Cómo tratar la debilidad y cansancio al despertar

Daniela Echeverri Castro·
12 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
17 Noviembre, 2018
El cansancio matutino puede estar causado por muchos factores, pero si es un problema recurrente es importante tratarlo para no desencadenar patologías más graves.

En primavera y otoño, muchas personas suelen sentir debilidad y cansancio al despertar. No obstante, esto puede ser una respuesta normal del organismo al esfuerzo físico, al estrés emocional, al aburrimiento, a la falta de horas de sueño, a la mala alimentación y a muchos otros factores que afectan a los niveles de energía necesarios para estar activos.

Es muy importante prestarle mucha atención a estas molestias (sobre todo si se intensifican con el paso del tiempo), ya que podrían estar indicando un problema que no ha sido atendido aún. Así pues, si las experimentas a menudo, hazte un chequeo médico y sigue las indicaciones del profesional.

Adicionalmente, puedes tratar este problema de manera natural, mediante la práctica de buenos hábitos de vida y aplicando los siguientes consejos.

Consejos para reducir la debilidad y el cansancio al despertar

La debilidad y el cansancio al despertar pueden estar causados por malos hábitos sostenidos en el tiempo. Para contrarrestar esto, conviene llevar a cabo algunos cambios en la rutina:

  • Mantén una dieta equilibrada y saludable.
  • Bebe una cantidad de agua suficiente al día.
  • Haz una rutina diaria de ejercicio de por lo menos media hora.
  • Evita el consumo de alcohol, nicotina, drogas y bebidas energizantes.
  • Toma pausas durante el trabajo y descansa, sobre todo en situaciones estresantes.
  • Duerme suficiente todas las noches. Lo recomendado es dormir al menos 8 horas diarias sin interrupciones.
  • Consulta al médico para descartar anemias, diabetes, hipoglucemia u otras enfermedades que puedan ser la causa de la debilidad y el cansancio.
  • Evita tomar azúcar blanca o refinada. Esta es nociva para el sistema nervioso y puede ocasionar caídas en los niveles de energía.

Lee: Alimentación saludable y ejercicio, la combinación perfecta

Dieta recomendada para evitar el cansancio al despertar

La alimentación es uno de los principales influyentes en el estado físico y emocional que tenemos a diario. Hay ciertos alimentos que por sus vitaminas y minerales son perfectos para tratar el problema de la debilidad y el cansancio que podemos llegar a sentir incluso a diario.

A continuación, te recomendamos una dieta que puede contribuir a mejorar este problema. No obstante, es conveniente que consultes con un médico o nutricionista para elaborar una dieta adaptada a tu caso.

  • Ayunas: por lo menos una hora antes del desayuno, es recomendable consumir frutas cítricas, ácidas o papaya; este tipo de alimento es muy energético y cuenta con muy buena calidad nutricional.
  • Desayuno: el desayuno es una comida muy importante que no podemos saltarnos por nada del mundo. Para esta ocasión los recomendados son los cereales integrales en las combinaciones que prefieras. Puedes consumir un plato de avena con pan integral o un sándwich vegetariano.
  • Almuerzo: complementa tu almuerzo normal con vegetales. Puedes escoger dos o tres vegetales para combinarlos cada día. Se recomienda tener siempre presente la zanahoria y los tomates rojos, ya que su aporte energético te será muy beneficioso.
  • Media tarde: para quienes sienten la necesidad de picar algo entre el almuerzo y la cena, pueden optar por comer ensalada de frutas o barras de cereal.
  • Cena: complementa tu cena normal con una ensalada de verduras, sopa de verduras o arroz integral.

Apunta: Cómo mejorar la dieta para tener más energía

Recetas que te darán energía

Como complemento a la dieta, también puedes optar implementar algunas recetas especiales que te ayudarán a obtener buen nivel de energía y a reducir las sensaciones de debilidad y cansancio.

Licuado de plátano y amaranto

Este licuado lo puedes consumir en horas de la mañana e incluso lo puedes usar para remplazar el desayuno.

Ingredientes

  • ¼ cucharadita de linaza (1,5 g).
  • 1 plátano maduro rebanado.
  • 1 taza de leche de almendras (250 ml).
  • ½ cucharadita de polen (2,5 g).

Procedimiento

  • En primer lugar, coloca en la licuadora todos los ingredientes y licúa durante unos minutos hasta que se hayan mezclado por completo.
  • Evita refrigerarlo y procura consumirlo de inmediato.

Energizante cítrico

Una buena forma de combatir el cansancio en las mañanas es tomar un energizante que nos active para el resto de funciones en el día. Presta atención a este energizante natural:

Ingredientes

  • 2 naranjas.
  • 1 limón fresco.
  • 1 cucharada de miel (10 g).

Procedimiento

  • Primero, en un vaso exprime el limón y la naranja.
  • A continuación, mezcla muy bien y endulza con miel de abejas.
  • Debes consumirlo antes del desayuno o una hora antes de ir a entrenar.

No te pierdas: Según un estudio, los cítricos nos ayudan a prevenir la obesidad y los infartos cerebrales

Licuado de espinacas y berro

Batido para conseguir una melena espectacular

La espinaca es uno de los vegetales más conocidos por sus propiedades energéticas y su aporte de hierro, por esta razón es ideal para tratar el cansancio y la debilidad que sentimos debidos a diferentes factores.

Ingredientes

  • 1 bolsa de espinacas (500 g).
  • 1 bolsa de berros (500 g).
  • Opcional: zumo de limón, 1 manzana verde.

Procedimiento

  • Lava bien los berros y las espinacas.
  • Mezcla los dos ingredientes en la licuadora con un poco de agua.
  • Bebe medio vaso por la mañana antes del desayuno y refrigera la bebida sobrante para beber después del entrenamiento.

¿Te atreves a probar estos remedios que te proponemos? Verás que poco a poco dejarás atrás el cansancio al despertar y ganarás más energía.

  • Avlund, K., Rantanen, T., & Schroll, M. (2007). Factors underlying tiredness in older adults. Aging Clinical and Experimental Research. https://doi.org/10.1007/BF03325206
  • Bellisle, F. (2004). Effects of diet on behaviour and cognition in children. British Journal of Nutrition. https://doi.org/10.1079/BJN20041171
  • Steenbruggen, T. G., Hoekstra, S. J., & Van der Gaag, E. J. (2015). Could a change in diet revitalize children who suffer from unresolved fatigue? Nutrients. https://doi.org/10.3390/nu7031965
  • Campagnolo, N., Johnston, S., Collatz, A., Staines, D., & Marshall-Gradisnik, S. (2017). Dietary and nutrition interventions for the therapeutic treatment of chronic fatigue syndrome/myalgic encephalomyelitis: a systematic review. Journal of human nutrition and dietetics : the official journal of the British Dietetic Association, 30(3), 247–259. https://doi.org/10.1111/jhn.12435