¿Cómo rejuvenecer y mantener hidratada tu piel?

El mejor remedio para mantener la salud de nuestra piel es facilitarle un descanso adecuado y dormir un mínimo 8 horas para que luzca radiante.
¿Cómo rejuvenecer y mantener hidratada tu piel?
Karla Henríquez

Revisado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 29 abril, 2021.

Escrito por Ekhiñe Graell, 17 mayo, 2014

Última actualización: 29 abril, 2021

Mantener tu piel bonita, independientemente del paso del tiempo, es una cuestión que va más allá de aplicarte un producto cosmético o hacerte una limpieza ocasional. En realidad, tiene mucho que ver con todo lo que haces en tu día a día, a partir de esa primera lavada de rostro que te haces al levantarte.

Estudios confirman que “el envejecimiento de la piel es un proceso biológico complejo en el que influye una combinación de factores endógenos o intrínsecos y exógenos o extrínsecos”. Por esto mismo, las estrategias para cuidar la piel no solo tienen que ver con la aplicación de uno o más productos, sino con todo lo que implica el estilo de vida.

Si quieres saber más acerca de qué es lo que debes hacer para cuidar correctamente tu piel, te invitamos a seguir leyendo todo lo que vamos a comentarte a continuación.

¿Cómo rejuvenecer y mantener hidratada tu piel?

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de idear y ejecutar una rutina de cuidado de la piel es conocer su tipo. Esto es lo que te dará las pautas más imprescindibles para atender sus necesidades (de hidratación, limpieza, fotoprotección, etc.) correctamente.

Mantener tu piel hidratada es fácil.
Los cuidados constantes ayudan a mantener la piel sana.

Algunas pautas que debes tener en cuenta:

  • Si sufres algún tipo de trastorno de la piel, lo ideal es que consultes con un dermatólogo y sigas sus indicaciones.
  • Evita utilizar el jabón de cuerpo para lavarte el rostro. Aunque al momento sientas que te “limpia”, lo más probable es que te esté resecando en exceso la piel y exponiendo a sufrir diversos problemas, como pueden ser las imperfecciones, la tirantez, etc.
  • Si tienes imperfecciones, evita exprimirte, rascarte y hacerte limpiezas caseras con las manos, pues esto solo podría empeorar y extender el problema a otras áreas del cuerpo, como el cuello.
  • Evita los extremos: tanto lavarte la cara a cada rato como no hacerlo apenas es perjudicial para tu piel.
  • No utilices productos con efecto aclarante sin antes consultar con un profesional. De lo contrario, podrías mancharte la piel.
  • Utiliza fotoprotección a diario, no solamente cuando vayas a la playa o algún otro lugar al aire libre en días soleados.
  • Evita aplicarte preparaciones caseras a base de plantas, hierbas y afines, sin antes consultar con un dermatólogo, para hacer un buen uso de estos y, al mismo tiempo, evitar reacciones adversas.
  • Si deseas mejorar la elasticidad de tu piel, además de aplicarte un producto de hidratación adecuado, pues comentarle al médico si sería conveniente que tomaras algún tipo de suplemento vitamínico o de colágeno.

La piel constituye nuestra primera y más importante barrera de protección. Para mantener su elasticidad, humedad, firmeza y lozanía, debemos tomar medidas diversas medidas, como las que vamos a comentarte a continuación.

Deja que tu piel respire

Si tienes un trabajo de cara al público y necesitas pasar varias horas seguidas maquillada, lo ideal es que al llegar a casa retires -con cuidado y con los productos adecuados- todo resto de producto y suciedad para darle un merecido descanso a tu piel. Y siempre que puedas, dale a tu piel uno o dos días de naturalidad total. 

Hidrata tu piel antes de dormir

Cada noche antes de irte a dormir, no solo es ideal que limpies tu piel, sino que la hidrates. Para ello, puedes aplicarte una capa de un producto hidratante nocturno. Para potenciar el efecto, puedes hacerlo dándote un masaje suave con la yema de los dedos.

Aunque no lo creas, este sencillo procedimiento ayudará a que tu piel lleve a cabo todos los procesos de regeneración necesarios mientras descansas.

Lee: Cremas antiedad: todo lo que debes saber

Procúrate una buena noche de sueño

Aunque parezca mentira, disfrutar a diario de un buen sueño reparador te ayudará a mantener tu piel, devolviéndole su brillo y tersura.

Esto es porque durante el período de descanso se activa el metabolismo del colágeno, ocurre procesos eliminación de toxinas y de regeneración celular. Además, una buena noche de sueño no solo es beneficiosa para la piel, sino para tu bienestar físico y mental.

Presta atención a tus labios

Una de las características más distintivas de la cara son tus labios. Los labios secos y agrietados lucen mal y son más sensibles a los patógenos. Frotarlos cada noche con un cepillo de dientes suave activara la circulación sanguínea y el recambio celular volviéndolos suaves y hermosos.

Cuida el contorno de tus ojos

La aplicación de una crema adecuada en el contorno de los ojos, donde la piel es más fina y delicada, evitará la aparición de arrugas prematuras y prevendrá que las ya existentes se acentúen aún más.

Lee: Entrevista a Rocío Gil Redondo, el cuidado de la piel y las últimas técnicas de rejuvenecimiento

Exfoliación suave

Mantener tu piel limpia es posible.
La exfoliación es fundamental para tener la piel libre de impurezas.

La exfoliación suave de la piel ayuda a eliminar suciedad y células muertas, por ende, se dice que tiene un doble efecto: limpiador y rejuvenecedor. Pero ojo, no todas las pieles necesitan ser exfoliadas con la misma frecuencia: mientras que unas deben ser exfoliadas mensualmente, otras deben serlo con mayor asiduidad.

  • Para saber cada cuánto te conviene exfoliarte y con qué tipo de producto, lo ideal es que consultes con el dermatólogo.
  • Después de exfoliar tu piel, debes aplicarte un humectante para evitar la tirantez.
  • Para mantener tu piel bonita, no utilices exfoliantes caseros hechos con sal o azúcar sin antes haber consultado con el dermatólogo.

Manos y pies

Para lucir jóvenes y frescos no solo debemos centrarnos en la cara y el cuello; las manos y los pies también son importantes. Aplícate con regularidad crema hidratante en las manos y pies para que se mantengan bonitos. Asimismo, cuida tu manicura y pedicura.

Postura corporal

Según creencias, dormir boca abajo o con la cara en la almohada favorece la aparición de las arrugas y acelera el proceso de envejecimiento. Por tanto, si queremos mantener un cutis sano y joven, lo mejor será que evitemos dormir en estas posturas.

¿Qué más puedes hacer para mantener tu piel bonita?

Aparte de todo lo que hemos comentado anteriormente, siempre puedes brindarle a tu piel otro tipo de cuidados: una buena alimentación e hidratación pueden potenciar la belleza de la piel y mejorar tu bienestar de manera integral, así como también una rutina de ejercicios.

¿Pensabas que solo tenías que lavarte la cara por la mañana y aplicarte crema hidratante? Ahora que ya sabes algunas pautas sobre el cuidado de la piel, comienza a aplicarlas para lucir radiante siempre.

Te podría interesar...
Consejos para limpiar el rostro según el tipo de piel
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Consejos para limpiar el rostro según el tipo de piel

Sigue estos consejos para limpiar el rostro según tu tipo de piel. Recuerda que este hábito elimina suciedad, bacterias, y exceso de grasa.