Ciberseguridad para personas mayores: ¿qué hay que considerar?

Al igual que los niños, las personas mayores son un blanco fácil para las personas sin escrúpulos en la web. ¿Cómo protegerlos? Descubre algunos consejos.
Ciberseguridad para personas mayores: ¿qué hay que considerar?

Última actualización: 19 agosto, 2022

Cuando los niños navegan por Internet sin supervisión pueden ser víctimas de ciberbullyinggrooming, también conocido como «engaño pederasta». Y aunque esta es una de las poblaciones a las que más atención se le presta, en cuanto a ciberseguridad se trata, las personas mayores también se encuentran en estado de vulnerabilidad.

Esto se debe a que existen inescrupulosos que se aprovechan de su inexperiencia en el mundo digital para estafarlos o robar su identidad. Así pues, si te encuentras en la tercera edad o si conoces a un adulto mayor que está en peligro, estas son algunas de las consideraciones de que debes poner en práctica.

Consejos de ciberseguridad para personas mayores

Como lo expone un artículo divulgado en The National Council on Aging (NCOA), hay muchas estafas en línea dirigidas a las personas mayores; por tanto, conviene implementar medidas de ciberseguridad al navegar por la web. ¿Cuáles? Veamos.

1. Crear contraseñas seguras

La mayoría crea contraseñas a partir de la fecha de nacimiento, el nombre de la pareja e incluso la banda o el superhéroe favorito. Y sí, esto es fácil de recordar, pero te convertirás en presa fácil de quienes desean hacerse con tu dinero e información.

Para evitar esto puedes revisar o enseñarle al adulto mayor cómo funcionan los administradores de contraseñas. En líneas generales, esto es un programa que almacena los usuarios y las contraseñas de cada plataforma y servicio en el que la persona tenga una cuenta.

Sin embargo, en lugar de aprenderte un montón de claves distintas, solo debes recordar una que será la «clave maestra» y con la que podrás acceder a todas las demás. Bastante útil, ¿verdad?

Mujer mayor en la computadora
Una de las medidas de ciberseguridad más relevantes son las contraseñas seguras. Es mejor evitar el uso de datos que puedan ser evidentes.


2. No dejar las contraseñas en lugares visibles

Nada de colocar la clave en un papel pegado en la nevera con un imán, o en un nota en el teléfono u ordenador. Los cuidadores pueden no ser personas de bien o si pierdes, te roban o te hackean alguno de estos dispositivos, tendrán acceso a todo.

Así las cosas, si deseas anotar la contraseña, guarda el papel en un cofre o en un lugar al que solo tú y tus personas de confianza tengan acceso. Además, pídele a tu nieto (o hijo) que te enseñe a cifrar el documento. Claro está, que puedes aprenderlo tú mismo; solo ten en cuenta que esto puede generar una nueva contraseña para proteger las otras.

3. No hacer clic en enlaces o descargar documentos sospechosos

En un correo, un mensaje a través de una red social o una aplicación de mensajería es común recibir enlaces en los que te prometen villas y castillas si haces clic o si descargas un documento. Esta es una de las técnicas de phishing más comunes y los adultos mayores están entre las primeras víctimas.

En ese sentido, las personas de la tercera edad deben cuidarse de hacer clic en este tipo de cosas. Para identificar que se trata de una posible estafa o robo de identidad, considera lo siguiente:

  • Si el nombre del destinatario está mal escrito. Por ejemplo, el nombre de la institución bancaria.
  • Si el correo es urgente, te solicitan dinero o te informan de una situación irregular con tu cuenta bancaria.

4. No entrar a los sitios web importantes de buenas a primeras

Con los bancos ocurre mucho que crean una página que no es la «oficial». De este modo, cuando intentas iniciar sesión, lo que ocurre es que se hacen con tu información y pronto con tu dinero. Esto es una pesadilla no solo para las personas mayores; por tanto, algunos consejos de ciberseguridad incluyen lo siguiente:

  • Revisar que la URL de la página no tenga ningún error ortográfico.
  • Verificar que sea https y no http. Sin embargo, ten en cuenta que no se puede confiar del todo en esto y el candado de «conexión segura».
  • Comprobar que el sitio web cuente con la «declaración de privacidad» y una página de contacto.

5. Tener un buen antivirus

Sin un antivirus, tus dispositivos corren el riesgo de ser atacados por personas inescrupulosas. Debido a esto, instalar un antivirus se vuelve esencial.

Estos programas han avanzado un montón y ahora, además de proteger tus dispositivos del malware, ofrecen otras funciones como los administradores de contraseñas y las herramientas antiphishing.

6. Mantener los programas actualizados

Un programa con una versión anterior puede ser una fisura que facilita a los estafadores el acceso a la información. Por ello, siempre debes procurar tener la última versión de todos los programas.

Y dado que esto se puede olvidar, es posible configurar que las actualizaciones se realicen de forma automática. Pide ayuda a uno de tus familiares o aprende a hacerlo por tu cuenta.

También es prudente verificar que un programa sea confiable antes de instalarlo, ya que al igual que los enlaces y documentos sospechosos, pueden hacer mucho daño a tus dispositivos y datos personales.

7. Siempre cerrar sesión

Una sesión abierta en un dispositivo desconocido es una de las formas más comunes de perder información importante. Asegúrate de siempre cerrar las sesiones de las páginas de los bancos, tiendas online, entre otros.

Por supuesto que esto no solo se limita a cuando estás por fuera, lo mismo aplica a los dispositivos que tienes en casa.

Adulto mayor compras por internet
Es importante verificar la seguridad de las páginas. Además, hay que cerrar sesión de las cuentas tras finalizar su uso.


¿Qué más deben considerar las personas mayores en cuanto a ciberseguridad?

Además de lo anterior, hay otras medidas que pueden ayudar a las personas mayores con los problemas de ciberseguridad. En primer lugar, debes ser muy cuidadoso al aceptar solicitudes de amistad en redes sociales. Además, es prudente tener un perfil privado y no proporcionar información personal a nadie.

Otro error que podría poner en riesgo tus datos es hacer una transacción bancaria mientras estás conectado a una red wifi pública. Esto también incluye compras e incluso el solo hecho de iniciar sesión.

Las redes de wifi públicas son una herramienta que muchos estafadores de identidad utilizan para hacerse de tus datos.

Por último, recuerda que si hay algo que no sabes hacer o no logras entender, siempre puedes pedir ayuda, ya sea a un familiar o a una persona de extrema confianza. La ciberseguridad debe tomarse en serio, de otro modo, podrías terminar con pérdidas considerables.

Te podría interesar...
Abuso financiero: ¿qué hacer si eres víctima?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Abuso financiero: ¿qué hacer si eres víctima?

El término abuso suele relacionarse con agresiones físicas, verbales o domésticas. Descubre qué es el abuso financiero y qué puedes hacer.