¿Cómo podemos cuidar el hígado?

Muchos medicamentos pueden ser perjudiciales para el hígado y un consumo irresponsable puede terminar dañándolo, por lo que no debemos tomarlos si no es bajo prescripción médica
Elisa Morales Lupayante

Escrito y verificado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 07 marzo, 2021.

Última actualización: 07 marzo, 2021

Es importante cuidar el hígado, ya que es un órgano esencial en el cuerpo humano. Tiene muchas funciones en el organismo, como la fabricación de proteínas y factores de coagulación de la sangre, la fabricación de triglicéridos y colesterol, la síntesis de glucógeno y la producción de bilis.

Si el hígado no funciona correctamente la salud en general se verá perjudicada. En el hígado pueden producirse muchos procesos de enfermedad diferentes, infecciones como la hepatitis, cirrosis, cánceres y daños por medicamentos o toxinas.

El hígado es un órgano vital, por eso debemos cuidarlo y prestar atención a todos los signos que nos puedan alertar de cualquier desorden que lo pueda estar afectando. A continuación veremos cómo podemos contribuir a cuidar y preservar la buena salud del hígado.

La importancia de alimentación saludable

Mantener una alimentación sana es una de las principales recomendaciones para tener un hígado en óptimas condiciones. De hecho, los nutrientes que se obtienen de los alimentos son claves para su buen funcionamiento.

Incluso su adecuada asimilación reduce la acumulación de toxinas y previene el deterioro prematuro de sus funciones. Por ello, es importante asegurarse de consumir varias porciones de frutas y verduras durante el día. Entre las frutas recomendadas se encuentran:

  • El kiwi.
  • Las uvas.
  • Las cerezas.

Entre las verduras están:

  • Las alcachofas.
  • Los espárragos.
  • Los rábanos.

Es imporante reducir el consumo de alimentos fritos, congelados, proteínas y carbohidratos. Asimismo, conviene evitar las grandes ingestas de alcohol, pues pueden causar cirrosis o cáncer de hígado. Lo ideal es optar por beber agua en lugar de tomar bebidas gaseosas o alcohol.

Consumir alimentos antioxidantes

Manzana

Los alimentos antioxidantes pueden tener un efecto beneficioso en el organismo. El equilibrio entre los radicales libres y los antioxidantes es necesario para el correcto funcionamiento fisiológico. Si los radicales libres superan la capacidad del organismo para regularlos, se produce una situación conocida como estrés oxidativo.

Así, los radicales libres alteran negativamente los lípidos, las proteínas y el ADN y desencadenan una serie de enfermedades humanas. Por ello, la aplicación de una fuente externa de antioxidantes puede ayudar a hacer frente a este estrés oxidativo.

Comer suficientes alimentos antioxidantes podría contribuir a proteger la salud del hígado. Entre los alimentos que pueden proporcionar antioxidantes están los arándanos, las moras, las manzanas, las fresas, las nueces, las avellanas, las alcachofas, las habas, los tomates.

Hay que tener cuidado con la automedicación

La automedicación no responsable se refiere al uso de fármacos en dosis elevadas sin una indicación, y a menudo asociada al abuso del alcohol. Puede provocar daños en el hígado e interacciones con otros medicamentos, además de causar un daño hepático.

Existen muchos medicamentos que pueden causar graves daños al hígado. Entre esas medicinas dañinas tenemos las que contienen acetaminofén. Es importante evitar ingerir dosis elevadas de este medicamento puesto que puede causar problemas en el hígado.

Hay que protegerse de los golpes

Si practicas algún deporte extremo, es crucial protegerse de los golpes, ya que si recibes un golpe en la zona donde se localiza el hígado puede ser muy peligroso. Un golpe en el hígado, como un puñetazo, una patada o un rodillazo, además de resultar muy doloroso, incapacitará a una persona de inmediato.

Remedios naturales para el hígado

Te verde

Por otro lado, existen algunos remedios naturales a los que se le atribuyen un efecto positivo para prevenir enfermedades relacionadas con el funcionamiento del hígado. Eso sí, consulta siempre con tu médico antes de empezar a consumir cualquier remedio que prometa proteger la salud del hígado, sobre todo si ya estás tratando alguna afección relacionada con este órgano.

Si tomas un té, el más recomendable para el cuidado del hígado y para el resto del organismo es el té verde.

Otras recomendaciones para cuidar el hígado

La última recomendación, pero no la menos importante, es la práctica de ejercicio. Realizar algún tipo de actividad física resulta muy beneficioso para la salud de todo el organismo, pero también para la salud del hígado.

Para prevenir enfermedades relacionadas con el hígado, es importante cambiar algunos hábitos nocivos, como el consumo elevado de alcohol. Como has podido comprobar, se trata de pequeños cambios en el día a día que no son difíciles de implementar.

Te podría interesar...
Mejores remedios naturales para el hígado graso
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Mejores remedios naturales para el hígado graso

Hay que prestar atención al hígado graso no alcóholico por sus consecuencias para la salud. Combatelo con estos remedios naturales para el hígado g...



  • Casas-Grajales S, Muriel P. Antioxidants in liver health. World J Gastrointest Pharmacol Ther. 2015;6(3):59–72. doi:10.4292/wjgpt.v6.i3.59
  • Di Bisceglie, A. M. (2001). Preventive strategies for chronic liver disease. American Family Physician.
  • Cantero I, Abete I, Monreal JI, Martinez JA, Zulet MA. Fruit Fiber Consumption Specifically Improves Liver Health Status in Obese Subjects under Energy Restriction. Nutrients. 2017;9(7):667. Published 2017 Jun 28. doi:10.3390/nu9070667
  • Lobo, V., Patil, A., Phatak, A., & Chandra, N. (2010). Free radicals, antioxidants and functional foods: Impact on human health. Pharmacognosy reviews, 4(8), 118–126. https://doi.org/10.4103/0973-7847.70902
  • de Oliveira AV, Rocha FT, Abreu SR. Acute liver failure and self-medication. Arq Bras Cir Dig. 2014 Nov-Dec;27(4):294-7. doi: 10.1590/S0102-67202014000400016. PMID: 25626943; PMCID: PMC4743226.
  • Muñoz-García, Ángela, & Andrade, Raúl J.. (2011). Paracetamol e hígado. Revista Española de Enfermedades Digestivas, 103(5), 276. https://dx.doi.org/10.4321/S1130-01082011000500010