Cómo limpiar el intestino de manera natural

Consumir alimentos abundantes en fibra y probióticos puede ayudar a limpiar el colon. Descubre la verdad sobre la desintoxicación de los intestinos y 11 consejos claves para llevarla a cabo de forma natural.
Cómo limpiar el intestino de manera natural
Eliana Delgado Villanueva

Revisado y aprobado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva.

Escrito por Yamila Papa Pintor

Última actualización: 28 mayo, 2024

Los métodos para limpiar el intestino ganaron bastante popularidad en las últimas décadas. Además de recomendarse como preparativo para pruebas como la colonoscopia, hay quienes difunden la idea de que es necesario hacerlo para desintoxicar el cuerpo y eliminar los desechos.

Lo cierto de todo es que el colon puede remover los residuos y las bacterias de forma natural, siempre y cuando se mantenga en óptimas condiciones. En este sentido, algunos alimentos y hábitos saludables, como beber agua o consumir fibra, sí pueden colaborar. Te contamos todos los detalles y cómo ponerlos en práctica.

¿Limpiar el intestino ayuda a desintoxicar el cuerpo?

Antes de conocer los métodos que colaboran con la limpieza del intestino, es importante hacer algunas aclaraciones al respecto. Existe la creencia de que en el colon se acumulan sustancias de desecho o toxinas que no se eliminan con las deposiciones normales y perjudican la salud.

A menudo, esto se asocia con la práctica de malos hábitos, el consumo de alimentos procesados o la exposición constante a ambientes contaminados. Según esta hipótesis, esta situación no solo conlleva enfermedades digestivas, sino fatiga, dolores de cabeza, aumento de peso y problemas cutáneos, entre otros.

De ahí que se afirme que los métodos detox o la hidroterapia de colon son la solución a este problema. Sin embargo, según Microbial Ecology in Health and Disease, los argumentos de las teorías de autointoxicación fueron desacreditados. A día de hoy, no hay evidencias que respalden estas creencias, y tampoco la necesidad de usar métodos específicos para limpiar el colon.

La verdad sobre la desintoxicación del cuerpo

Algunos estudios han dado resultados positivos en cuanto a la pérdida de peso o a la mejora de parámetros como la resistencia a la insulina con los programas de desintoxicación. Sin embargo, como indican en Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral , se han hecho pocas investigaciones al respecto.

Las evidencias sugieren que no hay datos convincentes de que la dieta para depurar el cuerpo detox o la limpieza de colon ayuden a eliminar toxinas del cuerpo. Por el contrario, algunos de estos regímenes pueden causar efectos secundarios, como los siguientes:

  • Diarrea
  • Infecciones
  • Problemas renales
  • Deficiencias nutricionales
  • Alteración de la microbiota
  • Deshidratación y desbalance de electrolitos

Además, el organismo puede desintoxicarse de forma natural gracias a las funciones de los riñones, el hígado, el colon y los pulmones, siempre y cuando estén saludables. En conclusión, si el objetivo es ayudar a limpiar el intestino de forma natural, la práctica de buenos hábitos pueden promover su salud y su función.



Consejos para limpiar el intestino de manera natural

No es necesario comprar productos detox o adoptar planes de alimentación estrictos para ayudar a limpiar el intestino de forma natural. Tampoco hay que seguir programas de desintoxicación cada cierto tiempo con el argumento de tener toxinas acumuladas.

Como hemos comentado, la idea es mantener el colon en óptimas condiciones para que pueda cumplir con su función natural sin dificultades. En este sentido, es conveniente poner en práctica las siguientes recomendaciones.

1. Asegurar un óptimo consumo de agua

El agua desempeña un papel muy importante en el proceso digestivo. Como lo explica una publicación de la Escuela de Salud Pública de Harvard, su consumo ayuda a tener una digestión adecuada y a eliminar desechos.

En particular, sirve como vehículo para que las enzimas puedan iniciar la descomposición química de las grasas y los carbohidratos. Además, facilita la absorción de nutrientes, ablanda las heces y promueve los movimientos intestinales, lo que ayuda a evitar el estreñimiento.

Las necesidades de agua varían según la edad, el estado de salud, el nivel de actividad física o el clima. Se suele recomendar la ingesta de 3 litros para los hombres y 2.1 litros para las mujeres.

2. Consumir alimentos abundantes en fibra

Un hábito determinante para ayudar a limpiar el colon de forma natural es la ingesta de alimentos con abundante contenido de fibra. Tal y como lo expone SEDCA, hay dos tipos de fibra dietética. Las fibras solubles contribuyen a mantener la microbiota intestinal saludable, mientras que las insolubles ayudan a mejorar el tránsito intestinal y prevenir el estreñimiento.

