¿Cómo hacer receta de castañas al horno?

¿Te gustaría asar castañas en casa pero te preocupa no tener los utensilios adecuados? Es posible tostarlas al horno o al microondas. Cero complicaciones y todo el sabor de las castañas recién hechas.
¿Cómo hacer receta de castañas al horno?
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 20 julio, 2021.

Última actualización: 20 julio, 2021

Las castañas asadas al horno son un alimento reconfortante que a muchos les apetece cuando llega la Navidad. Pero se trata también de un fruto muy nutritivo que debería estar presente mucho más a menudo.

Las castañas son las nueces que produce el árbol del castaño (Castanea vulgaris) y han sido una fuente alimentaria importante para muchos pueblos. Se encuentran envueltas dentro de un globo espinoso y presentan una forma abombada muy característica.

Las más comunes son las americanas, europeas, chinas y coreanas, si bien todas tienen una composición muy parecida. Sus nutrientes las convierten en aliadas de la salud sobretodo para proteger el corazón, prevenir la aparición de algunas enfermedades o proteger el sistema digestivo.

Existen muchas formas de introducir este fruto seco en la alimentación y platos típicos como pucheros, cremas o compotas. Además, asar castañas al horno es muy fácil, se puede hacer en casa sin ningún problema y se pueden disfrutar sin necesidad de disponer de un puesto que las venda cerca de casa.

El valor nutritivo de las castañas al horno

Castañas.
Las castañas tienen gran concentración de carbohidratos complejos, proteínas de bajo valor biológico y fibra.

Aunque se trata de un fruto seco, en realidad su composición nutricional es más parecida a la de los cereales. Las castañas son fuente de un gran número de nutrientes muy interesantes para el organismo.

Estos son los más destacados por cada 100 gramos de producto comestible:

  • Energía: 209 kilocalorías.
  • Agua: 47,6 gramos.
  • Hidratos de carbono: 40 gramos.
  • Proteínas: 3 gramos.
  • Grasas: 2,6 gramos.
  • Fibra: 6,8 gramos.
  • Vitamina B1 (tiamina): 0,2 milígramos.
  • Vitamina B6: 0,33 milígramos.
  • Potasio: 500 milígramos.
  • Fósforo: 256 milígramos.

Además de estos en las castañas se encuentran algunos componentes antioxidantes como los ácidos gálico y eleágico, betacarotenos, vitamina C y un poco de vitamina E.

Cómo asar castañas al horno

  1. Antes de empezar, lavar y secar bien las castañas. Con un cuchillo afilado practicar un corte de lado a lado o bien uno doble en forma de cruz. Se ha de procurar romper la cáscara y la piel más fina que contienen en el interior. Este paso es necesario para que salga el vapor del interior y para ayudar a pelarlas después.
  2. Precalentar el horno a 200 grados centígrados con calor arriba y abajo.
  3. Colocar las castañas en una bandeja y salpicarlas con un poco con agua. Tienen que quedar un poco húmedas antes de introducirlas en el horno.
  4. Cocer durante unos 30 minutos hasta que queden bien tostadas por fuera. Pasado este tiempo es recomendable sacar una castaña y dejarla sobre una superficie fría. Pelar y probarla para comprobar el punto de cocción pues algunos hornos tienen temperaturas diferentes y los tiempos en este caso son orientativos. Si están duras, van a necesitar un poco más de tiempo.

Una vez asadas, las castañas ya están listas para comer. Si va a pasar un tiempo antes de servirlas y se quieren mantener calientes, envolver con un papel de periódico.



Otra forma de asar castañas: al microondas

Castañas en una sartén
Las castañas una vez asadas pueden forman parte de platillos salados o dulces.

Aunque es una método poco habitual de tostar castañas y muy lejos de la cocción clásica en la sartén, esta es una opción válida y mucho más rápida. Sin embargo, para evitar problemas con los tiempos y el punto de cocción es recomendable no dejarlas sin vigilancia.

  • Los primeros pasos son los mismos que los explicados con anterioridad. También es necesario lavar y secar las castañas. A continuación, efectuar los cortes en la parte superior.
  • Después colocar en un plato para el micro e introducirlo en el interior. Programar a máxima potencia. Si el aparato alcanza los 1 000 watios, unos 2 minutos son suficientes. A 800 watios son necesarios unos 30 segundos más. Si tienes dudas sobre este punto, es mejor programar menos tiempo e ir comprobando el punto de cocción.
  • Mucho cuidado en el momento de abrir el microondas pues se acumula mucho vapor en el interior y existe el riesgo de sufrir alguna quemadura. Sacarlas con cuidado y de modo opcional añadir un poco de sal gruesa por encima.

