Cinco beneficios de ser empático

Maria Jimena Freytes·
23 Octubre, 2020
Conectar con el otro desde Lo emocional y poniéndose en su lugar auguran una buena comunicación y un mejor entendimiento entre ambos. Descubre los beneficios de ser empáticos en este artículo.

Puede que hayas oído hablar de la empatía y lo primero que se te viene a la mente es ponerse en el lugar del otro. Si bien estás en lo cierto, hay mucho más por descubrir detrás de esta conducta. Te contamos de qué se trata esta cualidad de las personas, cuáles son los beneficios de ser empático y cómo puedes desarrollar una actitud enfocada en ayudar al prójimo.

¿Qué es la empatía?

La empatía es la capacidad que tenemos los seres humanos de comprender los diversos estados mentales del otro. Además de reconocer sus emociones y sentimientos, a través de la empatía se busca responder de manera apropiada.

En este sentido, si vemos en el otro dolor, sufrimiento y tristeza, buscaremos ayudarlo para revertir su estado de angustia. Sin embargo, es importante destacar que comprender la situación por la que atraviesa la otra persona no quiere decir que uno esté de acuerdo con ella. Es decir, el hecho de que la entiendas no implica que aceptes sus argumentos ni que compartas su punto de vista sin tener una actitud crítica.

Existen tres tipos de empatías: afectiva, cognitiva y la preocupación empática y simpática:

  • Con respecto a la empatía afectiva, está relacionada con los sentimientos que nos despiertan las circunstancias por las que está atravesando una persona. En este proceso se involucran las neuronas espejo, es decir, las que nos dan la habilidad de sentir lo mismo que siente el otro. El cerebro tiende a imitar las emociones ajenas. De esta manera, si el otro te sonríe, experimentas una emoción positiva gracias al trabajo de estas neuronas.
  • La empatía cognitiva, en cambio, busca comprender al otro, pero desde el plano intelectual, sin involucrar los sentimientos. Esta empatía resulta más útil a la hora de desarrollar un plan de acción para ayudar al otro.
  • Finalmente, la preocupación empática y simpática es ese instinto natural de ayudar al prójimo que tenemos los seres humanos, incluso si no nos han pedido colaboración. Se trata de sentir que los demás nos necesitan y obramos en consecuencia.
Jóvenes siendo empáticos.
La empatía nos pone en contacto con el otro, sin que haya que estar de acuerdo en todo lo que el otro piensa.

Lee también: Los antidepresivos pueden reducir la empatía

5 beneficios de ser empático

Son muchos los beneficios de ser empático, pues la empatía resulta un factor clave en la comunicación y las relaciones interpersonales. A continuación te detallamos 5 ventajas por las que vale la actitud.

1. Comprender a los demás

Cuando comprendemos lo que le sucede al otro desde la empatía establecemos una conexión más rápida y efectiva con quien nos está necesitando. Estamos hablando de ponernos en los zapatos de la persona a la que queremos ayudar, pero sin juzgarla, sino respetándola.

Se trata de una comprensión íntegra y multidimensional, como mencionamos antes al referirnos a los tipos de empatía. Este es uno de los beneficios de ser empático que nos pone en acción de ayuda y solidaridad.

2. Fortalecer las relaciones

Si las relaciones que establecemos con quienes nos rodean están fundadas en la empatía, los vínculos sociales, afectivos y laborales se fortalecen. Esto se debe a que el otro percibe nuestra actitud solidaria y altruista para con él y nos abrirá su corazón para ayudarlo. Se genera así una confianza mutua e implícita con el prójimo que enriquece las relaciones interpersonales.

3. Conocer otros mundos, otros puntos de vista

Salir de la zona de confort y de la perspectiva individual nos puede enriquecer como personas. Nos tenemos que plantear que existen otros puntos de vista, diferentes opiniones y argumentos que pueden enaltecernos.

4. Mejorar la resolución de conflictos

La empatía trae aparejada la idea innata de serenidad y de un no confortamiento. Al estar abiertos a una comunicación asertiva en la que se comprenden y aceptan otras perspectivas, la resolución de conflictos viene por decantación. La empatía busca conciliar, conectar y resolver de forma pacífica.

5. Ser menos negativos y no emitir juicios hacia los demás

Mirar desde otro lugar y aceptar las diferencias supone una actitud positiva frente al conflicto. Asimismo, implica un respeto por las opiniones ajenas, las que deberíamos escuchar sin emitir juicios previos; las compartamos o no.

