Consejos para elegir el cabecero de cama ideal

Un cabecero de cama puede ser el complemento ideal para el dormitorio. No solo aportan personalidad, sino que protege la pared de los roces y ayuda a aislar el frío. ¿Cómo elegirlo?
Consejos para elegir el cabecero de cama ideal

Última actualización: 18 marzo, 2022

Cuando se trata de decorar la habitación, todos los detalles son importantes. Por eso, antes de elegir un cabecero de cama es conveniente considerar varios factores, como su material, su diseño y su forma. Ahora mismo, hay una amplia variedad de alternativas que llaman la atención por sus detalles personalizados y su funcionalidad.

Por lo general, al entrar al dormitorio, el cabecero es una de las primeras piezas que llaman la atención. Debido a esto, su elección no debe tomarse a la ligera. A continuación, recopilamos varias recomendaciones para acertar al momento de adquirir uno. ¡Sigue la lectura!

Cómo elegir el cabecero de cama ideal

La elección de los cabeceros de cama puede ser el punto de partida para la decoración de la habitación. Debido a sus múltiples modelos, tejidos y colores, son ideales para implementar cualquier estilo —elegante, moderno, nórdico — en el espacio de descanso.

De hecho, muchos fabricantes brindan la opción de personalizarlos, lo que hace más fácil adaptarlos y volverlos una pieza funcional. Ahora bien, más allá de esto, hay que tener en cuenta que estos elementos tienen varios objetivos; por ejemplo, permiten evitar roces y manchas en la pared. Además, protegen contra el frío de la pared y evitan que la almohada se desplace.

Entonces, ¿qué detalles hay que considerar para elegir el más apropiado? Pues bien, aunque todo depende de tus preferencias individuales, hay algunos consejos generales que pueden considerarse antes de optar por un modelo u otro.

Material del cabecero

Uno de los primeros detalles que debes tener en cuenta para elegir el mejor cabecero de cama es su material de fabricación. Puedes encontrar en madera, tapizados con algodón o lino o en hierro forjado. Cada uno de estos aporta un estilo diferente a la decoración.

El caso de la madera, al ser natural, da un ambiente cálido y acogedor. Entre tanto, los de hierro forjado son ideales para los amantes del estilo vintage . Los tapizados son versátiles y pueden integrarse en varios estilos de decoración. Para ello hay que considerar su color o si tienen estampados. Estos últimos, son idóneos para las habitaciones de los niños.

Si gustas de un estilo romántico o elegante, los tapizados en terciopelo son una buena opción. Su tono brillante da un aire de lujo en la habitación. Por su parte, los de forja son idóneos para los espacios estilo country o clásico.

Tamaño

En cuanto al tamaño, hay que hacer dos consideraciones. En primer lugar, el tamaño de la habitación, ya que de esto depende el tamaño del cabecero. Si eliges uno demasiado grande para un espacio muy pequeño, restará espacio para otros complementos como estanterías o cuadros. Sin embargo, si adquieres uno más pequeño que la cama, lucirá antiestético. Lo mejor es tomar la medida y elegir uno que se adapte tanto a la cama como al tamaño de la habitación.

Funcionalidad

Este es quizá uno de los detalles más importantes para elegir un cabecero de cama, sobre todo cuando el dormitorio no tiene demasiado espacio. ¿A qué se refiere la funcionalidad? En concreto, son los usos que se le pueden dar al accesorio más allá de su función decorativa. En este caso, hay características que incrementan su utilidad. Por ejemplo, las siguientes:

  • Cabeceros con respaldo extra: ideales para quienes no desean tener muchos cojines en la cama. Son muy cómodos para quienes suelen leer o hacer otras tareas de trabajo en la cama.
  • Nocheros: según la cantidad de espacio de la habitación, se pueden elegir cabeceros de cama con nocheros integrados. Son bastante estéticos y permiten tener a mano cajones para guardar distintos elementos.
  • Cabecero con organizador: en este caso, se integran estanterías en las que se pueden colocar objetos como el despertador, los libros, etcétera.
  • Con almacenamiento oculto: es un tipo de cabecero que integra dos o más compartimientos de almacenaje. Dispone de puertas corredizas para que no se vea lo que se guarda en el interior.

Recomendaciones finales para elegir un buen cabecero de cama

Sumado a los consejos anteriores, recuerda considerar otros detalles como el color, los acabados, el grosor y su sistema de instalación. Todo esto puede ayudarte a tomar una buena decisión.

Te podría interesar...
11 ideas para decorar el cabecero de tu cama
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
11 ideas para decorar el cabecero de tu cama

Te dejamos 11 ideas para decorar el cabecero de tu cama y cambiar por completo el aspecto de tu cuarto. ¡Empieza hoy mismo!


Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.