitos.
  • Malestar estomacal.
  • Aturdimiento.
  • Fatiga.
  • Disminución de la presión arterial.
  • Somnolencia.

Ahora bien, el THC sí se vincula a efectos secundarios que van de leves a graves. Entre los más comunes cabe mencionar los siguientes:

  • Aumento del ritmo cardíaco.
  • Problemas de coordinación.
  • Boca seca.
  • Pérdida de memoria.
  • Ralentización del tiempo de reacción.
  • Problemas de concentración.
  • Ansiedad.
CBD y THC para uso recreativo.
El uso recreativo se focaliza en el THC, que es el que posee los efectos psicotrópicos.

La situación legal de estos cannabinoides depende en gran medida de cada país y de sus leyes. Desde 2020, la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas votó a favor de sacar al cannabis de la lista IV de sustancias prohibidas, siempre y cuando su uso sea con fines medicinales.

Aun así, esto no acarrea cambios a nivel legal. En Europa, por ejemplo, el cultivo, la venta, el transporte y el consumo de cannabis con niveles de THC por encima del 1 % está prohibido. El cannabis con concentraciones más bajas de THC (inferiores al o,5 %) es legal en lugares como Suiza e Italia.

Por su parte, en países como Estados Unidos, las leyes respecto al cannabis han evolucionado con el tiempo y siguen cambiando. En la actualidad, 33 estados más Washington DC han aprobado leyes que permiten el uso de marihuana medicinal con niveles altos de THC. No obstante, esta debe ser recetada por médicos con licencia.

Algunos Estados también permiten el uso recreativo de cannabis y THC. En todo caso, la situación legal de cada país puede ser un tema complejo y extenso. Es importante averiguar cómo funcionan las leyes de cada región, pues de lo contrario se pueden enfrentar sanciones.



¿Qué hay que recordar sobre el CBD y el THC?

Los cannabinoides CBD y THC provienen de la planta Cannabis sativa. Ambos han sido tema de numerosas investigaciones, debido a sus efectos en el cuerpo. Mientras que el CBD se considera no psicoactivo, el THC sí lo es. De ahí la diferencia de sus beneficios, sus efectos secundarios y hasta su situación legal.

En la actualidad, el uso medicinal de ambas sustancias —principalmente del CBD— está aprobado en muchos países. Sin embargo, no debe tomarse a la ligera. Es necesario hablar con un médico de cabecera o un especialista calificado en cannabis para establecer un empleo seguro.

Te podría interesar...
9 beneficios del aceite de CBD
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
9 beneficios del aceite de CBD

El aceite de CBD es un producto derivado del cannabis que parece tener muchos beneficios sobre diversas enfermedades. Descúbrelo.



  • Meissner H, Cascella M. Cannabidiol (CBD) [Updated 2021 Jul 27]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK556048/
  • Lafaye G, Karila L, Blecha L, Benyamina A. Cannabis, cannabinoids, and health. Dialogues Clin Neurosci. 2017;19(3):309-316. doi:10.31887/DCNS.2017.19.3/glafaye
  • Niesink RJ, van Laar MW. Does Cannabidiol Protect Against Adverse Psychological Effects of THC?. Front Psychiatry. 2013;4:130. Published 2013 Oct 16. doi:10.3389/fpsyt.2013.00130
  • Baratta F, Simiele M, Pignata I, et al. Cannabis-Based Oral Formulations for Medical Purposes: Preparation, Quality and Stability. Pharmaceuticals (Basel). 2021;14(2):171. Published 2021 Feb 22. doi:10.3390/ph14020171
  • Larsen C, Shahinas J. Dosage, Efficacy and Safety of Cannabidiol Administration in Adults: A Systematic Review of Human Trials. J Clin Med Res. 2020;12(3):129-141. doi:10.14740/jocmr4090
  • Shannon S, Lewis N, Lee H, Hughes S. Cannabidiol in Anxiety and Sleep: A Large Case Series. Perm J. 2019;23:18-041. doi:10.7812/TPP/18-041
  • National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine; Health and Medicine Division; Board on Population Health and Public Health Practice; Committee on the Health Effects of Marijuana: An Evidence Review and Research Agenda. The Health Effects of Cannabis and Cannabinoids: The Current State of Evidence and Recommendations for Research. Washington (DC): National Academies Press (US); 2017 Jan 12. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK423845/ doi: 10.17226/24625
  • Volkow ND, Baler RD, Compton WM, Weiss SR. Adverse health effects of marijuana use. N Engl J Med. 2014;370(23):2219-2227. doi:10.1056/NEJMra1402309