En conjunto, todos estos efectos promueven la buena salud y función del colon. Para incorporar fibra, es bueno consumir la piel de las frutas, granos enteros o integrales y cereales. Algunos alimentos para el colon con fibra son los siguientes:

  • Legumbres: Frijoles, lentejas, garbanzos y guisantes.
  • Verduras: Zanahoria, vegetales de hojas verdes, calabaza.
  • Frutos secos y semillas: Lino, sésamo, almendras, nueces.
  • Frutas: Bayas, cítricos, plátanos, aguacates y manzanas con cáscara.
  • Cereales integrales: Trigo integral, avena integral y cereales de salvado.
Los requerimientos diarios de fibra varían entre 21 y 38 gramos. Comer al menos 400 gramos o cinco porciones de frutas y verduras al día garantiza una ingesta adecuada de fibra dietética.

3. Incluir probióticos en la dieta

Hay varias razones por las que el consumo de probióticos puede ayudar a limpiar el colon. Un artículo de Clinical Gastroenterology and Hepatology explica que este grupo de bacterias y levaduras ayudan a mantener saludable la microbiota, estimular el sistema inmunitario, los procesos inflamatorios y la digestión.

Para ser más precisos, podrían influir en una serie de afecciones, como el síndrome del intestino irritable o la enfermedad inflamatoria intestinal. También, apoyar en la disfunción de la motilidad.

Ahora mismo están disponibles en forma de suplementos, pero estos deben tomarse bajo supervisión médica. También, puedes consumir alimentos probióticos naturales, como el yogur natural, el kimchi, la kombucha, el kéfir y el chucrut, entre otros.

4. Beber tés herbales

Las infusiones para el colon no son una fórmula «mágica» para limpiar el intestino. Por mucho tiempo, se difundió la idea de que su ingesta era la solución para eliminar los desechos retenidos en el colon. No obstante, estas deben ser solo un complemento para la alimentación.

Opciones como el anís, el jengibre y las semillas de hinojo se caracterizan por estimular la motilidad intestinal. Por ello, se consideran una buena opción en caso de estreñimiento.

No obstante, no están exentas de causar efectos secundarios, como dolor abdominal o náuseas. Así pues, lo ideal es ingerirlas solo de manera puntual, preferiblemente bajo supervisión profesional, sobre todo si tienes alguna enfermedad o tomas medicación.

¿Cómo preparar una infusión para limpiar el colon?

Para hacer una infusión, debes colocar una cucharadita de la hierba elegida en una taza, o un máximo de 3 gramos de jengibre, y llenarla con agua hirviendo. Luego, deja que repose por 5 minutos antes de colar y consumir.

5. Sumar batidos de frutas y vegetales a la dieta

Hay una amplia variedad de recetas de batidos saludables de frutas y vegetales que prometen limpiar el intestino. No obstante, como ocurre con los tés herbales, sus efectos no son milagrosos. Hace falta incluirlos en el marco de una dieta saludable y variada para obtener beneficios.

En Scientific Reports sugieren que los batidos de frutas y verduras podrían alterar la microbiota intestinal y disminuir el índice de masa corporal. En este sentido, la inclusión de este tipo de jugos naturales podría ayudar a limpiar el colon y bajar de peso. Algunas combinaciones recomendadas son las siguientes:

  • Piña, manzana, limón y menta;
  • Manzana, pepino, apio y espinaca;
  • Manzana, limón, jengibre y remolacha.
Sin embargo, es posible recuperar el peso perdido al retomar la dieta usual. Aun así, podrían ser un buen complemento de una dieta balanceada gracias a su cantidad de fibras y agua, pero es recomendable consultar con un médico.


6. Hacer ayuno intermitente

Como parte de la dieta para limpiar el colon de forma natural, el ayuno intermitente puede ayudar a que este órgano realice sus funciones de forma correcta. Dentro de los beneficios del ayuno para la salud intestinal, puede influir en la microbiota de forma positiva.

Así lo indica Madridge Journal of Immunology, en el que sugieren que el ayuno intermitente junto con el consumo de yogures probióticos contribuye a la desintoxicación y el apoyo al sistema inmunológico. De la misma forma, podría ayudar a bajar de peso. A pesar de esto, es recomendable consultar con un médico antes de llevarlo a cabo.

Una de las maneras para empezar a hacer ayuno intermitente es dejar pasar 12 horas entre la última comida de un día y la primera del día siguiente, siempre que un médico lo apruebe.

7. Beber té de hoja de sen

Según World Journal of Gastroenterology, las plantas del género Senna, como la hoja de sen, tienen un efecto laxante útil para la limpieza del colon. Los componentes del también llamado sen de Alejandría interactúan con la mucosa intestinal y estimulan su movimiento.

Por este motivo, suele emplearse como preparativo intestinal para las colonoscopías o en casos de estrenimiento. A pesar de ello, hay que ser cauteloso con su consumo y preguntar antes a un médico, ya que puede causar efectos secundarios. Entre ellos, dolor abdominal, calambres y diarrea.

