Cómo sanar la herida del abandono

Recuperarte de un abandono es todo un proceso. Te presentamos 6 cosas que debes tener en cuenta para superarlo.
Cómo sanar la herida del abandono
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 14 noviembre, 2021

Sanar la herida del abandono de una pareja no es nada fácil. No es lo mismo superar una ruptura amorosa que ha sido consensuada que hacerlo de una que se ha terminado de manera imprevista. Si estás atravesando esta etapa de duelo te presentamos algunos consejos para sanar la herida del abandono.

Tal y como señalan los expertos, el estilo del rechazo en una ruptura amorosa condiciona la angustia que experimentas luego de ella. Entre todos los estilos, el abandono es el que más impacto genera, de manera que también es el más difícil de superar. Esperamos que nuestros pasos para superar la herida del abandono te sean de gran ayuda en el proceso.

6 pasos para sanar la herida del abandono

Cada proceso de duelo es único. Algunas personas son capaces de reponerse en un par de semanas, otras requieren meses e incluso años para poderlo superar. Lo primero que tienes que hacer es tener esto en cuenta, así evitas comparar tu proceso con el de otra persona cercana a ti.

Muchas variables determinan la rapidez con la cual logras sanar la herida del abandono. Por ejemplo, y de acuerdo con los investigadores, el tiempo de la relación incide en cuán rápido logras levantar la cabeza. En definitiva, mientras más años haya de por medio en la relación, más tiempo te llevará reponerte de ella.

Que todo esto te sirva como antesala para asimilar los pasos para sanar la herida del abandono que te presentaremos. Lo importante es que asumas el compromiso de aplicarlos, entiendas que estos te beneficiarán y que, por sobre todo, debes continuar con tu vida. Es esto último lo que debe alentarte a superar una ruptura de pareja.

1. Empieza por aceptarlo

Para sanar la herida del abandono hay que aceptar la ruptura
El primer paso para superar un problema es reconocerlo en su totalidad. Aceptar la realidad es la forma más sencilla de afrontarla.

Así es, aceptar que te han abandonado es el primer paso para sanar la herida del abandono. Por supuesto no es nada fácil, pero es el punto de partida que te servirá para recorrer el camino. Si no lo haces jamás asimilarás por completo que la relación terminó, y siempre estarás unida a ella emocionalmente.



El abandono es un proceso muy complejo. Sus secuelas se pueden sentir por años y serán más fuertes en función de las circunstancias (un momento de crisis, un hijo de por medio, una enfermedad y demás). De esta manera, es probable que no seas capaz por ti mismo de aceptar esta realidad que te ha tocado vivir.

Debido a esto, la mediación de un terapeuta puede serte de gran ayuda. No te cierres a esta posibilidad, ya que este puede ayudarte a canalizar tus emociones y hacer valorar el momento en perspectiva. Por supuesto, aceptar el abandono no es algo que necesariamente debes hacer el primer día. Espera que las aguas se calmen antes de dar el primer paso.

2. Haz las pases con tus sentimientos y emociones

Superar una separación pasa por abrazar tus sentimientos y emociones, no ocultarlos. Es muy importante que aprendas a manifestar tus sentimientos a tiempo, ya que ignorarlos no implica que estos desaparezcan. De acuerdo con los investigadores, reprimir sentimientos puede alterar la manera en que accedes a los recuerdos.



En este sentido, puedes llegar a idealizar la relación, exagerar algunos momentos e incluso olvidarlos. No temas llorar si tienes ganas de llorar, esto es una forma natural de drenar tu frustración. Eso sí, evita que las emociones te controlen las 24 horas del día. A medida que drenes tus sentimientos te irás sentiendo mejor, hasta el punto que no encontrarás motivos para seguir llorando.

3. Trabaja en tu autoestima

Tal y como indica la evidencia, el proceso de ruptura siempre involucra una alteración del autoconcepto. Esto es predecible, en especial cuando tienes mucho tiempo compartiendo con esa persona. En estos casos, todos los aspectos de tu vida están compartidos con ella, lo cual implica también el plano emocional.

