Complementos alimentarios en hiperlipidemia

La hiperlipidemia es el aumento de los valores de colesterol en la sangre, con los consiguientes problemas que se derivan de ello. Se puede abordar el problema con fármacos, cambios de hábitos de vida y complementos alimenticios.
Complementos alimentarios en hiperlipidemia
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 23 noviembre, 2022

La hiperlipidemia y la dislipidemia son elevaciones de los niveles de lípidos en la sangre. Los lípidos son transportados por las lipoproteínas a los tejidos donde se almacenan. La elevación de estas sustancias puede tener graves consecuencias. Por fortuna, existen complementos alimentarios útiles para la hiperlipidemia.

Son una reserva de energía y el organismo los utiliza cuando necesita cubrir las necesidades metabólicas de los tejidos. El colesterol es un lípido que juega un papel importante para el buen funcionamiento del organismo. Además, forma parte de la membrana plasmática de las células.

Los triglicéridos constituyen una importante reserva de energía del organismo. Se transportan en la sangre, unidos a las lipoproteínas que producen el hígado y el intestino. A continuación, mencionaremos algunos complementos alimentarios que pueden ayudar con la hiperlipidemia.

Causas del aumento del colesterol y triglicéridos en la sangre

El aumento de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre por encima de lo que se consideran adecuados o normales constituyen un factor de riesgo significativo para ateroesclerosis. La ateroesclerosis es un factor de riesgo muy importante; está asociado a los accidentes cardiovasculares y cerebrovasculares.

Causas evitables

Entre las causas que se pueden evitar y contribuir a controlar los niveles de colesterol y triglicéridos se encuentran las siguientes:

  • Alimentación desequilibrada: si tu alimentación es rica en grasas saturadas, ácidos grasos trans y colesterol, el riesgo es mayor.
  • Sobrepeso y obesidad: con el exceso de peso, el colesterol malo y los triglicéridos tienden a aumentar, mientras que los valores de colesterol bueno bajan.
  • Consumo de tabaco y alcohol: el consumo de tabaco afecta a la circulación sanguínea.

Causas no evitables

Entre las causas no evitables, que son aquellas sobre las que no puedes actuar, se incluyen factores como la genética, la edad y el sexo. También hay que tener en cuenta que la hipercolesterolemia, en algunos casos está relacionada con otras enfermedades, las cuales provocan una elevación de los niveles de colesterol de forma indirecta.

La hipercolesterolemia genética es una enfermedad hereditaria que se detecta desde el nacimiento y las personas que la tienen presentan niveles elevados de colesterol en sangre. 

aterioesclerosis
El colesterol se acumula en las arterias, bloqueando el paso de sangre, aumentado el riesgo de enfermedades cardiovasculares.


Signos y síntomas de hiperlipidemia

La hiperlipidemia no se manifiesta con síntomas, pasa desapercibida hasta que se detecta por una analítica o simplemente sucede algún accidente cardiovascular. No obstante, los síntomas que más frecuentemente se asocian a estas patologías son:

  • Xantomas: que son depósitos de grasa en la piel de las manos, codos u otras partes del cuerpo, incluso alrededor de la córnea del ojo.
  • Xantelasmas: depósitos de grasa en los párpados.
  • Calambres: especialmente en las pantorrillas, al caminar.
  • Llagas en los dedos de los pies que no curan.

Puesto que hay ausencia de síntomas contundentes, hay que detectar lo antes posible la hiperlipidemia para poder prevenir los efectos que pueda ocasionar. Es aconsejable realizar análisis preventivos, sobre todo en las personas que tienen antecedentes familiares o factores de riesgo.

Algunos de los factores que se consideran de riesgo son los siguientes:

  • Edad: hombres mayores de 45 años y mujeres mayores de 55 años o con menopausia prematura.
  • Historia familiar de accidentes cardiovasculares.
  • Tabaquismo.
  • Tensión alta.
  • Colesterol HDL < 35 mg/dL.
  • Diabetes mellitus.


Complementos alimentarios para las hiperlipidemias

estatinas para el tratamiento de las hiperlipidemias
Junto al tratamiento convencional con fármacos y complementos, se recomienda el ejercicio y una dieta equilibrada.

Primero que nada, es necesario aclarar que los complementos alimentarios no sustituyen, bajo ninguna circunstancia, el tratamiento farmacológico para la hiperlipidemia. Los principales fármacos que se emplean son las estatinas, las resinas de intercambio, los fibratos y los ácidos grasos omega-3.

