Complementos alimentarios en hiperlipidemia

11 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande
La hiperlipidemia es el aumento de los valores de colesterol en la sangre, con los consiguientes problemas que se derivan de ello. Se puede abordar el problema con fármacos, cambios de hábitos de vida y complementos alimenticios.

La hiperlipidemia y la dislipidemia son elevaciones de los niveles de lípidos en la sangre. Los lípidos son transportados por las lipoproteínas a los tejidos donde se almacenan. Son una reserva de energía, y el organismo los utiliza cuando necesita cubrir las necesidades metabólicas de los tejidos.

El colesterol es un lípido que juega un papel importante para el buen funcionamiento del organismo. Además, forma parte de la la membrana plasmática de las celulas. Los triglicéridos constituyen una importante reserva de energía del organismo. Se transportan en la sangre unidos a las lipoproteínas que producen el hígado y el intestino.

Causas del aumento del colesterol y triglicéridos en la sangre

El aumento de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre por encima de los que se consideran adecuados o normales constituyen un factor de riesgo sigificativo para que puedas acabar generando  ateroesclerosis. La ateroesclerosis es un factor de riesgo muy importante, está asociado a los accidentes cardiovasculares y cerebrovasculares.

Causas evitables

Entre las causas que se pueden evitar y contribuir a controlar los niveles de colesterol y trigliceridos se encuentran las siguientes:

  • Alimentación desequilibrada: si tu alimentación es rica en grasas saturadas, ácidos grasos trans y colesterol, el riesgo es mayor.
  • Sobrepeso y obesidad: con el exceso de peso, el colesterol malo y los triglicéridos tienden a aumentar, mientras que que los valores de colesterol bueno bajan.
  • Consumo de tabaco y alcohol: el consumo de tabaco afecta a la circulación sanguinea.

Causas no evitables

Entre las causas no evitables, que son aquellas sobre las que nos puedes actúar, se incluyen factores como la genética, la edad y el sexo. También hay que tener en cuenta que la hipercolestorolemia en algunos casos está relacionada con otras enfermedades, las cuales provocan una elevación de los niveles de colesterol de forma indirecta.

La hipercolesterolemia genética es una enfermedad hereditaria que se detecta desde el nacimiento y las personas que la tienen presentan niveles elevados de colesterol en sangre. 

aterioesclerosis
El colesterol se acumula en las arterias bloqueando el paso de sangre, aumentado el riesgo de enfermedades cardiovasculares

También te puede interesar: Modelo de dieta para bajar los triglicéridos

Signos y síntomas de hiperlipidemia

La hiperlipidemia no se manifiesta con síntomas, pasa desapercibida hasta que se detecta por una analítica o simplemente sucede algún accidente cardiovascular. No obstante, los síntomas que más frecuentemente se asocian a estás patológias son:

  • Xantomas: que son depósitos de grasa en la piel de las manos, codos u otras partes del cuerpo, incluso alrededor de la córnea del ojo.
  • Xantelasmas: depósitos de grasa en los párpados.
  • Calambres: especialmente en las pantorrillas, al caminar.
  • Llagas en los dedos de los pies que no curan.

Puesto que hay ausencia de sintomas, hay que detectar lo antes posible la hiperlipidemia para poder prevenir los efectos que puedad ocasionar. Es aconsejable realizar análisis preventivos, sobre todo en las personas que tienen antecedentes familiares o factores de riesgo.

Algunos de los factores que se consideran de riesgo son:

  • Edad: hombres mayores de 45 años, y mujeres mayores de 55 años o con menopausia prematura.
  • Historia familiar de accidentes cardiovasculares.
  • Tabaquismo.
  • Tensión alta.
  • Colesterol HDL < 35 mg/dL.
  • Diabetes mellitus.

Lee también : 6 claves estupendas para reducir tus triglicéridos altos en el desayuno

Complementos alimentarios para las hiperlipidemias

estatinas para el tratamiento de las hiperlipidemias
Junto al tratamiento convencional con fármacos y complementos, se recomienda el ejercicio y una dieta equilibrada

Los principales fármacos que se emplean para controlar los niveles de colesterol son las estatinas, las resinas de intercambio, los fibratos y los ácidos omega-3. La elección del medicamento se hace en función del parámetro que se vaya a tratar y que será el que suponga un mayor riesgo para la salud. 

También se puede abordar el tratamiento con complementos alimentarios y fitoterapia. Se trata de preparados a base de plantas que pueden ser útiles Entre las sustancias vegetales que se utilizan para tratar dislipidemias nos encontramos:

  • Especies vegetales con fibra: como el plantago ovata, el forssk, el konjac y el koch. 
  • Complementos alimentarios puros: como los ácidos omega 3 de cadena larga, EPA y DHA procedentes de pescado o  aceite de krill.
  • Coenzima Q10 y levadura roja de arroz: la monacolina K contenida en la levadura roja de arroz.
  • Especies que mejoran el perfil lipídico: tales como la garcinia cambogia o la garcinia gummi-gutta, la soja, lecitina e isoflavonas.

Las hiperlipidemias y el cambio de hábitos

La mayor parte de las dislipemias se deben a factores sobre los que se puede actúar evitandolos. En su mayoría se deben a una alimentación desequilibrada, al sedentarismo y a factores relacionados con el estilo de vida. Por lo tanto, lo primero que hay que hacer es actuar sobre el estilo de vida

  • Märki, H. H. (1969). Hiperlipidemia. Folia Clinica Internacional.

  • Mata, P., Alonso, R., Ruíz-Garcia, A., Díaz-Díaz, J. L., González, N., Gijón-Conde, T., … Perez de Isla, L. (2014). Hiperlipidemia familiar combinada: Documento de consenso. Semergen. https://doi.org/10.1016/j.semerg.2014.07.007

  • Kreisberg, R. A., & Reusch, J. E. B. (2005). Hiperlipidemia (Exceso de grasas en la sangre). The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism. https://doi.org/10.1210/jcem.90.3.9992