El silencio mental permitirá que toda nuestra atención se enfoque en percibir lo que se nos quiere comunicar.

Mirar desde la perspectiva del otro.
Hay otros puntos de vista en el mundo y debemos ser conscientes de su existencia para llegar al beneficio de ser empáticos que se basa en la diversidad.

Lee también: La conexión emocional en la pareja: el secreto del amor duradero

¿Cómo ser empático?

Ya hemos visto de qué se trata la empatía y los beneficios de ser empático. Ahora queremos compartir contigo algunos tips o consejos para mejorar así la comunicación que tenemos con el prójimo.

Practica la escucha activa 

La escucha activa supone una habilidad comunicativa muy importante que podemos desarrollar con un poco de práctica. Consiste en hacerle entender a nuestro interlocutor que lo estamos entendiendo y que nos interesa lo que nos comunica.

Podemos practicarla mediante preguntas sobre el tema del que estamos hablando, comentarios que manifiesten nuestro acuerdo o desacuerdo, entre otros. Por ejemplo, frases como te entiendo, comprendo cómo te sietes, imagino por lo que estás pasando.

Mantén la calma y ten paciencia

Para ser empáticos, lo primero que tenemos que hacer es relajarnos, porque si estamos nerviosos o tensos nos será muy difícil escuchar al otro. El silencio mental nos permitirá focalizar la atención en percibir lo que se nos quiere comunicar.

Pon atención a las emociones

Recuerda que una de las claves de la empatía es tener en cuenta los sentimientos del otro. Entender cómo se siente la persona que queremos ayudar es indispensable para que nuestras ganas de colaborar se concreten.

Haz preguntas 

Las preguntas le darán la pauta a la otra persona de que estamos atentos e interesados en lo que comparte con nosotros. Cuéntame qué pasó luego, cómo siguió todo, cómo resultó tu nuevo proyecto y demás interrogantes que manifiesten nuestro interés.

Ponte en el otro lado

Esta es, quizás, una de las técnicas más difíciles de implementar. ¿Por qué? Porque consiste en mirar por los ojos del otro y sentir por el corazón ajeno. Primero debes dejar de lado tus opiniones y tus preconceptos, luego hacer lugar en tu mente para entender lo que le está pasando a quien tienes al frente.

Los beneficios de ser empático para afrontar el mundo

La empatía se ha convertido en una habilidad fundamental en estos tiempos tan difíciles que nos tocan vivir. Los beneficios de ser empático son muchos y vale la pena intentar una comunicación sincera, fluida y activa con las personas que nos rodean.

Acercarnos a los demás desde un lugar distinto al de superioridad o desprecio es una actitud que puede cambiar el mundo. Requerimos una mayor presencia de este vínculo con el prójimo para que las sociedades evolucionen hacia formas de colaboración que trasciendan el odio y las luchas de poder. ¡Anímate a ser más empático!

  • Carol M Davis, What Is Empathy, and Can Empathy Be Taught?, Physical Therapy, Volume 70, Issue 11, 1 November 1990, Pages 707–711,
  • Richaud, M. C. (2017). Algunos aportes sobre la importancia de la empatía y la prosocialidad en el desarrollo humano. Revista Mexicana de Investigación en Psicología6(2), 171-176.
  • Filippetti, V. A., López, M. B., & Richaud, M. C. (2012). Aproximación neuropsicológica al constructo de empatía: aspectos cognitivos y neuroanatómicos. Cuadernos de Neuropsicología/Panamerican Journal of Neuropsychology6(1), 63-83.
  • Naranjo, M. G. M. (2018). Escucha activa y empática. Editorial Elearning, SL.
  • Low, K. C. P. (2012). Being Empathetic, the Way of Confucius. Educational Research (ISSN: 2141-5161) Vol3(11), 818-826.
  • Rogers, C. R., & Farson, R. E. (1957). Active listening(p. 84). Chicago, IL: Industrial Relations Center of the University of Chicago.
  • Fernández-Pinto, Irene, Belén López-Pérez, and María Márquez. "Empatía: Medidas, teorías y aplicaciones en revisión." Anales de Psicología/Annals of Psychology 24.2 (2008): 284-298.
  • Garaigordobil, Maite, and Carmen Maganto. "Empatía y resolución de conflictos durante la infancia y la adolescencia: Empathy and conflict resolution during infancy and adolescence." Revista latinoamericana de psicología 43.2 (2011): 255-266.