¿Cómo elegir un buen roomie?

Mudarse a un apartamento para vivir solo es un gran paso en la vida de todos. Y es por eso que queremos compartir contigo algunos consejos si tienes pensado elegir un roomie.
¿Cómo elegir un buen roomie?

Última actualización: 11 abril, 2022

Si estás pensando en independizarte y buscas un apartamento, quizás sea una buena idea elegir un compañero o compañera para abaratar los números. Y para saber cómo elegir un buen roomie es fundamental que tengas en cuenta algunas cuestiones que estaremos repasando a lo largo del artículo.

Hay que tener en cuenta que compartirás tu hogar y el día a día con otro, por lo que no es una tarea sencilla. Deberás dedicarle el tiempo necesario hasta que encuentres a la persona indicada.

Te invitamos a repasar nuestros consejos.

Tómate el tiempo necesario

Retomando la idea que planteamos al comienzo, es necesario que te tomes con calma el proceso de selección y no lo hagas con prisa, pues si no aumentarás las posibilidades de elegir a la persona incorrecta.

Una vez que sepas que tendrás un cuarto disponible para alquilar, puedes publicar la búsqueda en tus redes sociales, en tus grupos de amigos y entre familiares. Las propuestas no tardarán en llegar y tendrás que disponer de momentos para realizar las entrevistas.

Asegúrate de su solvencia económica

Este es uno de los puntos más relevantes, porque justamente la idea de tener un roomie es que los gastos se compartan. Procura obtener referencias laborales para determinar si su trabajo es estable y qué antigüedad lleva en el mismo.

Igualmente, en caso de que sea estudiante, tienes que verificar la situación económica de la familia que será la encargada de correr con los gastos de tu compañero.

Dinero para pagar las cuentas de un roomie.
Compartir una vivienda implica dividir gastos, así que la solvencia económica es muy importante.


Pregunta sobre el estilo de vida para elegir un buen roomie

Si bien cada persona es un mundo, hay mundos que se parecen y otros que son lo opuesto. Si prefieres una vida tranquila, un compañero que disfrute de fiestas y reuniones en el apartamento de ambos no sería un buen candidato.

Y lo mismo ocurre si la situación se diera a la inversa. Después de todo, los gastos se comparten y ambas partes tienen los mismos derechos y obligaciones.  

En cuanto a la alimentación, las aficiones y demás cuestiones que consideres relevantes, sería interesante averiguar los gustos y costumbres para no llevarse sorpresas luego.

Si piensas que has encontrado a la persona adecuada, llevar a cabo una investigación en las redes no está de más. Puedes solicitarle amistad y seguirla en diferentes plataformas sociales para estar al tanto de sus publicaciones, sus contactos, sus intereses, sus fotos y todo lo que creas que ayude a darte una idea de su personalidad.

Establece pautas para una convivencia saludable

Una vez que ya hayas elegido tu roomie, el próximo paso es determinar un código de convivencia que ambos acepten y apliquen. ¿Qué temas se pueden incluir en el acuerdo?:

  • Días de limpieza: fija de antemano cómo repartirán las tareas de la casa para que ambos participen y colaboren con el aseo del lugar.
  • Reparto de bienes: deja por escrito qué llevó cada uno y qué cosas compraron en conjunto, para luego saber cómo se reparten los muebles y los electrodomésticos.
  • Compras: si van a compartir la comida, es importante saber quién se encargará de las compras, qué se cocinará y quién lo hará. Parecen cosas muy simples, pero en la práctica pueden traer conflicto si no se conversan antes.
  • Uso de espacios comunes: este es un punto muy sensible, ya que ambos se sentirán con el mismo derecho a disponer de ellos. Podrías poner días y horarios para cada uno y qué actividades no se pueden realizar.
  • Mascotas: si se aceptan mascotas, vale la pena acordar el cuidado de la misma, la limpieza extra, los ruidos, etc.

También mencionaremos en este punto la división de los gastos. ¿Harán un fondo común o se repartirán los gastos de forma equitativa?  ¿Tendrán el mismo porcentaje de aportes o los montos de dinero serán diferentes?

Esto es relevante porque si los porcentajes son distintos, también serán diferentes los derechos que cada uno tenga sobre el apartamento. Todo lo que implique una erogación de dinero tiene que quedar claro con antelación y debe estar firmado por ambas partes.



Mantén una buena relación

Desde el comienzo deben tener una relación amena, confiable y respetuosa. El trato debe ser amigable, por más que no se vuelvan mejores amigos.

Todo lo que tenga que ver con el apartamento se debe hacer de a dos e involucrase con seriedad y compromiso por el bien del hogar que comparten.

Roomies enfadadas por el dinero.
La falta de acuerdo en temas económicos puede arruinar una convivencia de inmediato.

Para elegir un buen roomie, considera la química y algo más

La independencia de vivir solos o solas es uno de los principales objetivos de los millenials, que tanto anhelan tener su propio espacio. Aunque en este caso, ese espacio es compartido. Buscar un roomie será uno de los primeros desafíos a los que te enfrentarás.

Creemos que cuando te sientes frente a un candidato sentirás en el acto una química que te hará pensar que es la persona correcta para vivir contigo. Debes sentirte a gusto desde el momento en que se encuentran por primera vez.

Sin embargo, no te dejes llevar solo por la primera impresión positiva e indaga un poco más sobre quién es, qué hace y a qué se dedica. Combina tus sentimientos y lo que te diga el corazón con datos concretos y referencias reales sobre tu futuro roomie.

Te podría interesar...
7 consejos para gestionar las finanzas con tu roomie
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 consejos para gestionar las finanzas con tu roomie

Conoce y aplica estos consejos para gestionar las finanzas con tu roomie y hacer que la convivencia sea estupenda para todos.



  • Delgado, L. O. F. (2009). Las finanzas personales. Revista Escuela de Administración de Negocios, (65), 123-144.
  • Sora Barreto, L. A. (2020). Cartilla financiera: cómo manejar sus finanzas personales.
  • Rodríguez, E. (2016). El Economista. Retrieved from Tener roomie, más que compartir una vivienda: https://www. eleconomista.-com. mx/fi nanzaspersonales/T ener-roomie-mas-que-compartir-una-vivienda-20160712-0125. html.
  • Cedillo, G. J. Á. (2018). Abordajes instrumentales para el estudio y análisis de la familia en Trabajo Social. Margen: revista de trabajo social y ciencias sociales, (90), 10.
  • Bernal Mejía, I. R. (2020). Conceptualización y prototipado de una aplicación móvil para jóvenes colombianos que buscan compartir vivienda con personas afines.
  • Lopez Garcia, G. (2017). Vivir la ciudad: el urbanita del Barrio de la Condesa (Master's thesis, Universidad Autónoma Metropolitana (México). Unidad Azcapotzalco. Coordinación de Servicios de Información.).