La elección del medicamento se hace en función del parámetro que se vaya a tratar y que será el que suponga un mayor riesgo para la salud. Por ello, resulta fundamental el control médico adecuado y cumplir con el tratamiento específico.

También se puede abordar el tratamiento de la hiperlipidemia con complementos alimentarios y fitoterapia. Se trata de preparados a base de plantas que pueden ser útiles . En primer lugar, las e species vegetales con fibra son de gran utilidad a la hora de controlar la afección.

La planta Plantago ovata es capaz de reducir los marcadores de lípidos convencionales de acuerdo a un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition. Así se puede prevenir la aparición de complicaciones como un evento cerebrovascular.

Otro de los complementos alimentarios que son de utilidad para tratar la hiperlipidemia son aquellos ricos en ácidos grasos omega-3. El pescado y el aceite de krill son ideales en este caso. De hecho, se ha demostrado que el aceite de krill se asocia con niveles de triglicéridos más bajos que los suplementos control.

Por su parte, estudios in vitro han demostrado que la levadura roja de arroz puede reducir el colesterol total. El estudio demostró que el hongo es capaz de degradar hasta el 36 % del colesterol. No obstante, aún son necesarios más estudios en humanos.

Existen otras especies que mejoran el perfil lipídico y por ende se usan como complementos alimentarios para la hiperlipidemia. Un ejemplo de ello es Garcinia cambogia o Garcinia gummi-gutta, la soja, la lecitina y las isoflavonas

Los fitoesteroles son otras de las sustancias naturales que resultan de utilidad para el control de los lípidos. Los alimentos como los frutos secos y los cereales son ricos en estas sustancias. Además, estudios demuestran su efectividad para regular los niveles de colesterol LDL.

Existen otros complementos alimentarios que pueden ayudar a controlar la hiperlipidemia. Sin embargo, la evidencia científica al respecto suele ser controvertida, por lo que deben usarse con  precaución. Dentro de las otras opciones disponibles destacan las siguientes:

  • El forssk.
  • El konjac.
  • El ajo.
  • El té verde.
  • La berberina.
  • La linaza.

Las hiperlipidemias y el cambio de hábitos

La mayor parte de las dislipemias se deben a factores sobre los que se puede actuar, evitándolos. En su mayoría se deben a una alimentación desequilibrada, al sedentarismo y a factores relacionados con el estilo de vida. Por lo tanto, lo primero que hay que hacer es actuar sobre el estilo de vida

Te podría interesar...
¿Cómo debes comer para controlar el colesterol alto?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo debes comer para controlar el colesterol alto?

Para controlar el colesterol alto es importante saber cómo comer. Descubre algunas recomendaciones claves para mejorar tu dieta.



  • Jovanovski E, Yashpal S, Komishon A, Zurbau A et al. Effect of psyllium (Plantago ovata) fiber on LDL cholesterol and alternative lipid targets, non-HDL cholesterol and apolipoprotein B: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Am J Clin Nutr. 2018 Nov 1;108(5):922-932.
  • Kim MG, Yang I, Lee HS, Lee JY et al. Lipid-modifying effects of krill oil vs fish oil: a network meta-analysis. Nutr Rev. 2020 Sep 1;78(9):699-708.
  • Nguyen TPT, Garrahan MA, Nance SA, Seeger CE, Wong C. Assimilation of Cholesterol by Monascus purpureus. J Fungi (Basel). 2020 Dec 9;6(4):352.
  • Poli A, Marangoni F, Corsini A, Manzato E et al. Phytosterols, Cholesterol Control, and Cardiovascular Disease. Nutrients. 2021 Aug 16;13(8):2810.
  • Huang LH, Liu CY, Wang LY, Huang CJ et al. Effects of green tea extract on overweight and obese women with high levels of low density-lipoprotein-cholesterol (LDL-C): a randomised, double-blind, and cross-over placebo-controlled clinical trial. BMC Complement Altern Med. 2018 Nov 6;18(1):294.
  • Ried K. Garlic Lowers Blood Pressure in Hypertensive Individuals, Regulates Serum Cholesterol, and Stimulates Immunity: An Updated Meta-analysis and Review. J Nutr. 2016 Feb;146(2):389S-396S.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.