Conoce los diversos tipos de vinagres y para qué sirven

¿Qué tipos de vinagres existen? ¿Qué beneficios podemos aprovechar de cada uno de ellos? Conoce las respuestas a estas preguntas en el siguiente artículo.
Conoce los diversos tipos de vinagres y para qué sirven

Escrito por Yamila Papa Pintor, 08 enero, 2016

Última actualización: 09 abril, 2020

Cuando nos disponemos a preparar una receta o visitamos el mercado, podemos ver que existen diferentes tipos de vinagres. No obstante, normalmente no sabemos para qué sirve cada uno o cuál es el más indicado para el menú escogido.

Para evacuar estas dudas, en este artículo queremos explicar las características de cada vinagre, de modo que los podamos diferenciar y saber cuál es el que más conviene para cada ocasión.

¿Qué saber sobre el vinagre?

La palabra vinagre deriva de las palabras francesas ‘vin‘ (‘vino’) y ‘aigre‘ (agrio). Es uno de los condimentos más empleados en cocina, ya que le otorga a las comidas un sabor especial y peculiar. También su aroma es reconocible por todos.

Se usa desde la antigüedad no solo para darle sabor a los platos, sino también para conservar y macerar alimentos. La razón es que tiene la capacidad de impedir que proliferen ciertos microorganismos, como explica un estudio publicado en Scientific Reports.

Vinagre-de-manzana-ingrediente-saludable

El proceso de elaboración del vinagre está compuesto por dos fermentaciones: la alcohólica y la acética.
Vale destacar que el principal compuesto de este aliño es el ácido acético, que está en una proporción de entre el 5 y el 6%.

Las levaduras que se usan para hacerlo son las mismas que se añaden a otros alimentos y que transforman el azúcar en alcohol. Cuando se somete a la segunda fermentación, las bacterias producen el ácido acético, lo que da como resultado ese líquido tan aromático que usamos para las ensaladas o conservas.

Un dato peculiar es que cada zona del planeta tiene un vinagre por excelencia. Por ejemplo:

  • España: el de vino.
  • Estados Unidos: el de cereales.
  • Latinoamérica: el de alcohol de caña o el de manzana.
  • Países asiáticos: el de arroz.

Hay muchos tipos de vinagres que se pueden emplear según la comida o menú que se desea preparar. Por otra parte, esto siempre dependerá de los gustos particulares de cada persona.

La principal diferencia entre ellos es la materia prima que se emplea para su elaboración. En segundo término, la concentración de ácido acético también es un elemento distintivo.

¿Qué tipos de vinagres hay disponibles?

Tipos-de-vinagre-disponibles
Cada vinagre tiene su sabor, su aroma y sus propiedades; una deliciosa oferta para aliñar tus mejores platos y ensaladas.

Presta mucha atención a las opciones que puedes conseguir en el mercado o en una tienda. Si hay algún tipo que no se comercializa en tu ciudad, siempre puedes encontrarlo en un local de comida extranjera o pedirlo por internet. A continuación, un breve repaso de cada uno:

Vinagre blanco

Es el más usado en casa. Es de color casi transparente y se destila antes de que la totalidad del alcohol se haya convertido en ácido acético, por lo que tiene un sabor fuerte y pronunciado. Se elabora con caña de azúcar, melaza o maíz y se emplea para salsas envasadas y encurtidos.

El vinagre es un elemento que puede presentar varios beneficios para la salud. Por ejemplo, un estudio de Medscape General Medicine describe que ayuda a regular la glucosa en sangre y, por ende, puede ser beneficioso para las personas diabéticas. Asimismo, se indica que produce sensación de saciedad.

Vinagre de vino (o de uva)

Vinagre-de-vino

Se obtiene al fermentar la uva y el vino. Se usa en la cocina de toda Europa, pero sobre todo en Italia y Francia; puede ser de vino tinto o blanco. En el primer caso, se emplea para realzar el sabor de las carnes rojas; en el segundo, se utiliza para salsas como la holandesa y la mayonesa.

