Ciclo de vida familiar: ¿qué es y por qué es importante?

Comprender el ciclo de vida familiar permite entender por qué desafíos y dificultades pueden estar pasando las personas. ¿Cómo ayudar en cada momento?
Ciclo de vida familiar: ¿qué es y por qué es importante?
Maria Fatima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fatima Seppi Vinuales.

Última actualización: 12 marzo, 2022

Cada familia es un mundo; eso es cierto. Pero es igual de cierto que hay un cierto denominador común en ellas; lo que se conoce como ciclo de vida familiar. Es una herramienta para entender aquellos desafíos a los que se enfrenta esta unidad básica de la sociedad.

Por supuesto, no son cambios lineales y se viven de una manera muy singular en cada grupo. Pero invitan a superar los desafíos para evitar el estancamiento. Veamos de qué se trata.

¿En qué consiste el ciclo de vida familiar?

Los cambios de una etapa a la otra implican ciertas crisis evolutivas que plantean algunas tensiones a resolver. Rompen con el status quo y, por lo tanto, requieren lograr un nuevo equilibrio.

Si bien existen muchos modelos, en términos generales el ciclo de vida familiar se caracteriza por las siguientes etapas:

  • Noviazgo: se forma la pareja y empiezan a conocerse. Se pasará por una etapa de enamoramiento.
  • Convivencia y matrimonio: aquí el desafío es negociar las reglas de la pareja, ya que cada uno viene de un sistema familiar con su cultura propia. Se establecen límites entre la pareja y la familia extensa.
  • Llegada del primer hijo y crianza: la pareja se mantiene, pero pasa a un segundo plano. Se focalizan los esfuerzos en los nuevos roles parentales y en acomodarse a este grupo ampliado. A medida que los hijos crecen surgen nuevos retos, como la escolarización o la adolescencia.
  • Nido vacío: implica la partida de los hijos que inician nuevos y diferentes proyectos. La pareja vuelve a encontrarse sola. Aquí está el desafío de reconocerse como tales y de tener una segunda luna de miel. Caso contrario, surgen los conflictos.
  • Llegada de los nietos: se ponen en juego nuevos roles. Los progenitores ya no están para educar a los nietos, sino para disfrutar.
  • Vejez y jubilación: implica el abandono de los viejos proyectos para dar lugar a la construcción de otros nuevos. Puede ser un momento para reconectar con la pareja y retomar eso que siempre quisieron hacer y fue postergado. También empieza a percibirse el deterioro del cuerpo.
  • Viudez: implica aceptar la soledad, afrontando la ausencia del compañero. Esta etapa, junto con la anterior, requiere de algunos duelos: laborales, de salud, de pareja.

Por supuesto, cada una de estas etapas debe matizarse. No existe una única forma de ser familia. Hay parejas que deciden no tener hijos, hay personas que deciden tener hijos sin tener pareja, etc.

Familia tipo.
La estructura de la familia tipo se ha modificado con el tiempo y el ciclo de vida debe tamizarse, según cada realidad.


¿Por qué es importante considerar el ciclo de vida familiar?

Poder pensar en términos del ciclo de vida familiar implica reconocer que las familias pasan por distintas etapas. Pero no porque la secuencia sea un capricho, sino porque plantea desafíos a afrontar para lograr la adaptación y el crecimiento.

De esta manera, deberán ponerse en juego diferentes habilidades para superar dichos desafíos. Asimismo, estas etapas no son lineales, sino que se presentan en espiral, superponiéndose.

Por supuesto, también hay que reconocer la influencia del contexto y de factores externos que ejercen como facilitadores u obstaculizadores en la situación. Una familia con dificultades económicas ante la llegada del primer hijo no vivirá de igual manera este momento en comparación con otra que tiene sus necesidades materiales y económicas satisfechas.



Cómo mantener a la familia saludable

Para que una familia se mantenga unida en el tiempo y también resulte en un espacio saludable para todos sus miembros, es importante considerar que el cambio es un factor inherente a ella. Es decir, no hay que anclarse a una idea rígida, sino aprender a adaptarse.

La familia es una unidad viva.

Asimismo, cada una de estas crisis transicionales se resolverán (con mayor o menor éxito) en función del estilo de cada familia y de su historial para encontrar soluciones y afrontar los conflictos. La comunicación y los límites son fundamentales.

Por otro lado, es importante aprender a compartir tiempo en familia. De tal modo, es posible conocerse, contenerse y saber qué necesitan unos de otros.

Diálogo familiar.
El diálogo familiar es la herramienta para conocer qué siente el otro, qué desea y qué necesita.

Las crisis también son oportunidades

El hecho de pensar el ciclo familiar de vida no tiene intenciones de estigmatizar a aquellas familias que no lo viven de este modo. Sino todo lo contrario.

Se trata de identificar cuáles serán aquellas situaciones de transición que pueden afectar o desestabilizar a este grupo y proporcionar las herramientas para acompañar y prevenir. No todas las familias tienen los mismos recursos ni oportunidades para poder afrontar las crisis.

Por otro lado, también es importante considerar que las crisis ofrecen oportunidades a los miembros de crecer, de cambiar y de asumir nuevos roles. La rigidez condena a las familias y a sus miembros. De lo que se trata es de superar las etapas manteniendo los valores, pero siendo flexibles.

Te podría interesar...
Fortalece las relaciones familiares
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Fortalece las relaciones familiares

Fortalece las relaciones familiares con nuestros consejos. Aprende a cultivar una familia feliz con buenos valores.



  • Semenova Moratto Vásquez, Nadia, & Zapata Posada, Johanna Jazmín, & Messager, Tatiana (2015). Conceptualización de ciclo vital familiar: una mirada a la producción durante el periodo comprendido entre los años 2002 a 2015. CES Psicología, 8(2),103-121.[fecha de Consulta 23 de Febrero de 2022]. ISSN: . Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=423542417006
  • Estremero, J., & Bianchi, X. G. (2004). Familia y ciclo vital familiar. Manual para la salud de la mujer19.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.