Cocinas lineales: características y consejos

Las cocinas lineales han logrado popularidad gracias a la estética minimalista. Si te interesa este estilo, te invitamos a que descubras los consejos que traemos para ti.

Inspiradas por el estilo de decoración minimalista, las cocinas lineales son el ejemplo perfecto de cómo lograr funcionalidad en un espacio pequeño. El objetivo con ellas es organizar los principales elementos en una sola pared, de manera que todo el conjunto se agrupe en una línea recta.

Aunque la idea anterior pueda parecer un poco aburrida, en realidad este tipo de cocinas ofrece una gran variedad de estilos. Esto sin mencionar sus ventajas, como lo son un bajo precio de instalación, un mayor aprovechamiento del espacio, la comodidad garantizada y un acceso rápido a los instrumentos y utensilios.

¿Cómo aprovechar al máximo el espacio en mi cocina?

Una duda frecuente al momento de remodelar el hogar es bajo qué estilo se puede decorar la cocina. Como es bien sabido, se trata del lugar en el que hay más acción, sobre todo para aquellos que son fanáticos de la gastronomía.

La respuesta a todo esto puede estar en las cocinas lineales. Contrario a otros estilos, las de este tipo demandan solo un par de metros de la habitación. Puedes instalar una en solo 3,6 metros, que es el estándar para agrupar los principales elementos: refrigerador, fregadero, placa, horno y lavavajillas.

Por este motivo, son la opción perfecta para apartamentos de escasos metros cuadrados o cuando se desea optar por un espacio abierto. Sea cual sea el motivo, las cocinas lineales no comprometen en ningún momento la comodidad. Al contrario, son la solución perfecta para lograr funcionalidad y un rápido acceso.

Te puede interesar: Decoración: trucos y consejos

Consejos e ideas para cocinas lineales

No tienes que contratar a un diseñador de interiores para crear tu propia cocina lineal. Por fortuna, esta variante apuesta por un estilo simplista y discreto, de manera que solo debes tener en cuenta algunos aspectos básicos. Los más importantes son los siguientes.

Mantén tonos neutros

Ya hemos enfatizado que las cocinas lineales agrupan en poco espacio todos los elementos. Por esta razón, es de gran importancia que mantengas colores neutros al momento de decorar, ya que así evitas sobrecargar un área que, de por sí, está un poco cargada.

Los colores más utilizadas en este tipo de cocinas son el blanco y el gris. A partir de estos surgen infinitas posibilidades, gracias a sus variantes tonales. El negro, combinado con sutileza, también es una opción interesante cuando el espacio es abierto.

Si quieres variar la decoración puedes apostar por accesorios con otras tonalidades, siempre y cuando se mantengan en un espectro cromático neutro. Utensilios de cocina en color marrón o crema, por ejemplo, son una buena opción para romper la monotonía del diseño principal.

Colores neutros al decorar la cocina.
Los colores neutros que no son demasiado fuertes ni llamativos combinan bien con las cocinas lineales.

Instala gabinetes y muebles altos

Este truco es útil si solo dispones de un espacio pequeño, ya que la sensación de altura logrará contrarrestarlo. El centro óptico estará en todo momento en la altura, de modo que se evita que las limitaciones de metros cuadrados sean el centro de atención.

Lo anterior se puede lograr optando por líneas de trabajo horizontal. Recuerda que, al haber poco espacio, debes preferir muebles y gabinetes que incluyan varias opciones de almacenamiento.

Opta por un diseño futurista

Las modas cambian todo el tiempo. A pesar de ello, existe una que se han mantenido como tendencia y no es más que el acabado futurista. En la cocina se alcanza a través de un estilo muy particular: los detalles metalizados.

Los acabos metalizados son la última tendencia en todo tipo de cocinas. Se trata de un estilo que emula un diseño futurista y que permite combinaciones variadas con menajes, utensilios y otros elementos. Evita, eso sí, que todas las estructuras sean de metal.

Lee también: Maneras sostenibles de decorar tu hogar

Presta atención a la iluminación

Instalar gabinetes altos no es el único truco para superar las limitaciones de espacio en las cocinas lineales. Otro que puedes usar es la iluminación, tanto natural como artificial.

