Cómo preparar y utilizar mantequilla de coco en casa

Aprende a preparar mantequilla de coco, un alimento que cuenta con aplicaciones dentro de la cosmética y que contribuiría a mejorar la salud.
Cómo preparar y utilizar mantequilla de coco en casa
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 19 octubre, 2021.

Última actualización: 19 octubre, 2021

La mantequilla de coco es un producto que puede ser considerado como saludable siempre y cuando se consuma en la proporción correcta. Cuenta en su interior con grasas de tipo cis que contribuyen a modular los mecanismos inflamatorios del organismo.

Es importante destacar que es necesario evitar someter a la mantequilla de coco a las altas temperaturas, ya que de lo contrario la calidad de sus lípidos podría variar.

Por otra parte, considera que la ingesta de ácidos grasos es necesaria para mantener un buen estado de salud. En contra de lo que se creyó durante muchos años, estos nutrientes no causan enfermedad cardiovascular siempre y cuando sean de tipo cis. Es cierto que son energéticos, pero con introducirlos en el contexto de una dieta equilibrada sería suficiente.

Beneficios de la mantequilla de coco

Harina de coco para cocinar.
El coco es una fruta versátil que puede utilizarse en diversas recetas, como la mantequilla de coco.

Te vamos a explicar cómo preparar mantequilla de coco, pero primero descubrirás los beneficios de este alimento para la salud. Recuerda que es fundamental garantizar la variedad en la dieta con el objetivo de evitar un déficit nutricional que pueda poner en riesgo el buen funcionamiento del organismo.

Permite una mejor absorción de las vitaminas

La grasa es un medio en el cual se disuelven muchas vitaminas liposolubles. Algunas de ellas, como la vitamina D, son necesarias para controlar los mecanismos inflamatorios dentro del cuerpo humano.

Si se presenta un aporte inadecuado de dicha vitamina, se experimentaría una mayor incidencia de muchas patologías crónicas, como las cardiovasculares. Así lo evidencia una investigación publicada en In Vivo.

Por este motivo, es fundamental asegurar que al menos un 20-25 % de las calorías diarias proceden de los lípidos. En este contexto, será posible que muchas de las vitaminas se absorban de forma óptima al permitir que la fisiología del cuerpo humano se desarrolle de forma correcta.

Ayuda a prevenir la patología cardiovascular

Atrás ha quedado el mito de que las grasas perjudican la salud del corazón. De hecho, existen evidencias de que los lípidos procedentes del coco resultan especialmente beneficiosos para este sistema, ya que consiguirían limitar el riesgo de desarrollar aterosclerosis al actuar sobre los mecanismos de la inflamación, lo que puede proteger frente a infartos.

Hay que destacar que el verdadero enemigo de la salud cardiovascular son las grasas de tipo trans. Estas se encuentran fundamentalmente en los productos ultraprocesados industriales y en aquellos alimentos que han sido sometidos a procesos térmicos muy agresivos, como un horneado a alta temperatura. Dichos comestibles han de limitarse en la dieta para evitar dañar la salud.



Genera saciedad

La saciedad es una sensación modulada por diferentes mecanismos, entre ellos está el nivel de distensión estomacal. Ahora bien, no todos los nutrientes son capaces de inducir saciedad del mismo modo.

Mientras que los carbohidratos generan una supresión muy cortoplacista de la sensación, las grasas y las proteínas la mantienen durante más tiempo. Así lo sugiere un estudio publicado en European Journal of Clinical Nutrition.

Es importante destacar que optimizar el binomio apetito-saciedad resulta imprescindible de cara a garantizar la adherencia a una dieta hipocalórica que permita bajar de peso. Si el aporte de grasas, proteínas o de fibra no es suficiente, se podrá desarrollar una situación de ansiedad que pondrá en peligro el cumplimiento de la pauta.

No obstante, algunas personas sufren un problema de hiperfagia, por el cual no dejan de sentir apetito en ningún momento. En este caso, poco se podrá hacer desde el punto de vista dietético. Será necesario actuar por medio de la farmacología para corregir la situación.

Ingredientes para elaborar mantequilla de coco

Para elaborar mantequilla de coco solamente necesitarás un ingrediente: 500 gramos de coco rallado. Ahora bien, dependiendo de la calidad del mismo obtendrás un resultado con características organolépticas distintas. En la medida de lo posible se recomienda utilizar un coco de variedad ecológica, ya que su densidad nutricional y su sabor son muy superiores.