Es muy frecuente que tu autoestima se vea comprometida luego de un proceso de abandono. Hay muchas formas en que puedes fortalecerla, de manera que acá te dejamos algunas ideas. Debes estar atento a este factor, ya que es posible que si lo descuidas evolucione a episodios de depresión y ansiedad. Es por esta que la mediación de un terapeuta es muy importante.

4. Crea momentos de distracción

Dado que ya has aceptado la situación, el paso natural es crear momentos de distracción que te impidan pensar constantemente en ella. Es en este punto en el que tus amigos y familiares pueden serte de gran ayuda, ya que con su apoyo puedes encontrar motivos para divertirte a pesar de la circunstancias.

Una salida al cine, un paseo por la naturaleza o un momento de distracción por la noche pueden hacer una diferencia radical en tu estabilidad emocional. Esto lo debes complementar cortando los lazos que aún te unen con esa persona. Por supuesto, esto también incluye los lazos digitales.

Los investigadores coinciden que deshacerse de las posesiones digitales es un paso imprescindible para sanar la herida del abandono. Por ejemplo, dejar de revisar los perfiles de redes sociales de esa persona. En absoluto esto te ayudará a reponerte con rapidez.

5. No busques culpables

Para sanar la herida del abandono no es necesario buscar culpables
Cada caso de abandono es muy particular, por lo que obsesionarse en buscar quién pudo influir más en el proceso siempre será contraproducente.

Uno de los errores más frecuentes luego de atravesar un abandono es culparte a ti mismo. Navegarás en un océano de justificaciones que hará trasladar la culpa del abandono hacia tus hombros. Como no podría ser de otra manera, jamás debes buscar culpables en este proceso, en especial cuando empiezas a considerarte como tal.

Una cosa es reflexionar acerca de la relación, los altibajos o la manera en que se afrontaron los problemas y otra cosa es apuntar con un dedo acusador. En el primer caso, recoges enseñanzas y aprendizajes, en el segundo no haces más que asumir cargos de conciencia que no tienen ningún tipo de validez.

6. Date un tiempo para superar el proceso

Al margen de todos los consejos para sanar la herida del abandono que te hemos dado, quizá el más importante sea darte un tiempo para superar el proceso. Como ya te hemos apuntado, cada persona lo asimila de forma diferente, de manera que puede pasar un tiempo antes de que repongas por completo.

Muchos eligen seguir con su vida inmediatamente sin prestar atención a sus emociones o sentimientos. Eligen iniciar relaciones románticas o sexuales para dejar en el pasado el recuerdo de su expareja. Aunque eres libre de hacerlo, ten en cuenta que lo ideal es que sanes por completo antes de decidir empezar tu nueva vida.

Esperamos que estos pasos para recuperarte de un abandono de pareja te resulten útiles al momento de lidiar con sus consecuencias. Sé paciente y no temas enfrentarte cara a cara con tus fantasmas, es la única manera en que lograrás ponerte de pie y decidir apostar por tu estabilidad.

Te podría interesar...
El miedo al abandono: qué hacer si tememos que nuestra pareja nos deje
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
El miedo al abandono: qué hacer si tememos que nuestra pareja nos deje

Si tienes miedo al abandono, quizás se deba a que eres demasiado dependiente de tu pareja. Te contaremos cómo superar esta situación.



  • Davis, P. J. Repression and the inaccessibility of affective memories. Journal of personality and social psychology. 1987; 3(3): 585.
  • Locker Jr, L., McIntosh, W. D., Hackney, A. A., Wilson, J. H., & Wiegand, K. E. The Breakup of Romantic Relationships: Situational Predictors of Perception of Recovery. North American Journal of Psychology. 2010; 12(3).
  • Sas, C., & Whittaker, S. (2013, April). Design for forgetting: disposing of digital possessions after a breakup. In Proceedings of the SIGCHI conference on human factors in computing systems. 2013; 1823-1832.
  • Sprecher, S., Felmlee, D., Metts, S., Fehr, B., & Vanni, D. Factors associated with distress following the breakup of a close relationship. Journal of Social and Personal Relationships. 1998; 15(6): 791-809.
  • Slotter, E. B., Gardner, W. L., & Finkel, E. J. (2010). Who am I without you? The influence of romantic breakup on the self-concept. Personality and social psychology bulletin. 2010; 36(2): 147-160.