¿Cómo exfoliar tu piel y mantenerla radiante?

La exfoliación ayuda a remover las células muertas de la piel para darle un aspecto rejuvenecido. Descubre los métodos existentes y cómo aplicarlos de forma segura.
¿Cómo exfoliar tu piel y mantenerla radiante?

Última actualización: 07 febrero, 2022

Aprender a exfoliar tu piel es una forma sencilla de complementar tu rutina de belleza. Si bien hay muchos productos que facilitan esta tarea, es importante aplicarlos de forma adecuada para no sufrir agresiones. En general, se trata de remover las células muertas para que el cutis tenga un aspecto renovado.

No obstante, como lo expone un artículo divulgado en la Academia Estadounidense de Dermatología, es un proceso que no le cae bien a todos. Por lo tanto, si lo que deseas es lucir radiante, es importante atender a las siguientes recomendaciones.

¿En qué consiste la exfoliación de la piel?

A través de la exfoliación se pretende la eliminación de las células muertas que se acumulan en las capas externas de la piel. Por lo general, es un proceso beneficioso para aquellas personas con piel seca y opaca. Además, su aplicación estimula la circulación sanguínea y contribuye a lograr un aspecto radiante.

Ahora bien, dado que implica el uso de sustancias o técnicas con cualidades abrasivas, no es un tratamiento idóneo para todos los tipos de pieles. Suele desaconsejarse en caso de rosácea, eccema y otros trastornos cutáneos. Por eso, antes de aplicarlo, lo ideal es consultar con el dermatólogo.

Exfoliar la piel
La exfoliación puede ser mecánica o química. Ambas ayudan a remover las células muertas.


Principales métodos para exfoliar tu piel

En líneas generales, puedes exfoliar tu piel con dos métodos; el mecánico y el químico. La elección entre uno u otro método depende en gran medida del tipo de piel. Veamos sus principales características.

Exfoliación mecánica

La exfoliación mecánica es una de las más populares debido a su practicidad. A menudo, lo puede hacer cualquier persona desde la comodidad de su hogar. Para ello, puede aplicar las siguientes opciones:

  • Cepillo exfoliante. Puede frotarse en seco, o bien, con un limpiador facial o gel. Se frota sobre la cara y el cuerpo para remover las células muertas.
  • Esponja exfoliante. Están hechas en materiales más suaves que el cepillo. Puede enjabonarse con geles o jabón suave.
  • Guante exfoliante. Suele emplearse durante la ducha. Su textura permite eliminar las células muertas y la suciedad acumulada en la piel.
  • Productos exfoliantes. Suelen tener una textura granulada que, al aplicarse con un movimiento circular, remueve las impurezas.

Exfoliación química

De acuerdo con un artículo divulgado en National Center for Biotechnology Information, la exfoliación química tiene como principal objetivo el rejuvenecimiento de la piel. También se conoce como «peeling químico» o «quimioexfoliación».

En concreto, se trata de la aplicación de una sustancia química que remueve las células muertas y las capas superficiales para dar paso a un aspecto renovado. De hecho, puede contribuir al tratamiento de afecciones como el acné, el daño solar, las cicatrices y las manchas.

No obstante, debe aplicarse en entornos profesionales, de la mano de dermatólogos o profesionales en cosmética. Ahora mismo, hay una amplia variedad de exfoliantes químicos con diferentes propiedades. Los más utilizados son los siguientes:

  • Alfa-hidroxiácidos (AHA). Se utilizan para romper los enlaces que adhieren las células muertas a la piel. Abarca opciones como los ácidos glicólico, láctico, tartárico y cítrico. Un estudio en la revista Molecules expone que contribuye a reparar los daños cutáneos causados por el sol. Aún así, si se emplea en una concentración alta, puede tener efectos contrarios.
  • Beta-hidroxiácidos (BHA). En este grupo se encuentran el beta hidroxilo y el ácido salicílico. De acuerdo con una publicación en Clinical, Cosmetic and Investigational Dermatology, suelen formularse para pieles con tendencia al exceso de grasa. Por eso, son los más utilizados para combatir el acné.
Ácido salicílico en el peeling.
La exfoliación química debe aplicarse de la mano de profesionales en dermatología o cosmética.

Recomendaciones para exfoliar tu piel de forma segura

Una vez elijas el método de exfoliación más adecuado para tu tipo de piel, asegúrate de poner en práctica algunos cuidados para evitar posibles reacciones indeseadas.

  • Considera los productos que ya utilizas. Ten en cuenta que algunas sustancias pueden interactuar entre sí. Por eso, antes que nada, averigua la reactividad de sus componentes con respecto al método elegido.
  • Evita exfoliar en exceso. Según el método, la exfoliación puede repetirse de forma semanal o mensual. Consulta con el dermatólogo y evita hacerlo en exceso.
  • Aplica crema hidratante. Una vez culmines la exfoliación, dale humedad a la piel con una crema hidratante.
  • Utiliza protector solar. Algunas sustancias de los exfoliantes aumentan la fotosensibilidad. Por eso, hay que aplicar un buen protector solar tras culminar el tratamiento.


¿Qué hay que recordar?

Existen varios métodos para exfoliar tu piel y darle un aspecto renovado. En general, es importante buscar asesoría con el dermatólogo para elegir la forma más adecuada. Una vez hecho el tratamiento, hay que hidratar y proteger del sol para evitar inconvenientes.

Te podría interesar...
Cómo hacer un jabón natural de avena para exfoliar la piel
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo hacer un jabón natural de avena para exfoliar la piel

El uso regular de jabón natural de avena permite exfoliar la piel mientras le aportamos otros importantes beneficios. Descubre cómo prepararlo en c...