Cigarrillos con mentol serían más dañinos que los normales, dicen los estudios

Muchas personas prefieren fumar cigarrillo con mentol porque consideran que hay menor concentración de nicotina. Sin embargo, la ciencia ha derrumbado este mito.
Cigarrillos con mentol serían más dañinos que los normales, dicen los estudios
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 09 abril, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 09 abril, 2021

Última actualización: 09 abril, 2021

Aunque por mucho tiempo los cigarrillos con mentol han sido el escape de quienes buscan minimizar los efectos adversos del tabaco, la ciencia ha comprobado que estos serían más dañinos que los normales. Precisamente, en este artículo nos centraremos en algunas de las investigaciones que sustentan la hipótesis.

Antes de profundizar en este tema, destacamos que los esfuerzos por disminuir el consumo de tabaco parecen tener eco. De acuerdo con el Informe mundial de la Organización Mundial de la Salud sobre las tendencias de la prevalencia de consumo de tabaco entre 2000 y 2025, el total de fumadores en el mundo disminuyó en 60 millones de personas entre 2000 y 2018.

La nicotina que contiene es la causante de la adicción y, de acuerdo con un reporte investigativo del National Institute on Drug Abuse, la liberación de endorfinas que se produce al consumirla lleva a las personas a querer más.

En un primer momento, la sustancia eleva los niveles de dopamina, pero con el tiempo termina alterando los circuitos vinculados al aprendizaje, el estrés y el autocontrol.

Uso del mentol en los cigarrillos

La primera marca comercial que agregó mentol a sus cigarrillos fue Spud ® en la década de 1920. La promesa de venta de la mayoría de las empresas es frescura y sabor en la boca después del consumo.

A ello se suma la tendencia de consumo de cigarrillos con mentol entre la población joven. Según el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNTP) de España, la hipótesis señala que el agradable sabor que genera el mentol facilitaría la iniciación en esta población.

Entre las razones por las que hay mayor preferencia se encuentra la facilidad con la que ingresa el humo y la menor irritación. De otro lado, hay una falsa creencia en la comunidad que ha visto, por décadas, el uso del mentol como algo benéfico.

Un artículo publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ha señalado que los fumadores afroamericanos y miembros de otras minorías étnicas son el foco de la publicidad de los cigarrillos mentolados, reforzando el consumo entre ellos.

¿Por qué los cigarrillos con mentol son más peligrosos?

Aunque a simple vista los fumadores de cigarrillos con mentol sientan que es más fácil fumarlos, hay procesos fisiológicos que desconocen y aumentan el daño. Si bien refrescan la garganta, este reflejo que cubre la resequedad hace que los fumadores inhalen el humo de forma más profunda y lo retengan por mayor tiempo, tal como lo explica la American Cancer Society.

De otro lado, estudios señalan que esa sensación se produce porque el mentol actúa como un anestésico para las vías respiratorias. Esto sugiere a los fumadores menor malestar, pero significaría un aumento en la cantidad de cigarrillos diarios, agravando y acelerando los efectos adversos.

Cigarrillo consumido en una mesa.
El consumo de cigarrillos ha decrecido en el mundo, pero sigue siendo una causa importante de enfermedad mortal en el planeta.

Mentol en los cigarrillos electrónicos

Ahora bien, no cabe duda de que el mentol presente en los cigarrillos tradicionales causa graves daños a la salud. Pero no tanto como el que causa el mentol que se usa en los cigarrillos electrónicos. Además del origen que tienen este tipo de productos, el daño que ocasionan se debe a la presencia de otras sustancias nocivas.

Estudios señalan que se han evidenciado graves lesiones pulmonares asociadas al uso de cigarrillos electrónicos y vapeo, como el llamado brote EVALI. Esta enfermedad se caracteriza por presentar síntomas similares a los de neumonía (tos, fiebre y dificultad para respirar).

¿La razón? Aparentemente sería la presencia de tetrahidrocannabinol o THC y de acetato de vitamina E.

Pulegona

De otro lado y no menos importante, encontramos el producto origen que da sabor mentolado a los cigarrillos. Según un estudio publicado en la revista JAMA Internal Medicine, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades detectaron altas cantidades de pulegona en los líquidos que se consumen en los cigarrillos electrónicos con mentol.

Esta sustancia es uno de los componentes de los extractos de aceite de menta, hierbabuena y poleo. El problema con su consumo radica en que ha sido reportado como un potente carcinógeno, de acuerdo con los ensayos que se han hecho en roedores.

Tal es su impacto que, en 2018, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas originales) prohibió su uso como aditivo alimentario. Debido a las múltiples alertas que se han emitido sobre su peligrosidad para la salud, las tabacaleras estadounidenses han empezado a minimizar los niveles de pulegona que usan.

Por último, es importante señalar que hay investigaciones que se están realizando en busca de establecer los riesgos asociados a la inhalación de esta sustancia y las demás presentes en los cigarrillos electrónicos. Hasta el momento, se sugiere que el riesgo es mayor respecto al consumo tradicional.

Cigarrillo como causa de cáncer

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, el hábito de fumar causa la muerte de 8 millones de personas por año, de las que más del 40 % están asociadas a enfermedades como el cáncer de pulmón, el EPOC y la tuberculosis.

Por su parte, el Instituto Nacional del Cáncer señala que el tabaco es la principal causa de cáncer y muerte por esta enfermedad en el mundo. Los responsables de esto son los compuestos químicos que tiene y que pueden causar daños en el ADN.

Los tipos de cáncer más comunes que se desarrollan por esta causa son el de pulmón, de laringe, de boca, de esófago, de garganta, de vejiga, de hígado, de riñón, de colon y de cuello uterino. Es importante destacar que el tabaco afecta también a quienes lo consumen de forma indirecta.

En el humo de este producto se han identificado más de 4000 productos químicos de origen desconocido. De ellos se han catalogado como nocivos unos 250, entre los que hay 50 cancerígenos.

Humo del tabaco.
El humo del tabaco encierra una gran cantidad de sustancias nocivas que provocan cáncer y patologías crónicas graves, como el EPOC.

¡Dejar de fumar sí es posible!

Sea porque consumas cigarrillos con mentol o tradicionales, es posible que al momento de querer dejar de hacerlo desarrolles síndrome de abstinencia. Como lo mencionamos, la nicotina es una de las principales sustancias que causan dependencia.

Abandonar este hábito evitará que termines desarrollando enfermedades graves, como el cáncer. Además, también prevendrás que tus familiares o amigos cercanos se vean afectados por los efectos colaterales del humo en el ambiente.

Para facilitar el proceso de abandono puede ser necesario buscar ayuda profesional y tener apoyo de un médico. De ser tu caso, no tengas miedo o vergüenza. Tu vida lo vale.

Te podría interesar...
Cigarrillos electrónicos: preocupaciones por su seguridad
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cigarrillos electrónicos: preocupaciones por su seguridad

Los cigarrillos electrónicos surgen como un modo de reducir el riesgo del uso del tabaco. Hay sin embargo preocupaciones por su seguridad.