Vinagre de Jerez

Se usa bastante en España; es de un tono brillante y posee un gusto especial. Queda perfecto con carpaccios, gazpachos y para hacer salsas para guisos de carnes rojas (combinado con miel).

Vinagre de manzana

Vinagre-de-manzana-casero

Es bastante consumido y su sabor es más delicado y suave. Se elabora con la pulpa o el zumo de la manzana; el azúcar se convierte en alcohol y luego en ácido acético. Otra opción es fabricarlo con la sidra o mosto de manzana cuando se ha fermentado.

Se usa para darle un gusto diferente a los pescados, las ensaladas, las carnes blancas y las salsas suaves.
Algunas personas lo emplean en platos con mariscos, e incluso para postres.

Por si fuera poco, una tesis de grado presentada en la Universidad Técnica de Cotopaxi lo describe como producto de limpieza efectivo. En cuanto a sus bondades para la salud, esta publicación académica destaca que combate el estreñimiento, ayuda a digerir las grasas y contribuye a regular el colesterol.

Vinagre balsámico

Para los paladares exquisitos, el vinagre balsámico de Módena, de origen italiano, es muy apreciado. Se elabora con el mosto de la uva hervida con un alto contenido de azúcar. Después, se deja envejecer entre 6 y 12 años.

Es bien dulce y de color muy oscuro. Lo usan los chefs para ensaladas y salsas rojas, así como también para postres con fresas y melocotones.

Una investigación de 2007 publicada en Food Chemistry remarca sus componentes antioxidantes (también presentes en otros vinagres, según se aclara). Estos flavonoides y fenoles lo convierten en un ingrediente útil para combatir los efectos de los radicales libres sobre el envejecimiento prematuro del organismo en general.

Vinagre de arroz

Vinagre-de-arroz-saludable

Es el más usado en países como Japón y China, y por ello se incluye en muchos platos de esta región.
Es uno de los tipos de vinagres de sabor más suave y dulce y su color varía del blanco al dorado y al rojizo.

¿De qué depende? Depende de si se empleó solo arroz o se mezcló con otros cereales, ya que se puede utilizar el mijo, el sorgo y el trigo para prepararlo. Se emplea para acompañar el sushi, sazonar algas o darle mayor gusto a las verduras crudas y al vapor.

Vinagre de miel

También conocido como vinagre de hidromiel. Se obtiene tras la fermentación de la miel y se usa para siropes y dulces. Un estudio publicado en el International Journal of Preventive Medicine destaca que puede ayudar a regular la glucosa en sangre y a disminuir el colesterol total, aunque esto incluye también el HDL (el famoso ‘colesterol bueno’).

Vinagre de hierbas

Vinagre-de-hierbas
Para darle un toque personal, se puede preparar con algunas hierbas.

Se hace con la misma receta que el de manzana o el blanco, pero se le añaden hierbas para que le aporten un sabor diferente y especial. Se recomienda para las salsas y las ensaladas.

Vinagre de malta

Se usa popularmente en los países del norte europeo (Suecia, Finlandia, Noruega, etc.). La materia prima que se emplea para su elaboración es la cebada. También se utiliza en Estados Unidos, donde es apreciado por su sabor amargo y fuerte, ideal para preparar algunos postres invernales.

Varios tipos de vinagres, ¡múltiples utilidades!

Como podrás ver, todos los tipos de vinagres que enumeramos sirven para sazonar muchísimas comidas y postres. Además, si bien no son significativos y no constituyen la panacea de la medicina, también aportan unos cuantos beneficios para la salud. ¡Pruébalos a todos y quédate con el que más te guste!

Te podría interesar...
8 increíbles usos que le puedes dar al vinagre blanco
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
8 increíbles usos que le puedes dar al vinagre blanco

El vinagre blanco es un producto que no deberían faltar en ningun hogar ya que, además de su utilidad en la cocina, tiene muchas aplicaciones en el...