La primera es de gran valor al momento de cocinar durante el día; la segunda al caer el sol. En este último caso, presta atención a los siguientes criterios:

  • Instala paneles de luz en las áreas horizontales (así transmites la sensación de amplitud).
  • Juega con los espectros de tonalidad. Las luces LED son las mejores para ello.
  • Considera instalar focos en el zócalo o cerca del suelo. Es útil para crear una apariencia flotante.
  • Incluye luces pequeñas y suaves en áreas recargadas; con ello evitas que sean el centro de atención.

Ten en cuenta que, aparte de ayudar con el diseño, el juego de luces que elijas debe ser funcional para cocinar. Esto es muy importante, ya que es común que en algunas remodelaciones se utilice un sistema de iluminación que es poco útil al momento de la gastronomía.

Sigue una línea ininterrumpida

Las cocinas lineales no llevan su nombre solo porque utilizan una sola sección de la cocina. Se caracterizan también por seguir líneas ininterrumpidas, de modo que cada elemento se combina con el anterior. Con esto se alcanza una armonía de perfil.

¿Cómo lo puedes lograr? Muy fácil: organiza los elementos de cocina de manera que trates de seguir una línea recta desde el inicio hasta el final. Por supuesto, puedes tomarte un par de licencias, aunque procura que una línea avance durante al menos un metro.

Ten en cuenta para ello las líneas de los gabinetes, de la nevera, el microondas o el fregadero. Todo debe formar parte de un conjunto; así evitas que cada elemento parezca estar instalado de forma aleatoria.

Utiliza gavetas sin manijas

Si quieres llevar al máximo el estilo minimalista y obtener una estética fluida, entonces considera instalar gavetas sin manijas. Con ello evitas que se pierda la sensación lineal y logras mayor discreción al momento de visualizar la cocina de frente.

En lo posible, trata de utilizar empuñaduras simples; aquellas que te permitan acceder al interior del cajón con rapidez, pero que al mismo tiempo oculten su sistema. No necesitas gastar una fortuna.

Cambia el estilo con ayuda de una isla

Instalar una isla junto a tu cocina lineal es hacer un poco de trampa. Después de todo, el sentido de estas es que todo el proceso gastronómico se haga solo en una pared.

Sin embargo, si tienes mucho espacio de sobra puede ser una opción interesante. Lo anterior se acentúa si el lugar funciona bajo un concepto abierto.

Las islas son de gran ayuda para optar por unos centímetros extras al momento de cocinar. Determinadas recetas o un gran número de comensales pueden demandar mayor espacio. Trata, en este sentido, que mantenga el concepto lineal para que combine de forma perfecta.

Ten presente la distribución de los elementos

Al momento de organizar los accesorios de cocina no debes primar la estética por sobre la funcionalidad. Deben responder a un estilo minimalista y lineal, es cierto, pero también deben ser funcionales al momento de permitirte cocinar de manera fluida.

Por otro lado, ten cuidado con las combinaciones. Por ejemplo, nunca sitúes la placa de cocción cerca del refrigerador. El contraste de frío y caliente no es bueno para las dos partes.

Detalles metalizados en cocinas lineales.
Las cocinas lineales con detalles metalizados apuntan a un estilo futurista que nunca pasa de moda.

Las cocinas lineales resuelven problemas funcionales

Los anteriores consejos son claves al momento de crear una cocina lineal. Como complemento de ellos, ten presente también lo siguiente:

  • Mantén una distancia mínima de 50 centímetros entre cada accesorio de cocina.
  • Si vas a instalar una campana de cocina, trata de que esta sea pequeña o esté oculta.
  • Realiza la distribución de las cosas en función de cómo sueles cocinar.
  • No escatimes en gastos si crees que determinada modificación hará la diferencia.
  • Trata que el estilo de la cocina (colores, formas y diseño) esté a la par de otros lugares de la casa.
  • Considera tener a la mano una mesa plegable o un taburete que te sirva de apoyo.

Un consejo puntual sobre cómo aprovechar al máximo el espacio que dispones o qué tipo de textura de encimera elegir puede hacer una gran diferencia. En este sentido, no temas en recurrir a un experto en cocinas lineales para que te eche la mano sobre cómo remodelar, aprovechando lo que ya tienes.

  • Felip Guiñón, S. Diseño de interiores. Rediseño y reforma de una cocina. 2018
  • Montes, E., Lloret, I., & López, M. Diseño y gestión de cocinas. Manual de higiene alimentaria aplicada al sector de la restauración. 2009.
  • Ventura, A. T., & González, S. C. Ideas prácticas en decoración. Lexus Editores, Lima (Perú). 2006.