Consejos de higiene antes y después del sexo oral

La higiene durante las relaciones sexuales, incluso al mantener sexo oral, es muy importante. Al contrario de lo que se cree, las infecciones de transmisión sexual también se pueden contraer de los genitales a la boca.
Consejos de higiene antes y después del sexo oral
Sergio Alonso Castrillejo

Revisado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 05 febrero, 2021.

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 23 abril, 2019

Última actualización: 05 febrero, 2021

La higiene antes y después del sexo oral es muy importante. Sin embargo, no solemos prestarle la atención adecuada. En este artículo, no solo descubriremos cómo llevar a cabo este tipo de higiene sino, también, las consecuencias de no hacerlo.

Cuando se realiza esta práctica sexual es muy común dejar de lado diferentes precauciones que se tendrían al practicar sexo vaginal o anal. Un ejemplo es la falta del preservativo o barreras bucales. A continuación, te damos algunos consejos de limpieza que deberías tener en cuenta. ¡Toma nota!

La higiene antes y después del sexo oral

Como bien señala un artículo de la revista Enfermería Universitaria, el riesgo de contraer una infección de transmisión sexual (ITS) a través del sexo oral es elevado. Por esta razón, también es necesario prestar atención al tema de la higiene.

Aunque se puede pensar que los cuidados que se deben tener antes y después del sexo oral son los mismos, lo cierto es que cada etapa necesita de un cuidado diferente. Así, resulta importante tomar conciencia de llevar a cabo la limpieza de la manera más adecuada para evitar cualquier problema de salud. Sigue leyendo y conoce en detalle qué debes hacer.

La higiene antes

Limpieza íntima
Antes de cualquier encuentro sexual es conveniente realizar una limpieza adecuada que reduzca el riesgo de infecciones como hongos o malos olores.

Para realizar una higiene adecuada en la zona antes de tener sexo oral es importante utilizar agua y jabón (mejor si es uno especial para la zona íntima). Los hombres, no deben olvidarse de los testículos y el perineo, y las mujeres, por su parte, deben concentrarse en los labios mayores y menores.

Los hombres que no están circuncidados suelen acumular esmegma, una secreción blanca que puede provocar mal olor. Así lo indica un artículo publicado en la revista Medisan de Cuba sobre la circuncisión masculina para la disminución del riesgo de infecciones de transmisión sexual.

La forma de evitar esto es retirar el prepucio hacia atrás y aplicar abundante agua en la cabeza del pene. Después de hacerlo, la zona íntima debe secarse muy bien para evitar que la humedad permita la proliferación de hongos.

En el caso de las mujeres, tras limpiar bien los genitales, también es fundamental secar muy bien toda la zona. De esta manera, se pueden evitar algunos problemas, como la candidiasis vaginal. Así que lo mejor es tomarse un tiempo antes de iniciar el encuentro.

La higiene después

Después de mantener relaciones, lo más probable es que ambos quieran descansar un rato y quedarse en la cama. Sin embargo, volver a lavar la zona íntima es indispensable. ¿De qué manera se debe hacer? ¿Por qué es tan importante? Vamos a verlo con los siguientes puntos:

  • Evita la formación de bacterias. Limpiar el área genital, tanto del hombre como de la mujer, evitará la proliferación de bacterias. Sobre todo, si se ha utilizado lubricantes, aceites o preservativos.
  • Reduce el riesgo de cistitis. Este es un problema que afecta a las mujeres y puede evitarse lavando la zona íntima tras el sexo oral. Vale la pena recordar que no es conveniente que quede húmeda, por lo que hay que secarla bien.

En el caso de que hayamos mantenido relaciones fuera de casa y no haya posibilidad de utilizar un bidé, podemos hacer uso de toallitas húmedas. Por eso, es importante llevarlas siempre a la mano. No sabemos en qué momento se pueda necesitar.

En caso de no disponer de un baño, las toallitas higiénicas suponen una herramienta de higiene adecuada.

La boca en el sexo oral

Ya hemos visto algunas recomendaciones de higiene antes y después del sexo oral. Sin embargo, debemos prestar especial atención a la limpieza de la boca, sobre todo, antes de mantener relaciones sexuales. El motivo es que la boca es una gran fuente de bacterias.

No obstante, no está de más recordar la necesidad de prevenir infecciones de transmisión sexual (ITS). Por eso, el uso del preservativo y las barreras bucales son recursos de fácil acceso que evitarán este contagio. Solemos tener la creencia de que las ITS no se contagian con esta práctica. Pero esto está muy alejado de la realidad.

Según una publicación de Centers for Disease Control and Prevention, las infecciones se pueden contraer tanto en los genitales como en la boca y la garganta. Por lo tanto, al hablar de higiene también es necesario mencionar la importancia de protegernos adecuadamente.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a conocer un poco mejor en qué debes fijarte cuando laves tus genitales antes del sexo oral. Asimismo, te animamos a que tomes conciencia de la importancia que tiene protegerse en este tipo de encuentros íntimos.

Las infecciones de transmisión sexual son cada vez más frecuentes. Si deseas disfrutar del sexo oral sin preocupaciones, no olvides tener en cuenta los métodos de protección mencionados. Recuerda que la salud siempre está primero.

Te podría interesar...
¿Se pueden contagiar ETS con un beso?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Se pueden contagiar ETS con un beso?

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS), ¿se pueden contagiar con un beso? ¿cuáles y en qué circunstancias? Te lo contamos.



  • Carmona-Lorduy, M., Porto-Puerta, I., Lanfranch, H., Medina-Carmona, W., Werner, L., & Maturana, S. (2018). Manifestaciones bucales de enfermedades de transmisión sexual identificadas en tres servicios de estomatología en Sur América. Universidad y Salud20(1), 82-88.
  • Cháirez Atienzo, Perla, Vega Memíje, María Elisa, Zambrano Galván, Graciela, García Calderón, Alma Graciela, Maya García, Ixchel Araceli, & Cuevas González, Juan Carlos. (2015). Presencia del Virus Papiloma Humano en la Cavidad Oral: Revisión y Actualización de la Literatura. International journal of odontostomatology9(2), 233-238.
  • Valdés García, Luis Eugenio, Malfrán García, María Dolores, Ferrer Savigne, Yoire, & Salazar Aguilera, Enma. (2012). Conocimientos, actitudes y prácticas sexuales en la provincia de Santiago de Cuba. MEDISAN16(1), 1-13. Recuperado en 22 de abril de 2019, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029-30192012000100001&lng=es&tlng=es.
  • Centers for Disease Control and Prevention. STD Risk and Oral Sex - CDC Fact Sheet. (2020). Recuperado el 7 de enero de 2021. https://www.cdc.gov/std/healthcomm/stdfact-stdriskandoralsex.htm