5 consejos para decorar tu casa con miniplantas

¡Llena la casa de miniplantas! Son hermosas y no requieren muchos cuidados. Presta atención a nuestros consejos.
5 consejos para decorar tu casa con miniplantas

Última actualización: 21 julio, 2022

Darle un toque verde a nuestros espacios trae muchos beneficios. Algunas plantas sirven para purificar el aire, otras para controlar la temperatura y varias despiden un agradable aroma. Pero si hasta las flores de plástico perecen en tus manos, lo apropiado es empezar a decorar tu casa con miniplantas naturales.

Estas adorables chicas embellecen los entornos y llevan al interior un agradable toque verde. Las miniplantas resultan muy prácticas de cuidar; por lo general, se trata de pequeñas suculentas y cactus.

Cocina, sala, baños, dormitorios… no importa el lugar donde decidas colocar estas bellezas. En cualquier espacio lucen muy bien. Veamos cuáles son los consejos óptimos para decorar con miniplantas.

1. Decora la cocina

La cocina es el corazón del hogar. Algunas familias se la pasan compartiendo este lugar durante muchas horas.

Por ello, no estaría de más resaltar la belleza del espacio con unas cuantas suculentas. Por ejemplo, los minicactus pueden vivir en un ambiente cálido y luminoso.

El recipiente es relevante. Allí darás rienda suelta a tu creatividad y a tus destrezas manuales.

Puedes reusar latas viejas, pequeñas cajas de madera, frascos de vidrio e incluso tazas de té. Intenta elegir suculentas de distintos aspectos.

¿Tu cocina tiene ventanas? Las repisas junto a ellas son ideales para decorar con miniplantas. O quizás una encimera que esté desocupada. Ten presente que puedes personalizar los recipientes con pegatinas y cintas, logrando una composición muy original.

Miniplantas en la cocina.
Elige con cuidado las plantas que lleves a la cocina, ya que ciertas condiciones de allí no son óptimas para todas las variedades.


2. Usa la mesa del comedor

Varias de las miniplantas pueden formar un interesante centro de mesa en sustitución del clásico jarrón con flores. Así las cosas, puedes optar por un contenedor grande de cerámica, vidrio o arcilla, por ejemplo.

En su interior coloca varias miniplantas del mismo tipo o variadas. Para realzar su belleza, considera que puedes cubrir la superficie de la tierra de perlitas blancas.

Solo debes tener cuidado de que la base del cuenco esté limpia. Cuando decidas regar, asegúrate de que haya buen drenaje y la zona esté seca, para no ensuciar el mantel o el vidrio de la mesa. Usa un plato como soporte de cuenco.

3. Dale un toque verde a la sala al decorar con miniplantas

Si la cocina es el corazón del hogar, la sala es el foco central. No es para menos; allí se recibe a los invitados. Y es aquí donde las miniplantas pueden hallar su lugar ideal.

La creatividad juega un rol importante. ¿Que te parece crear un minijardín zen?

Puedes hacer uso de tierra de colores y diseñar varias capas en el cuenco de vidrio. Es posible colocar tu obra sobre la mesa de té.

Otra opción es disponerlas en los estantes de la sala o fabricar una pared vertical repleta de miniplantas. Las posibilidades son amplias; en el mercado puedes adquirir porrones y materiales que te ayudarán con el estilo.

4. ¡Llévalas al baño!

¿Cultivar cactus en el baño? Puede que no se te haya ocurrido antes, pero esto es posible, pese a las condiciones húmedas. Lo que prima es que reciban una buena dosis de luz natural, por lo que descarta esta idea si tu baño no posee ventanas.

Dispón pequeñas plantas sobre la encimera de lavabo o en algunas de las estanterías del lugar, pero sin sobrecargar. Hacerte de una pizarra magnética es otra buena opción; allí podrás colgar tus plantas con tan solo pegarle un pequeño imán en el porrón.

El clavel del aire es una alternativa plausible si tu baño no goza de iluminación ni flujo de aire. Esta planta, al ser epífita, no requiere tierra y puede adaptarse a las condiciones descritas. Por otro lado, es conocida por su capacidad para absorber partículas contaminantes del aire.

Clavel del aire es una miniplanta para decorar baños.
En estancias con poca luz, una opción son los claveles del aire.

5. Decora tu habitación o escritorio

Lo ideal sería inclinarse por plantas que tengan la capacidad de depurar el aire, absorber sustancias nocivas y liberar oxígeno por la noche. Las sansevierias y los aloes cumplen con algunas de estas características, por lo que puedes llevarlas a la habitación.

Basta con colocar sobre la mesa de noche o tocador algunos pequeños jarrones. Pero si las plantas van a la habitación de tus hijos, inclínate por las que son libres de espinas, como las Haworthias.

Hay quienes cuentan en casa con un escritorio para trabajar o estudiar y estos espacios quedan muy bien adornados con miniplantas. Aportan un aire interesante y ayudan a la productividad, a la concentración y a disminuir el estrés.



Un toque verde para un hermoso hogar

¿Por qué comprar flores de plástico para tu casa si igual pierden el color y se arruinan con el tiempo? Las miniplantas tienen muchas ventajas. En comparación con las de plástico, renuevan sus flores de hermosos colores e incluso pueden purificar el aire de tu hogar.

Si nos detenemos a pensar unos minutos, te dan mucho con solo una cosa a cambio: algo de tu cuidado. Ten en cuenta estas ideas y haz que la naturaleza forme parte de tu familia.

No temas, las miniplantas no demandan mucho cuidado.

Te podría interesar...
11 plantas de interior que son seguras para tus mascotas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
11 plantas de interior que son seguras para tus mascotas

Conoce cuáles son las mejores plantas de interior que son seguras para tus mascotas. Podrás disfrutar de tus animales y de la vegetación.



  • Claudio L. (2011). Planting healthier indoor air. Environmental health perspectives119(10), A426–A427. https://doi.org/10.1289/ehp.119-a426
  • Lee, M. S., Lee, J., Park, B. J., & Miyazaki, Y. (2015). Interaction with indoor plants may reduce psychological and physiological stress by suppressing autonomic nervous system activity in young adults: a randomized crossover study. Journal of physiological anthropology34(1), 21. https://doi.org/10.1186/s40101-015-0060-8

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.