Tanto si se asan las castañas al horno como si se elaboran al microondas se pueden preparar las cantidades deseadas. Es recomendable colocarlas en una sola capa y no amontonarlas para que todas queden tostadas de manera uniforme.

Beneficios de comer castañas

Las castañas al horno no solo destacan por su delicioso sabor, sino que también son un alimento con un gran aporte de nutrientes. Gracias a ellos y siguiendo una dieta saludable, las castañas tienen algunas propiedades beneficiosas para el organismo.

Actividad antioxidante

Los compuestos antioxidantes son muy variados y todos tienen la capacidad de proteger las células del daño que les pueden producir los radicales libres. Una cantidad elevada de ellos puede dar lugar a lo que se conoce como estrés oxidativo.

En los últimos años los hallazgos científicos han relacionado esta situación con la aparición de algunos problemas de salud como la diabetes, varios tipos de cáncer, las enfermedades cardiovasculares o el envejecimiento prematuro.

Beneficios digestivos

Debido a cantidad de fibra que contienen, incluir castañas en la dieta puede ayudar a mejorar algunos procesos digestivos. En concreto ayuda a prevenir el estreñimiento y mejora la salud de la flora intestinal.

Protectocción cardíaca

Son varios los compuestos de las castañas que ayudan a prevenir las enfermedades cardíacas. La fibra y el potasio son dos de los más destacados pues permiten un mejor control de la presión arterial y de los niveles de colesterol.

A estos dos cabe añadir la acción específica de uno de sus antioxidantes: el ácido gálico. Por el momento algunos estudios recientes como este publicado en el Avicenna Journal of Phytomedecine le atribuyen una acción protectora frente a las enfermedades cardiovasculares.

Control del peso

Algunas personas que siguen dietas de adelgazamiento o quieren controlar el peso corporal reducen ciertos tipos de alimentos de su pauta dietética. La mayoría de ellos son los más calóricos destacando los frutos secos y algunos carbohidratos.

Sin embargo, estos alimentos, como las castañas, son saludables y recomendables para todo el mundo. Además, la alta presencia de fibra ralentizarse el vaciado gástrico y aumenta la sensación de saciedad con lo que en realidad pueden ser de ayuda en estas situaciones.

Fuente de energía

Como ya hemos comentado, las castañas son un poco diferentes del resto de frutos secos. Una de las razones es la cantidad de hidratos de carbono que contienen, más elevada que en el resto. Estos son de absorción lenta con lo que aseguran un aporte energético constante y algo más duradero.



Castañas al horno caseras para comer en cualquier momento

Ya ves que los pasos para preparar castañas asadas son pocos, están a punto en un abrir y cerrar de ojos y son verdaderamente ricas. Ahora bien el éxito empieza comprando un producto de calidad. Es importante que su aspecto sea brillante, liso, sin magulladuras y que pesen un poco en relación a su tamaño.

Después de asar las castañas y de dejarlas enfriar un poco, pelarlas cuando todavía están calientes. Si no son para consumir al momento, introducir en un recipiente de cierre hermético y conservar en el frigorífico durante unos días.

Así, preparadas se pueden usar en muchos platos dulces y salados. Te sugerimos añadirlas a las ensaladas, los salteados de verduras o un arroz a la cazuela. También son deliciosas compañeras de las frutas asadas, las compotas y los helados.

Tú eliges cuándo y dónde comerlas. Sin duda, se pueden convertir en uno de los nuevos ingredientes habituales de muchas dietas. Y después de todo ya solo queda disfrutar del delicioso sabor y todos los nutrientes que estas aportan.

Te podría interesar...
¿Por qué deberías consumir frutos secos?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Por qué deberías consumir frutos secos?

Consumir frutos secos aporta al organismo multitud de beneficios, ya que están llenos de nutrientes. ¿Cómo deberías consumirlos?



  • Akbari G. Molecular mechanisms underlying gallic acid effects against cardiovascular diseases: an update review. Avicenna Journal of Phytomedicine. Febrero 2020. 10(1):11-23.
  • Dai J., Mumper R. Plant phenolics: extraction, analysis and their antioxidant and anticancer properties. Molecules. Octubre 2010. 15(10): 7313-7352.
  • Food Data Central. Nuts, chestnuts, european, raw. peeled. US Department of Agriculture. Agricultural Research Service. Abril 2018.
  • Wani I.A, et al. Physico-chemical, rheological and antioxidant properties of sweet chestnut (Castanea sativa Mill.) as affected by pan and microwave roasting. Julio 2017. 8(4):399-405.
  • Nutrition Data. Chestnuts. https://nutritiondata.self.com/facts/nut-and-seed-products/3143/2