Cómo teletrabajar con los niños en casa

Si buscas consejos para aprender o mejorar el rendimiento al teletrabajar con los niños en casa, quédate con nosotros que este artículo te interesa
Cómo teletrabajar con los niños en casa
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 07 septiembre, 2021.

Escrito por Ana Núnez, 07 septiembre, 2021

Última actualización: 07 septiembre, 2021

Teletrabajar con los niños en casa es un reto que cada vez más padres y madres aprenden. Se trata de alcanzar un equilibrio entre el tiempo de dedicación a los hijos, a la pareja, a los quehaceres domésticos y al trabajo. Listado así parece complicado, ¿verdad?, Pues no lo es, la aventura exigirá una planificación que permita organizar cada una de las actividades.

Este último punto será fundamental sobre todo cuando los niños tienen vacaciones porque no tendrán las ocupaciones que las clases les demandaban y aumentarán sus exigencias. A partir de ahí será necesario poner límites claros para la coexistencia. Sobre esta base, te traemos consejos que seguro te serán de utilidad.



Consejos para teletrabajar con los niños en casa

Mujer nómada digital con teletrabajo.
El teletrabajo requiere organización y hasta disponer de espacios adecuados para la labor.

Si eres un padre o una madre nueva en el mundo del teletrabajo, no desespere: estás ante un nuevo y maravilloso desafío. Velo como una valiosa oportunidad para descubrir otra manera de asumir con responsabilidad los compromisos.

Quizás al principio se haga necesario avanzar en modo ensayo-error porque no sabrás con exactitud cuánto tiempo requieres para llevar a cabo determinada tarea. Esto con respecto a lo laboral, pues el tiempo en el hogar se relativiza de acuerdo a la dinámica familiar que trae consigo ciertas interrupciones.

A continuación, encontrarás algunos consejos que sintetizan lo que a muchos les ha resultado para teletrabajar con los niños en casa de manera satisfactoria.

La planificación es clave

Lo primero será planificar con antelación la rutina. Esto te permitirá establecer las prioridades. Significa pensar, por ejemplo, que hay que planear las comidas y si es posible hacerlas en una sola jornada y congelar. Precisar los días que se van a destinar a quehaceres domésticos y a las salidas para resolver cosas prácticas de alimentación o salud.

La planificación te ayudará a ver con mayor claridad cuáles son las horas de las que dispondrás para teletrabrajar con los niños en casa. No es de extrañar que las horas más productivas para ello sean las primeras de la mañana o las últimas de la noche.

Ya te imaginarás las razones: los queridos peques están descansando o dormidos y eso deja un margen de soltura que bien aprovechado puede ser suficiente para lo que exija mayor concentración.

Concebir espacios para dedicar tiempo a los niños

Actividades para hacer en casa si llueve.
Definir horarios para disfrutar en familia es necesario.

El tiempo para compartir con los niños a diario también debe quedar establecido y nunca omitirlo. El hecho de estar todos juntos en casa no implica per se que ya están recibiendo los cuidados que merecen y, más aún, los que necesitan para crecer sanos física y emocionalmente.

Se trata de lo que llaman en psicología dedicar «tiempo de calidad», y éste consiste en que los niños cuenten con un espacio del día exclusivo. Durante ese tiempo, tendrán la atención volcada en ellos y se desarrollarán actividades y juegos que estimulen la creatividad mientras aprenden cosas nuevas.

En este sentido, te tocará ir midiendo las situaciones y al cabo de unos pocos días ya sabrás proyectar en promedio la dedicación que requieres para cumplir sus responsabilidades. Así, podrás agendar la recreación en familia.

Definir roles en la casa

Parte del éxito de la labor emprendida dependerá de la distribución que hagas de las cargas. Cada uno de los miembros del hogar debe cumplir con una parte de las tareas necesarias para mantener el orden.

Incluso, puedes incluir a los niños en unas de fácil resolución, si ya están en una edad que les permita asumirlas. En todo caso, debe quedar claro que no es mamá la única encargada de llevar el timón del barco.