Paso a paso

4 recetas recomendadas usando harina de coco
Para hacer mantequilla de coco necesitas solamente coco rallado.
  1. Introduce el alimento rallado en el vaso de un procesador de alimentos.
  2. Tritura a la máxima potencia durante un minuto.
  3. Posteriormente, reduce la velocidad de un modo progresivo hasta llegar al mínimo.
  4. Una vez que se ha completado el proceso, utiliza una lengua de cocina para separar la parte que haya quedado adherida al borde.
  5. Vuelve a poner el procesador en marcha durante otros 25 segundos a máxima potencia. El objetivo es conseguir una crema suave y homogénea con una textura semilíquida a temperatura ambiente.
  6. Es importante destacar que si se somete a un proceso de frío, se volverá más dura. Por el contrario, si se calienta, rápidamente adquirirá una forma líquida.


La mantequilla de coco en los cuidados de belleza

La mantequilla de coco no solo se puede utilizar como alimento, sino que se emplea de modo habitual en muchos tratamientos de belleza distintos para mejorar la salud y la apariencia de la piel y del pelo.

De hecho, se trata de un producto con propiedades antimicrobianas que puede evitar que la epidermis se reseque en exceso o que se desarrollen infecciones en su superficie.

Incluso cumple una función como pasta de dientes al prevenir problemas en las encías que puedan causar dolor o condicionar el estado de bienestar. Para ello, se puede mezclar con la pasta de dientes habitual y aplicar cada noche durante un par de minutos con la ayuda de un cepillo. Se conseguirá también alcanzar un blanco más poderoso en el esmalte de los dientes.

Asimismo, la mantequilla de coco resulta un remedio eficaz para las personas con pelo seco. En este caso, se debe aplicar sobre el cabello como una mascarilla y aclarar tras unos minutos. De este modo, se reduce el daño inducido por las planchas, el secador o los productos químicos empleados para facilitar el peinado.

¿Cómo usar mantequilla de coco en la cocina?

Dentro del ámbito culinario, la mantequilla de coco cuenta con varias aplicaciones prácticas. Es común que este ingrediente forme parte de muchas recetas de repostería o de batidos. Se puede incluir en las papillas para los bebés y combinarse con yogures, con porridge de avena o con arroz.

Las personas que llevan una dieta vegana también se benefician de su inclusión en la pauta regular. No obstante, no se recomienda cocinar directamente con aceite de coco en sustitución del aceite de oliva virgen extra.

Al contener una mayor proporción de ácidos grasos de tipo saturado se vuelve más sensible a las altas temperaturas. La proporción de lípidos que se transforman en trans es superior, algo que resulta dañino.

Prepara mantequilla de coco de forma casera

Como has podido comprobar, preparar mantequilla de coco en casa es realmente sencillo. No necesitas apenas ingredientes ni electrodomésticos para conseguir un resultado perfecto. Además, se trata de un ingrediente saludable que podrás incorporar en elaboraciones culinarias distintas, tanto si eres vegano como si llevas a cabo una dieta flexible.

Ahora bien, ten en cuenta que para garantizar el mantenimiento de un buen estado de salud será necesario combinar una buena dieta con otros hábitos de vida saludable. Entre ellos, destacan la práctica de actividad física de forma regular. Por medio del ejercicio se reducen los niveles de inflamación y se consigue que el metabolismo funcione de un modo óptimo.

Te podría interesar...
Pulpa de coco: usos, beneficios y desventajas sobre la salud
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Pulpa de coco: usos, beneficios y desventajas sobre la salud

La pulpa de coco es la parte blanca comestible del fruto, la misma contiene grasas saturadas, antioxidantes, fibra y otras sustancias.



  • Nitsa, A., Toutouza, M., Machairas, N., Mariolis, A., Philippou, A., & Koutsilieris, M. (2018). Vitamin D in Cardiovascular Disease. In vivo (Athens, Greece)32(5), 977–981. https://doi.org/10.21873/invivo.11338
  • Korrapati, D., Jeyakumar, S. M., Putcha, U. K., Mendu, V. R., Ponday, L. R., Acharya, V., Koppala, S. R., & Vajreswari, A. (2019). Coconut oil consumption improves fat-free mass, plasma HDL-cholesterol and insulin sensitivity in healthy men with normal BMI compared to peanut oil. Clinical nutrition (Edinburgh, Scotland)38(6), 2889–2899. https://doi.org/10.1016/j.clnu.2018.12.026
  • Warrilow, A., Mellor, D., McKune, A., & Pumpa, K. (2019). Dietary fat, fibre, satiation, and satiety-a systematic review of acute studies. European journal of clinical nutrition73(3), 333–344. https://doi.org/10.1038/s41430-018-0295-7