Consejos para conservar la lechuga fresca más tiempo

¿Estás cansada de que la lechuga se estropee con rapidez? En este artículo te explicaremos cómo lograr las condiciones perfectas para que se conserve fresca por más tiempo.
Consejos para conservar la lechuga fresca más tiempo

Escrito por Maria Fernanda Ramirez Ramos, 03 febrero, 2021

Última actualización: 03 febrero, 2021

La lechuga es uno de los vegetales más versátiles y saludables que se usa en la preparación de múltiples ensaladas y recetas. Sin embargo, sus hojas pueden dañarse con rapidez si no se le da un tratamiento adecuado en casa. Por ello, en este artículo te daremos algunos consejos para conservar la lechuga fresca más tiempo.

Igual que otras hojas verdes, como la espinaca, el cilantro o la rúcula, la lechuga suele comerse cruda. Por ello, al no someterse a un proceso de cocción es más fácil que guarde bacterias, restos de tierra e insectos que pueden causar infecciones intestinales.

Información del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) señala que los microorganismos más comunes que causan enfermedades transmitidas por las verduras de hojas verdes son el norovirus y las bacterias E. Coli. Por esto, es fundamental siempre hacer un minucioso proceso de limpieza y desinfección para preservar las lechugas en buen estado.

¿Qué ocurre cuando conservamos lechuga por varios días en la nevera?

La nevera es un lugar ideal para conservar las lechugas en buen estado. No obstante, deben seguirse algunas recomendaciones para optimizar la conservación de este vegetal.

En primer lugar, es importante ponerla en el cajón para verduras o en la parte de adelante, pues si se deja atrás o en el congelador las hojas se pueden quemar o marchitar.

Asimismo, no hay que mezclarla con frutas u otros vegetales como el tomate o las manzanas, pues juntos pueden estropearse con mayor rapidez. La mejor recomendación es guardarla sola en una bolsa dentro de la nevera. Además, poner papel de cocina entre sus hojas puede ayudar a que no preserve demasiada humedad.

Hojas de lechuga verde.
La lechuga se puede estropear rápido si no tomamos los recaudos adecuados, ya que se trata de un vegetal que no se cocina y se consume crudo.

¿Qué ocurre si se almacena lechuga en bolsa?

La lechuga en bolsa suele venir lavada y desinfectada y se conserva muy bien en su recipiente hasta por una semana si no se abre. Su tipo de empaque no permite el flujo de aire.

No obstante, una vez se abre la bolsa, es muy importante consumirla en poco tiempo. Además, este tipo de lechuga requiere de no cortar su cadena de frío y mantenerla a unos 4 grados centígrados.

Consejos y métodos para mantener la lechuga fresca por más tiempo

Te vamos a dar algunos consejos para el hogar que puedes aplicar para conservar la lechuga fresca más tiempo. Estos se relacionan con el momento de compra y con los cuidados que hay que disponer en la casa al llegar con el producto.

1. Compra las lechugas más verdes

Es importante que desde la compra en el supermercado elijas las mejores lechugas. Si notas que tiene los bordes marchitos debes consumirla en poco tiempo, pues este es un indicador de que no está fresca.  Si aún así decides comprarla, lo mejor es que retires las partes dañadas antes de almacenarla.

2. Guarda las hojas enteras, así conservarás la lechuga fresca más tiempo

Las hojas enteras se conservan mejor que los pedazos cortados. Por ello, es preferible que las almacenes completas y las cortes solo antes de servirlas.

Si vas a cortarlas de todos modos, hazlo con tu mano o con cuchillos de cerámica, pues el acero puede hacer que se oxiden las hojas con mayor facilidad. En las lechugas de hoja grande, como la romana o roja, puedes cortar el tronco.

Sin embargo, es mejor que no lo intentes con las de hoja pequeña, como la lechuga mantequilla o los cogollos de Tudela. Pero no botes estos troncos a la basura, pues con unos simples trucos podrías regenerarlos.

3. Seca muy bien la lechuga con papel de cocina

Dejar mojada la lechuga es uno de los errores más comunes que causa que se pudra o marchite. Por ello, es muy importante que después de realizar el lavado la sacudas muy bien para quitar el exceso de agua y luego la seques con toallas de papel de cocina.

Asegúrate de que no queden pequeñas gotitas escondidas. Dejar una hoja de papel que cubra las hojas puede ayudar a conservar la lechuga fresca por más tiempo.

Lavado de la lechuga para conservarla fresca más tiempo.
Al lavar la lechuga hay que hacerlo muy bien, puesto que bacterias y restos de partículas pueden venir en las hojas.

4. Guárdalas en un recipiente de plástico sellado para conservar la lechuga fresca

Una investigación de la Universidad de Santa Catarina (Brasil), que evaluaba las mejores técnicas de conservación de lechugas hidropónicas, encontró que las acondicionadas en recipientes plásticos cerrados y refrigerados se conservaban mejor, incluso tras 20 días de almacenamiento.

Asimismo, encontró que la temperatura ideal para el al almacenamiento era de 5 grados centígrados. Por ello, puedes usar un recipiente de plástico con tapa para guardarla en la nevera. Asegúrate de que tenga un poco de espacio para el aire.

5. Envuélvelas en papel aluminio

Otro de los consejos para conservar la lechuga es envolverla en papel aluminio. Primero debes lavarla y secarla muy bien. Para este proceso puedes usar un poco de lejía para alimentos.

Luego, debes envolverla entre papel aluminio sin que queden espacios descubiertos. Incluso, puedes poner por porciones las hojas. Así, solo tendrás que destapar las que vas a usar cada día.

Conservar la lechuga fresca depende de la variedad

Como hemos señalado en el artículo, la limpieza y forma de almacenamiento es fundamental para conservar la lechuga fresca por más tiempo. Sin embargo, también debes saber que de la variedad del vegetal depende en gran medida su duración.

La lechuga romana dura alrededor de 10 días, la mantequilla y la roja alrededor de 5, la iceberg o crispada aproximadamente 2 semanas. Tenlo en cuenta cuando hagas tu compra.