¿Cómo preparar una infusión?

Calienta una taza de agua y agrega una cucharadita de hoja de sen. Espera 5 minutos, cuela y consume. No la utilices por más de una semana y consulta antes si tienes alguna enfermedad o tomas medicación.

8. Incorporar limón

Ya sea en preparaciones como el agua con limón o incorporando el jugo de la fruta en las comidas, el limón suele recomendarse para ayudar a limpiar o desintoxicar el cuerpo. Si bien no debe utilizarse como un método único o por mucho tiempo, algunos estudios apoyan ese consejo.

En The FASEB Journal, un grupo de mujeres recibió una dieta de restricción calórica que incluía jugo de limón. Algunos de los cambios que notaron fueron una reducción de la grasa corporal y de la circunferencia de la cintura. Aun así, son necesarios más estudios al respecto y es recomendable que un médico indique cómo realizar este tipo de dietas.

9. Realizar ejercicio

La actividad física aporta muchas ventajas para la salud. Entre ellas, podría regular el microbioma y la función inmune intestinal. En consecuencia, sería beneficiosa para prevenir y mejorar ciertas enfermedades inflamatorias del colon.

De igual modo, el ejercicio moderado regular podría alterar la estructura de las comunidades bacterianas en la microbiota intestinal. Así, reduciría los cambios que provocan las toxinas, aunque son necesarias más investigaciones al respecto.

La OMS recomienda que los adultos realicen entre 150 y 300 minutos de actividad física aeróbica moderada por semana, o al menos entre 75 y 150 minutos de ejercicio vigoroso, o una combinación de ambos.

10. Masajear el abdomen

La terapia de masajes sobre la zona abdominal es utilizada desde hace siglos con el fin de mejorar el malestar que ocasionan algunas enfermedades. Como sugieren en Complementary Therapies in Medicine, los masajes en el abdomen pueden aliviar los síntomas de estreñimiento, aumentar las deposiciones y disminuir la distención abdominal.

Puedes hacer estos masajes a diario para limpiar el colon. Lo ideal es que los movimientos con las manos sean lentos y suaves y que no generen dolor. Puedes emplear un poco de crema o aceite para facilitarlos. Si sientes dolor, suspende y consulta con un médico.

¿Cómo hacer masajes en la zona abdominal?

Acuéstate y realiza círculos sobre el área intestinal con ambas manos. Presiona un poco, aunque no debe generar dolor. Después de uno o dos minutos, puedes mover con presión las yemas de los dedos de lado a lado del abdomen y hacia arriba y abajo.

11. Reducir el consumo de carnes rojas

Si bien consumir carne roja puede aportar muchas vitaminas y minerales necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo, en forma excesiva podría ser contraproducente. En este sentido, su consumo prolongado podría favorecer el riesgo de padecer enfermedades como el cáncer de colon.

Tanto las carnes rojas como procesadas alterarían la función de la microbiota intestinal. Por ello, como parte de una dieta para limpiar el colon sería ideal disminuir el consumo de carne roja a 70 gramos diarios y aumentar la cantidad de frutas y vegetales.

¿Hay otros métodos para limpiar el colon?

Es posible mantener el colon limpio mediante la práctica de hábitos saludables que promueven su buen funcionamiento. En cuanto a otros métodos de lavado intestinal, los estudios científicos son bastante limitados.

Su implementación está desaconsejada en personas sanas y puede tener efectos secundarios. Se consideran apropiados solo en casos de estreñimiento crónico y antes de intervenciones como la colonoscopia. En estos casos, es el médico quien sugiere y supervisa la limpieza, que puede ser de dos formas:

  • Suplementos polvos o líquidos: Se consumen vía oral o se aplican a través del recto. Su objetivo es ayudar a expulsar todo el contenido del colon. Los más comunes son los enemas, los laxantes, las enzimas y los productos herbales, aunque pueden provocar diarrea y deshidratación.
  • Hidroterapia de colon: Se realiza a través de un tubo que se coloca en el recto y utiliza un lavado constante con agua tibia para limpiar el intestino grueso. Así, evacua el contenido intestinal mediante una serie de llenado y vaciado. Puede tener efectos adversos graves como un desgarro o infección.

¿Qué hay que recordar?

Aunque los programas y productos detox para limpiar el intestino alcanzaron bastante popularidad, hoy por hoy se pone en duda su eficacia. En contraparte, se promueve un estilo de vida saludable y algunos ajustes en la dieta para mantener el buen funcionamiento del intestino.

Siempre y cuando esté saludable, este órgano se encarga por sí solo de remover los desechos que se acumulan en el cuerpo. Solo en casos de estreñimiento o de colonoscopia, la implementación de una limpieza puede ser oportuna. Sin embargo, esta debe ser aplicada en entornos médicos por un profesional.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.