Cómo eliminar las callosidades en los pies

Los pies necesitan cuidados todo el año, no solo en verano. Recuerda hidratarlos con cremas específicas para cubrir todas sus necesidades.
Cómo eliminar las callosidades en los pies
Karla Henríquez

Escrito y verificado por la médica Karla Henríquez el 15 diciembre, 2020.

Última actualización: 15 diciembre, 2020

Las callosidades en los pies son algo muy común y generalmente se deben a la utilización de calzados inadecuados. Concretamente a causa de la fricción constante de estos contra las zonas como el talón, pero también en los dedos, varias zonas de la planta del pie y la región donde se producen los llamados juanetes.

En realidad, los callos se forman para proteger la piel de lesiones, por eso aparecen en aquellas zonas sometidas a mucha fricción. Si no los eliminas pueden generarte dolor e incluso sangrado con riesgo de infecciones. Por ende, cuidar la salud de los pies no solo obedece a fines estéticos.

Es más, en el caso de los diabéticos resulta de extrema necesidad un correcto cuidado de los pies. De no hacerlo, al sufrir una herida, pueden tener un mayor riesgo de padecer infecciones peligrosas y complicaciones que, aunque parezca mentira, comenzaron con un simple callo.

Recuerda que en la diabetes la falta de buena circulación en las extremidades dificulta los procesos curativos de heridas. Por eso, si eres diabético no dejes pasar por alto las callosidades en los pies. ¡La pedicura es más que necesaria!

Consejos para evitar o tratar callosidades en los pies

Baño casero para relajar pies y ablandar las callosidades.

Independientemente de si eres diabético o no, debes tener en cuenta lo siguiente tanto para prevenir o tratar callosidades en los pies. Se trata de medidas muy sencillas que puedes poner en práctica a diario sin demasiado esfuerzo. ¡Toma nota!

  • No utilices zapatos de tacón o los que sean incómodos por mucho tiempo, y menos para caminar largos trayectos con ellos.
  • Siempre ten a mano algún zapato cómodo de recambio en caso de caminatas imprevistas.
  • Hidrata tus pies a diario. No olvides esta zona tan sufrida en el día a día y dale los cuidados que requiere, cada 1 o 2 semanas sumerge tus pies en agua tibia, y puedes valerte de una piedra pómez para suavizar las callosidades.
  • No es recomendable utilizar aquellos elementos que cortan los callos, pues la región que se encuentra por debajo es muy delicada y te podrías producir heridas.
  • Si tus callos son muy prominentes y molestos la mejor opción es acudir a un podólogo, quién te ayudará a eliminarlos sin riesgos de mayores lesiones.
  • Las cremas que utilices para hidratar tus pies deben ser específicas para la zona. Las cremas corporales pueden no cubrir los requerimientos de la piel de los pies.
  • Evita usar medias con costuras gruesas que aumenten la fricción en zonas específicas, mejor utiliza aquellas que sean lisas y de preferencia de algodón. Las medias de algodón además evitarán que tus pies permanezcan húmedos y así prevenir la aparición de hongos.
  • No hagas como la mayoría que olvidan a sus pies en invierno y solo les dan importancia en verano cuando tengan que exponerlos.
  • Serían útiles también las almohadillas protectoras para evitar el roce del calzado con zonas específicas de tus pies.
  • Hay centros de estética que ofrecen servicios de pedicura y peeling para pies, si tu podólogo te autoriza, haz una cita.

Remedios caseros para combatir los callos

Las propiedades de algunos ingredientes naturales pueden ayudar a combatir los callos sin causar agresiones en la piel. Si bien es cierto que hay productos específicos con este fin, estas opciones pueden ayudar a salir del paso cuando no se puede salir de casa o bien, cuando el problema es muy leve.

Lo más importante es ser constantes con su aplicación, ya que no consiguen eliminar la callosidad en un solo uso. En general, su función es remover las células muertas y ablandar la dureza para que removerla no sea difícil. Veamos las opciones.

Cómo quitar el mal olor de los recipientes de plástico

Número 1: bicarbonato de sodio

  • Primero debes colocar tus pies en remojo durante al menos 10 minutos en agua tibia.
  • Retira tus pies del agua para colocar sobre tus callos el resultado de la mezcla de una cucharada de bicarbonato de sodio y agua.
  • Al colocar realiza un suave masaje para luego pasar una piedra pómez.

Número 2: manzanilla

  • Realiza una infusión de cuatro cucharadas de manzanilla en un litro de agua, remoja tus pies en dicha infusión.
  • La manzanilla ayudará a aliviar las molestias y a suavizar la piel endurecida.

Número 3: limón

  • Corta una rodaja de limón y colócala sobre la zona donde tienes el callo.
  • Sujeta la rodaja mediante alguna venda y deja actuar durante la noche.

Sigue estos consejos en caso de que tengas callosidades y, si lo consideras oportuno, prueba alguno de los remedios que te hemos compartido. Y recuerda, en caso de que el problema sea más complejo de abordar, lo mejor siempre será ir al podólogo y seguir sus indicaciones. 

Por otra parte, recuerda que en la prevención también está la clave, así que cuida la salud de tus pies a diario y comprueba lo bien que tendrás de ahora en adelante tus pies. ¡Y si tienes algunos callos, seguro que mejorarás!

Te podría interesar...
Reduce las asperezas de los pies con 7 remedios caseros
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Reduce las asperezas de los pies con 7 remedios caseros

El día a día va originando durezas y asperezas en nuestros pies. Para ayudarnos a suavizar estos efectos, lo recomendable es utilzar estos remedios...



  • Freeman, D. B. (2002). Corns and calluses resulting from mechanical hyperkeratosis. American Family Physician.
  • Singh, D., Bentley, G., & Trevino, S. G. (1996). Callosities, corns, and calluses. BMJ.
  • Al Aboud AM, Badri T. Corns. [Updated 2019 Mar 2]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2019 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK470374/