¿Cómo debes mejorar la dieta si eres diabético?

Antonella Grandinetti·
13 Octubre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo al
04 Mayo, 2019
¿Eres diabético y deseas modificar la dieta para evitar problemas de salud? Descubre aquí los mejores consejos para controlar y manejar adecuadamente dicha patología. Ponlos en práctica cuanto antes.

Para mantener los niveles de glucosa bajo control es imprescindible que verifiques los hábitos alimentarios y los modifiques de ser necesario. En este artículo, te contaremos cómo puedes mejorar la dieta si eres diabético. ¡No te lo pierdas!

Recuerda que la dieta resulta una herramienta que permite mejorar el manejo de la diabetes. Si no es adecuada se pueden sufrir complicaciones que determinen la progresión y la gravedad de la enfermedad. Por este motivo te aconsejamos prestar especial atención a los alimentos que configuran tu pauta nutricional.

Cómo mejorar la dieta si eres diabético

Escoge siempre alimentos de alto valor nutricional y calidad, y no comas en abundancia. Recuerda que para mantener la glucosa bajo control es preferible ingerir pequeñas porciones. ¿Otra recomendación? Intenta organizar las comidas, es decir mantener unos horarios de ingesta de alimentos para así evitar los picos de azúcar en sangre.

Frutas en un bol con forma de corazón: mejorar la dieta si eres diabético
Una dieta adecuada para la diabetes puede ayudarte a a evitar posibles complicaciones de la enfermedad.

En general, las modificaciones de la alimentación de personas con diabetes se enfoca en la necesidad de ingerir alimentos saludables que cubran las necesidades nutricionales, a la vez que se mantiene un peso adecuado y un nivel controlado de triglicéridos y colesterol. Veamos a continuación algunas ideas.

Descubre: Cómo afecta la diabetes al aparato digestivo

Consejos de dieta para diabéticos

Modificar los hábitos de alimentación y adaptarlos a tu condición es fundamental para garantizar una buena calidad de vida. Comer bien, sin excesos de calorías ni de cantidades, permitirá optimizar la producción y la utilización de insulina, justamente la principal problemática que causa la diabetes.

Por supuesto, antes de modificar tu dieta, acércate a tu médico y consulta con él qué alimentos deberías incorporar o retirar del menú habitual. Nadie mejor que él podrá aconsejarte.

1. Modera el consumo de alimentos que se transformen en azúcares

Alimentos saludables, una pesa y una cinta métrica
Evita consumir zumos y alimentos que se transformen rápidamente en azúcares.

¿Sabías que los dulces no son los únicos alimentos que pueden disparar la glucosa? Los carbohidratos simples disparan los valores de glucosa, ya que se convierten en dicha sustancia al ser absorbidos por el organismo. De echo, existe evidencia científica conforme la disminución del consumo de azúcares mejora el control de la diabetes.

Esto no significa que debas evitar los carbohidratos sino que debes saber escoger los carbohidratos de tipo complejo, que se liberan progresivamente y permiten un mejor control de la glucosa en sangre.

2. Ingiere proteínas

Por lo general, los alimentos ricos en proteínas no suelen aumentar los niveles de glucosa en sangre. Por este motivo, se suele recomendar su ingesta diaria, siempre siguiendo las porciones adecuadas para la edad, talla y peso.

Un estudio de 2014 llegó a la conclusión de que un desayuno rico en proteínas podría brindar beneficios metabólicos a personas con diabetes tipo 2. Consulta con tu médico al respecto.

3. Escoge carbohidratos de absorción lenta

Los carbohidratos complejos se absorben lentamente, es decir que la elevación de los niveles de glucosa se produce de manera más paulatina, evitándose así los picos tan peligrosos para los diabéticos. Come patatas, pasta y arroz integrales, pan integral y legumbres.

4. Cuida la ingesta de grasas

Aceite de oliva
Escoge grasas saludables de tipo insaturada frente a las peligrosas grasas saturadas.

La realidad es que no existe información concluyente respecto al consumo de grasas recomendado en caso de diabetes. Existen varios estudios con conclusiones diferentes. Si bien no hay un criterio único, podríamos decir que:

  • Deberías escoger alimentos con grasas “buenas” sobre aquellos con grasas saturadas. Por ejemplo, un aguacate sobre un chorizo o aceite de oliva en lugar de mantequilla.

Es preciso evitar la ingesta de grasas trans, de acuerdo con una publicación realizada en la revista Diabetes & Metabolic Syndrome. El consumo de dichos lípidos se asocia con un peor control de las glucemias.

5. Evita los zumos

Prefiere siempre comer una pieza de fruta a beber un zumo. Si bien una naranja y un zumo de naranja hecho con una pieza de fruta tiene la misma cantidad de azúcar, el azúcar del zumo se absorbe de manera más rápida, pudiendo generar una subida demasiado abrupta de la glucosa.

No te pierdas: Cómo hacer una infusión de hojas de mango para tratar la diabetes

6. Come frutos secos

Nueces
El consumo de nueces podría ayudar a mantener los niveles de glucosa controlados.

Un estudio publicado en febrero de 2019 en Circulation Research analizó a más de 16.000 personas que padecen diabetes tipo 2. La conclusión de dicha investigación fue que el consumo habitual de almendras, pistachos y nueces ayudaría a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares en adultos con diabetes de tipo 2.

Se estima que aquellas personas que comen al menos cinco porciones de nueces por semana tienen un 17 % menos de posibilidades de desarrollar una enfermedad cardiovascular que quienes ingieren sólo un par de raciones semanales.

7. Consume canela

Los datos al respecto son contradictorios. Mientras algunos estudios sostienen que consumir canela de manera habitual podría ayudar a disminuir la glucosa en sangre en aquellas personas con diabetes tipo 2, otros señalan que no ha habido variaciones en las personas estudiadas. Antes de modificar tu dieta para incluir la canela, consulta con tu médico.

Optimiza la dieta para manejar la diabetes

Mejorar la dieta si eres diabético es el primer paso para controlar la enfermedad. Por supuesto, no debes realizar ninguna clase de cambio radical de hábitos sin consultar con un especialista. Como siempre te decimos: nadie mejor que tu médico podrá aconsejarte sobre la base de tus necesidades nutricionales y tu condición física.

  • Krejci H., Vyjidak J., Kohutiar M., Low carbohydrate diet in diabetes mellitus treatment. Vnitr Lek, 2018. 64 (7-8): 742-752.
  • Rabinovitz HR., Boaz M., Ganz T., Jakubowicz D., et al., Big breakfast rich in protein and fat improves glycemic control in type 2 diabetics. Obesity, 2014. 22 (5): 46-54.
  • Islam A., Amin MA:, Siddiqui SA., Hossain P., et al., Trans fatty acids and lipid profile: a serious risk factor to cardiovascular disease, cancer and diabetes. Diabetes Metab Syndr, 2019. 13 (2): 1643-1647.
  • Liu G., Guasch Ferré M., Hu Y., Li Y., et al., Nut consumption in relation to cardiovascular disease incidence and mortality among patients with diabetes mellitus. Circulation Research, 2019.