Consejos para ayudar a un niño zurdo en su desarrollo escolar

El niño zurdo llega a la escuela y todo está diseñado para los derechos. Padres y maestros deben estar preparados para orientar la enseñanza y aprovechar al máximo esta lateralidad.
Consejos para ayudar a un niño zurdo en su desarrollo escolar
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Ana Núñez

Última actualización: 05 diciembre, 2021

El mundo está concebido para los diestros; nos toca a los padres y a los maestros ayudar a un niño zurdo en su desarrollo escolar. La lateralidad en cuestión es una condición genética, pues no se es diestro o zurdo por elección.

Lo que sí podemos hacer, si tenemos en casa y en clase un niño zurdo, es facilitarle las tareas de adaptación. Desde tomar el lápiz y el papel hasta cuestiones más complejas como la escritura, necesitan pasar por el tamiz de la acción comprensiva.

Por mucho tiempo se creyó que ser zurdo era un error y que se podía corregir, como si se tratara de una desviación. Hoy, aunque queden resabios, estamos ante un escenario distinto, con derechos más claros y actitudes proactivas. Te acompañamos con unos consejos para ayudar a un niño zurdo en la escuela.

Inconvenientes que se suelen presentar

Un 12 % de la población mundial es zurda y en un salón de clases pueden encontrarse hasta 2 niños con esta condición. Sin embargo, rara vez se toman previsiones al respecto. Por ejemplo, la disposición o la forma del escritorio o pupitre; y en el laboratorio de computación, el ratón adaptado para niños zurdos.

Acaso el problema más relevante que puede presentarse en el contexto escolar es la disgrafía; no como enfermedad, sino por los efectos de un sistema ordenado a la diestra. Esta se expresa en anomalías para formar letras, espaciarlas o que tengan el tamaño correcto y que se dispongan en línea recta.

Niño zurdo en la escuela con disgrafía.
Los problemas para escribir de los niños zurdos suelen provenir de un sistema educativo poco flexible.

Consejos para ayudar a un niño zurdo en la escuela

Como son una minoría, las herramientas y los materiales no están diseñados y prestos para satisfacer la condición. Pero es que así sucede con el uso convencional de los cubiertos, las puertas giratorias o la palanca de los cambios a la derecha en los autos. Hacer frente a un mundo que no fue hecho a su medida hace del zurdo un luchador nato.

El maestro, a instancias de los padres del niño, necesita indagar la presencia de niños o niñas zurdas. Aspecto esencial es determinar en cada coyuntura la lateralidad o el tipo de dominancia; esto es, si se trata de ambidiestros o con lateralidad homogénea. La asesoría y las recomendaciones del psicopedagogo son de importancia capital.

Una primera decisión para ayudar a un niño zurdo en su desarrollo escolar será sentarlo del lado derecho al pizarrón. Esto es para que pueda ver lo que el maestro escribe tal como él ve cuando escribe en el cuaderno.

Porque la enseñanza de la escritura y las manualidades estarán marcadas por esta lateralidad. En conjunto, para ayudar a un niño zurdo en su desarrollo escolar, se debe trabajar la prevención de la estigmatización.



Mobiliario y útiles apropiados

El escritorio óptimo para el niño zurdo tendrá el soporte del brazo en el lado izquierdo, lo que significa que iría a contracorriente de los de su clase. Por supuesto, en casa es más fácil resolver esto, pues la organización y los elementos del espacio de estudio estarán determinados por y para la comodidad del niño.

Lapiceras y tijeras también se consiguen en el mercado para ellos. En este sentido, los mejores instrumentos de escritura para zurdos son los que tienen un diseño ergonómico triangular.

En cuanto a las tijeras, las propias para zurdos son fundamentales para que el niño pueda cortar con exactitud. Las tijeras convencionales son para derechos y cuando las usa el niño zurdo, el papel queda aprisionado y no cortado.

Lo que ha sucedido y es aceptado como normal es que se acostumbren a usar materiales para derechos. Pero ya conscientes, debemos remediar este tránsito traumático.

Iluminación lateral por el lado derecho

Como en Occidente escribimos de izquierda a derecha, el niño zurdo necesita que la fuente de luz provenga de la derecha. De lo contrario, la mano que sostiene el lápiz hará sombra, dificultando la visualización.

Otra vez, la dirección del foco lo podemos resolver sin mayor problema en casa; el punto se complica en la escuela. Padres y maestros deben conversar al respecto y permitir una posición y orientación que beneficie la iluminación desde el lado derecho.

Posición del papel, perpendicular al borde de la mesa

El papel ha de colocarse a la izquierda del centro del escritorio, con el lado derecho de la cabecera hacia abajo. El lápiz o bolígrafo que apunte al hombro izquierdo y que la mano, al escribir, avance de forma paralela a las líneas del cuaderno.

El brazo izquierdo hay que disponerlo con holgura, para que la mano también tenga comodidad para moverse, mientras que la mano derecha sujeta el papel con suavidad. Aquí la clave está en evitar la mano izquierda de gancho y la escritura por encima del texto y en vertical.

Una torsión exagerada provocará que se canse más rápido y generará frustración y rechazo a la escritura. El cuerpo rendirá mejor si está recto y relajado.

Prestar atención a la postura

La posición del cuerpo y la postura en general, es un tópico principal para ayudar a un niño zurdo en su desarrollo escolar. En primer lugar, los pies que queden bien asentados en el piso. Con una buena posición del cuerpo se estará más cerca de lograr una escritura legible y prolija.

Frente al escritorio y el papel tiene que sentarse derecho, con suficiente espacio para el brazo y la mano que sujeta el instrumento de escritura. Con la cabeza un poco inclinada hacia abajo, el hombro recto y el brazo en paralelo a la línea vertical de la hoja.

Si comparte el escritorio por el lado izquierdo, que lo haga con otro niño zurdo para que no se tropiecen. De no darse esta particularidad, hay que ubicarlo en el extremo izquierdo del banco.

Niña zurda frustrada en la escuela.
La frustración en la escuela puede retrasar la adquisición de conocimientos por parte de los niños zurdos.



Diestros y zurdos, una visión que se complementa

Está muy lejos, en la oscuridad de los errores históricos, el hecho de que les ataran la mano izquierda a los zurdos para que solo emplearan la derecha. Pero sigue siendo difícil encontrar escuelas en las que los docentes reciban formación específica para la zurdera.

Para abonar en el clima de su aceptación, valga comentar que ser zurdo se asocia con creatividad. Ello deriva, entre otras cosas, en que el niño zurdo tiene que resolver las mismas trabas que los diestros con instrumentos no pensados para su lateralidad, que es espontánea.

Acompañemos el proceso y no interfiramos su desenvolvimiento sobre la base de prejuicios y creencias. Ni trastorno ni enfermedad. La zurdera es una perspectiva, un modo de mirar y asumir el mundo y construirlo junto a los diestros, de igual a igual.

Te podría interesar...

6 mejores consejos que puedes darle a tu hijo al entrar a la escuela
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
6 mejores consejos que puedes darle a tu hijo al entrar a la escuela

Existen algunos consejos para nuestro hijo al entrar a la escuela que le pueden venir muy bien para disfrutar de esta etapa de su vida.