Cómo hacer una salsa de setas fácil para acompañar tus platos

Además de un bajo aporte calórico, las setas contienen vitaminas A, B, C, D, entre otros nutrientes. Descubre cómo hacer una deliciosa salsa de setas para tus platillos.
Cómo hacer una salsa de setas fácil para acompañar tus platos
Anna Vilarrasa

Revisado y aprobado por la nutricionista Anna Vilarrasa.

Última actualización: 07 julio, 2024

La salsa de setas es una de las más versátiles: queda bien con pastas, carnes, ñoquis, arroz… Por suerte, además, se puede hacer en unos pocos minutos y no tiene un procedimiento complejo.

Para aprovechar los nutrientes de las setas (hierro, fósforo y vitamina A y del grupo B, entre otros) y disfrutar de un plato muy sabroso, hacerlas en salsa es una gran alternativa. A continuación, te contamos cómo prepararla, paso a paso, y además te traemos una variante sin lácteos, igual de deliciosa.

¿Cómo hacer una salsa de setas perfecta? Paso a paso

Las setas son ricas en una gran cantidad de nutrientes, de acuerdo a la Fundación Española de Nutrición. Además de poseer diversos minerales esenciales y vitaminas, es un alimento rico en fibra gracias a la presencia de los hidratos de carbono de cadena larga.

Los beneficios de los hongos en las salsas son diversos, y pueden mejorar tanto el sabor como el valor nutricional del plato. Veamos cómo hacer una clásica salsa de setas para carne, ñoquis, espagueti o cualquier plato al que se la quieras incorporar.



Ingredientes (para 4 personas)

  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • Queso parmesano (opcional)
  • 200 mililitros de crema de leche o de leche
  • 250 gramos de setas: pueden ser champiñones, portobellos, boletus… También puedes hacer una mezcla de setas comestibles de diferentes especies

Preparación

  1. El primer paso consiste en limpiar muy bien los hongos para eliminar todo rastro de tierra o suciedad. Para ello, puedes lavarlos con agua o pasarles un paño húmedo. Evita dejarlos demasiado tiempo bajo el chorro de agua o perderán parte de su sabor. Si las setas vienen congeladas, puedes usarlas directamente de la bolsa.
  2. Pela y corta la cebolla en juliana y pica el diente de ajo en trozos muy pequeños.
  3. Pon una sartén a calentar con aceite. Añade la cebolla y el ajo y deja que se cocinen durante unos 10 minutos, a fuego suave. Revuelve de vez en cuando.
  4. Mientras la verdura se cocina en la sartén, pica las setas en finas láminas. Añade las setas a la sartén y deja que se cocinen durante unos cinco minutos. Salpimienta.
  5. Vierte la crema de leche y deja que se cocine todo de tres a cinco minutos más. Añade, sobre el final, unas cucharadas de queso parmesano para darle un poco más de consistencia.

Algunos consejos para darle un toque gourmet a tu salsa

Salsa de setas con pasta
La salsa de setas queda muy bien con pasta, como los espaguetis.

Aunque la salsa de setas ideal es sencilla y cumplidora, eso no significa que no puedas ir un paso más allá y darle un toque personal. De esta forma, puedes crear una salsa única que destaque y sorprenda a tus comensales. Algunas ideas son:

  • Licúa los ingredientes. Si prefieres una salsa más líquida en lugar de una más cremosa, puedes optar por licuarla una vez preparada. En caso de querer una textura más fina, puedes colarla; sin embargo, con esto perdería la fibra que contiene.
  • Añade mostaza. Una vez que la cocción de la salsa termine, añade una cucharada de mostaza. Esto le dará un toque picante y más profundidad.
  • Añade vino blanco. Tras sofreír las setas, puedes desglasar la sartén con un chorrito de vino. Una vez que el alcohol se evapore, habrá dejado un sabor muy intenso. Sin embargo, un estudio realizado por la Academy of Nutrition and Dietetics, asegura que las recetas que son cocinadas con alcohol tienen una pérdida parcial, pero no total, del líquido. Por lo que si eres de las personas que no toman alcohol, puedes saltarte este paso.
  • Incluye especias. No dudes en agregar las especias para darle más complejidad al sabor. Puedes optar por pimentón, nuez moscada, romero seco o perejil.
  • Incorpora nueces o trufas. Si quieres que tu plato sea más sofisticado, puedes añadir algunas trufas a la mezcla de setas más clásicas. También puedes agregar, al finalizar la cocción de la salsa, unos 50 gramos de nueces picadas para sumar más textura.


Opción vegana: salsa de setas sin lácteos

Hay muchas personas que no pueden consumir productos lácteos debido a intolerancias, alergias o si sigues una dieta vegana. Por suerte, es posible hacer una deliciosa salsa de setas sin lácteos que conserva todo el sabor y la cremosidad. Veamos, a continuación.

Ingredientes (para 4 personas)

  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • 250 gramos de setas
  • Sal y pimienta al gusto
  • ½ taza de caldo de verduras
  • 100 mililitros de leche de coco
  • 1 cucharadita de fécula de almidón (maicena)

Preparación

  1. Lava bien las setas.
  2. Pon en la sartén un poco de aceite de oliva a calentar.
  3. Añade la cebolla y el ajo picado y saltea los ingredientes durante cinco minutos.
  4. Añade las setas picadas o en finas láminas y continúa la cocción por cinco minutos más o hasta que el líquido se evapore.
  5. Añade las especias a gusto.
  6. Disuelve una cucharada de maicena en un poco de caldo y luego incorpóralo a la preparación.
  7. Revuelve con lentitud hasta que la preparación hierva y cocina por un minuto más.
  8. Por último, añade la leche de coco para sumar una consistencia más cremosa y exótica a la salsa.

¿Cómo conservar la salsa de setas en buen estado?

Una vez que hayas hecho tu salsa de setas, es lógico que tengas algunas dudas, como cuánto tiempo puedes conservarla en la nevera o cuál es el tiempo de consumo ideal.

Puedes conservar en la nevera la salsa de setas de tres a cuatro días, en un envase de vidrio cerrado herméticamente. Más allá de este tiempo, es conveniente desecharla, pues las setas podrían desarrollar bacterias. Tampoco es recomendable congelar las salsas a base de lácteos, ya que la textura y el sabor de la salsa se deteriorarán.

Haz la salsa de setas ideal para tus platos

Lo mejor de la salsa de setas es su versatilidad: es un excelente acompañamiento para pastas, ñoquis, arroz, verduras, carnes y más platillos. Además, es muy sencilla de hacer y no requiere demasiado tiempo de cocción.

Por si fuera poco, las setas tienen una gran cantidad de nutrientes: son ricas en fibra, potasio, hierro, fósforo, vitaminas y más. Estos componentes son esenciales para mantener una dieta equilibrada y saludable. ¡Te animamos a que hagas una salsa de hongos para sorprender a tus comensales!


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.