La convivencia se hará placentera y de gran valor en el plano afectivo, si ninguno se siente sobrecargado, sino acompañado. Es esencial que todos, con sus ritmos particulares, sumen remando en la misma dirección cuyo fin sea la armonía y la productividad en la familia.

Mantener los hábitos laborales

Mantener los hábitos laborales hasta donde sea posible, es decir, algo tan aparentemente natural como quitarse el pijama para ir a trabajar, debe continuar pese a lo irrelevante que pueda parecer al inicio.

Vestirse y arreglarse ayudará a crear un clima favorable para centrar la atención en el teletrabajo. Por supuesto, sin caer en exageraciones: busca estar cómodo sin abandonar la apariencia física, ya que de hacerlo podría repercutir en la autoestima y, a su vez, afectar tu rendimiento.

Delimitar un espacio de trabajo

Es indispensable redistribuir los espacios de la casa hasta conseguir uno donde instalar la oficina, por pequeña que pueda llegar a ser. Hacerlo va a garantizar el lugar adecuado para ejercer tus funciones. De otro modo, estarás destinado a la improvisación permanente que sumaría un desgaste previo a la jornada laboral.

Sin mayores exigencias, una mesa o un escritorio, una silla, y un estante o una repisa donde disponer de los objetos necesarios bastarán para tener una zona óptima. Resta hablar con los niños para que la respeten y la excluyan de los sitios mágicos en los que se convierten los rincones de la casa cuando juegan.

Establecer límites

Hasta hace muy poco teletrabajar con los niños en casa era un sueño casi inalcanzable, en especial para las madres, quienes debían desprenderse de sus hijos a veces en edades muy tempranas.

Ahora, llegada la coyuntura extraordinaria, hay que aprovecharla y disfrutarla al máximo, pero cuidado: en la emoción de tener todo bajo el mismo techo, puedes pecar por novato y dejar correr horas y horas anclado al teletrabajo, sacrificando el tiempo familiar, inclusive más que cuando no laborabas en la casa.

Flexibilizar horarios y promover actividades para la recreación

Habrá días en que los niños querrán pasarse más horas frente a la pantalla y esto no tiene que tomarse siempre como algo negativo. Se puede aprovechar la circunstancia para propiciar que vean una buena película o una serie que creas pertinente. O también orientarlos con contenidos literarios, educativos o musicales de los que se disponen de forma libre en internet.

Una vez de vacaciones, vale relajar las normas preestablecidas en cuanto a horarios y a restricciones de juegos. Es probable que los niños quieran dedicar más horas al ocio, lo que abona el terreno para propiciar actividades lúdicas y estimulantes, como la pintura, la lectura o las manualidades.



Teletrabajar con los niños en casa, una realidad en auge

El teletrabajo es una realidad que ya venía en auge y que el confinamiento a raíz de la pandemia terminó de impulsar. Las familias necesitaron reordenar espacios y distribuir roles en búsqueda de una sola y eficiente alternativa que se tradujera en una relación ganar-ganar.

Tener un buen rendimiento laboral sin sacrificar el compartir con hijos y pareja se convirtió en la meta. La buena noticia para todos es que muchos lo logran. Ahora teletrabajar con los niños en casa cuando están de vacaciones, aquello que parecía impensable, es hoy un hábito que se aprendió y no se debe abandonar. A seguir avanzando y aplicando todos los consejos expuestos.

Te podría interesar...
Teletrabajo y salud visual: 5 claves para tener en cuenta
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Teletrabajo y salud visual: 5 claves para tener en cuenta

El teletrabajo y la salud visual están relacionados, sobre todo en estos tiempos de cuarentena, donde se incrementó el home office.



  • Echeverry, M. (2007). Acompañamiento a los hijos: ¿calidad o cantidad de tiempo. Boletín: Crianza Humanizada, 90.
  • Ramírez, J. M., & Hernández, M. P. (2019). Ventajas y desventajas de la implementación del teletrabajo, revisión de la literatura. Revista Competitividad e Innovación, 1(1), 96-119.
  • Rimbau-Gilabert, E. (2020). ¿ Cuál es el posible efecto del teletrabajo preferente sobre el reparto de tareas domésticas entre hombres y mujeres?. Noticias Cielo Laboral, 5