¿Cómo usar el apio para adelgazar?

Aydee Castaño·
12 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
16 Noviembre, 2018
Al igual que el pepino, el apio es un alimento ideal para incorporar a la dieta cuando se quiere bajar de peso de forma saludable.

El apio es un vegetal frecuentemente incluido en las dietas de adelgazamiento. Pero, ¿sabías por qué?

Para nadie es un secreto que los alimentos de origen vegetal aportan una gran cantidad de nutrientes al organismo y que esto se traduce en dos palabras: salud y bienestar. Por eso es tan importante que los incorporemos en la alimentación con regularidad a la par que mantenemos otros buenos hábitos de vida.

A la hora de bajar de peso de forma saludable, resulta conveniente saber que podemos encontrar algunos vegetales que pueden ayudarnos a lograr dicho objetivo.. Uno de ellos es el apio.

El apio se trata de un vegetal que regularmente se usa en la preparación de una gran cantidad de recetas saladas, sobre todo en guisos. También se incluye en muchas otras recetas en las dietas para adelgazar, debido a su bajo contenido de calorías. Además no contiene absolutamente nada de grasa y contiene una cantidad mínima de carbohidratos.

Un poco más acerca del apio y sus propiedades

El apio se caracteriza por su gran contenido de fibra y agua —un 95 % aproximadamente—, lo cual lo convierte en un alimento de fácil digestión. Por tanto tiene propiedades depurativas, hidratantes y diuréticas. Además, ayuda a limpiar el organismo de toxinas acumuladas. Por otra parte, tiene efecto antiinflamatorio.

En otras palabras, al consumir tanto el tallo como las hojas del apio, se facilita la digestión y posterior eliminación de líquidos y desechos del organismo. Esto a su vez permite desinflamar áreas del cuerpo como el abdomen, lo que da la sensación de que se ha perdido algo de volumen y que se está más ligero.

La sabiduría popular indica que la mejor forma de aprovechar el apio para adelgazar es consumiéndolo fresco, al natural, como si se tratase de una zanahoria o una manzana. Por supuesto, para hacer esta pequeña comida algo más gustosa, se puede combinar con un poco de humus (de garbanzos, lentejas, etc.) o bien una crema de berenjenas. No es recomendable recurrir a la mayonesa como dip, ya que no es un alimento que ayude a perder peso.

Por otra parte, se recomienda mucho consumir el apio en forma de batido, junto con otros alimentos vegetales ricos en fibra, como la manzana, la pera y otras frutas. De hecho, uno de los batidos más populares en las dietas de adelgazamiento son aquellos que contienen apio y manzana verde.

Otra manera común de consumir el apio para adelgazar consiste en incluirlo en diversas ensaladas. De esta manera se aprovecha fresco y no causa aburrimiento.

Descubre: 7 alimentos diuréticos que te conviene añadir en tu dieta

¿De qué otras maneras se puede consumir el apio para adelgazar?

Licuado de perejil y apio

Como comentábamos al comienzo del artículo, la manera más común de consumir el apio es en guisos. Dentro de ese apartado culinario existen muchas opciones (incluso veganas), por lo que se pueden explorar diversas alternativas. Un pollo al curry con apio es una de las muchas opciones que hay.

Por otra parte, se puede incluir este alimento en muchas otras recetas, como fuente de fibra y agua, para aportar cierta consistencia, pero sin que esta quede excesivamente espesa. Por ejemplo, en una crema de verduras se puede reemplazar la patata u otro ingrediente por apio, y así conseguir una nueva receta.

No puedes perderte: 5 jugos vegetales para adelgazar que debes probar

¿Qué más hay que tener en cuenta?

Es importante que tengas presente que el apio -por sí solo- no va a hacer que pierdas peso de la noche a la mañana. En realidad, es su inclusión dentro de una dieta balanceada lo que puede ayudarte a lograrlo. Por supuesto, esto siempre deberá ir a la par de una buena rutina de ejercicios y otras estrategias saludables.

Si por un lado no te llama la atención asistir a un gimnasio, puedes aprovechar y realizar una caminata diaria de 30 minutos o una hora -si detenerte- o apuntarte a una sesión de zumba u otra actividad de tu preferencia. La idea es que te mantengas activo y que abandones el sedentarismo, que no solo te suma kilos sino que te resta salud en muchos sentidos.

En caso de que tengas dudas acerca de cómo adoptar un estilo de vida saludable, siempre puedes consultar con tu médico de cabecera y seguir sus indicaciones.

  • Sowbhagya, H. B. (2014). Chemistry, Technology, and Nutraceutical Functions of Celery (Apium graveolens L.): An Overview. Critical Reviews in Food Science and Nutrition. https://doi.org/10.1080/10408398.2011.586740