Cilostazol: ¿para qué sirve?

Hoy en día, por fortuna ya existen tratamientos como el cilostazol que mejoran la calidad de vida de los pacientes con claudicación intermitente.
Cilostazol: ¿para qué sirve?
María Vijande

Escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande el 28 marzo, 2021.

Última actualización: 28 marzo, 2021

El cilostazol es un fármaco utilizado por sus propiedades antiagregantes plaquetarias y vasodilatadoras. Por ello, está indicado en el tratamiento de la claudicación intermitente. Por lo tanto, es un vasodilatador que relaja las paredes de los vasos sanguíneos para así facilitar su dilatación.

A su vez, mejora la circulación porque no permite que las plaquetas, que son unas células de la sangre, se aglomeren formando un coágulo que haga como tapón de la circulación sanguínea.

Está comercializado en forma de comprimidos de 100 miligramos y la dosis recomendada es un comprimido cada 12 horas. Sin embargo, está contraindicado en personas que tienen fallo cardíaco congestivo.

¿Qué es la claudicación intermitente?

El cilostazol sirve para la claudicación intermitente.
La claudicación intermitente puede estar asociada a otras enfermedades vasculares.

La claudicación intermitente es uno de los síntomas de la enfermedad arterial periférica, que está causada por la obstrucción de las arterias que irrigan las piernas. Se manifiesta en forma de dolor en las extremidades inferiores porque el flujo sanguíneo es muy bajo. Suele aparecer, sobre todo, durante la realización de ejercicio físico.

Es importante saber que el término intermitente hace referencia a que el dolor se manifiesta en las extremidades inferiores. Sin embargo, también existe el término claudicación que afecta a los brazos. Por lo tanto, la principal característica de esta condición es el dolor que se produce al recorrer una distancia determinada.

Al principio, puedes notar solo el dolor cuando estás haciendo deporte. Pero cuando esta patología empeora, puedes empezar a sentirlo incluso en reposo. A pesar de que a veces se considera que la claudicación intermitente es una patología, como se ha dicho anteriormente, es más bien un síntoma de la enfermedad arterial periférica.

Hoy en día, por fortuna ya existe tratamiento -como el cilostazol- que permite al paciente mejorar su calidad de vida y le permite llevar una vida activa sin padecer dolor.

Síntomas

Algunos de los síntomas de la claudicación intermitente descritos con más frecuencia son los siguientes:

  • Dolor intermitente: aparece y desaparece a medida que el paciente hace actividades de la vida cotidiana.
  • Dolor durante el ejercicio físico: suele aparecer más en los pies, muslos, caderas y glúteos. No obstante, no debes olvidar que también pueden verse afectados los brazos, aunque esta situación es menos común.
  • Problemas en la piel: es posible que aparezcan manchas o úlceras en la piel. Los dedos tanto de las manos como de los pies se pueden volver de un color azulado.
  • Dolor al descansar: este síntoma es característico de la enfermedad avanzada. No suele aparecer al principio.

Mecanismo de acción: ¿cómo ejerce el cilostazol el efecto en el organismo?

El cilostazol debe sus efectos a la capacidad que tiene para inhibir una enzima conocida bajo el nombre de fosfodiesterasa 3.

La fosofodiesterasa 3 interviene de forma significativa en la regulación del músculo cardíaco, músculo liso vascular y agregación plaquetaria. Por ello, al quedar inhibida por la acción del cilostazol, los síntomas relacionados con estos procesos mejoran considerablemente.

Por otro lado, mencionar que este medicamento también tiene otro mecanismo de acción bastante diferenciado al antes descrito. Sin embargo, hasta el momento solo se utilizada por su acción vasodilatadora.

Se han desarrollado diferentes ensayos clínicos que han demostrado que los pacientes que han sido tratados con cilostazol y que padecían los síntomas de la claudicación intermitente son capaces de recorren mayores distancias sin presentar dolor.

Reacciones adversas del cilostazol

El cilostazol provoca palpitaciones.
Las palpitaciones forman parte de los efectos afversos de este fármaco.

Entre los efectos secundarios leves más frecuentes podemos mencionar los siguientes:

A parte de estos, hay otras reacciones adversas que pueden desarrollarse con el tratamiento con cilostazol. Si sufres alguno de ellos debes comunicárselo a tu médico:

  • Orina con sangre.
  • Falta de aire a la hora de respirar.
  • Sensación de desvanecimiento.
  • Fiebre, escalofríos y demás síntomas de la gripe.

Además, el cilostazol es un fármaco contraindicado en aquellos pacientes que sufren insuficiencia cardiaca congestiva. No obstante, estas reacciones adversas no son todas la que puede desencadenar un tratamiento con este medicamento.

¿Cómo evitar reacciones adversas?

En resumen, el cilostazol es un fármaco que inhibe la fosfodiesterasa 3, una enzima que interviene en diferentes procesos del sistema circulatorio. Debido a ello, el cilostazol presenta efectos vasodilatores y antiagregantes plaquetarios útiles para el tratamiento de la claudicación intermitente.

Este es un fármaco que, al igual que los demás medicamentos comercializados, presenta una serie de efectos adversos. Por ello mismo, hay que tomarlo siempre siguiendo las indicaciones del médico en el marco de un estilo de vida saludable.

Si te lo han recetado, consulta con el médico cualquier duda que tengas sobre el uso de este fármaco y sigue siempre las indicaciones que te ofrezca. Así evitarás reacciones adversas.

Te podría interesar...
Minerales en alimentos para la salud cardiovascular
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Minerales en alimentos para la salud cardiovascular

La implementación de una dieta saludable contribuye al consumo de minerales en alimentos que presentan funciones cardioprotectoras. Descubre más.



  • Lee, S. W., Park, D. W., & Park, S. J. (2014). Cilostazol. In Antiplatelet Therapy in Cardiovascular Disease. https://doi.org/10.1002/9781118493984.ch14
  • Bedenis, R., Stewart, M., Cleanthis, M., Robless, P., Mikhailidis, D. P., & Stansby, G. (2014). Cilostazol for intermittent claudication. Cochrane Database of Systematic Reviews. https://doi.org/10.1002/14651858.CD003748.pub4
  • Liu, Y., Shakur, Y., Yoshitake, M., & Kambayashi, J. I. (2001). Cilostazol (Pletal®): A dual inhibitor of cyclic nucleotide phosphodiesterase type 3 and adenosine uptake. Cardiovascular Drug Reviews.