9 consejos para limpiar la casa después de una fiesta

Dar una fiesta en casa es genial; lo que no lo es tanto es limpiar después. Aquí algunos consejos para ayudarte.
9 consejos para limpiar la casa después de una fiesta

Última actualización: 16 enero, 2022

Después de una fiesta en casa es momento de una actividad que puede no ser tan divertida: limpiar. Sí, es probable que quieras cerrar los ojos y, al abrirlos, encontrar todo impoluto. Pero eres un adulto y sabes que así no funcionan las cosas.

Recuerda lo bien que la pasaste con tus amigos y piensa en los muchos recuerdos que tendrán para futuras conversaciones; esto te ayudará a limpiar y ordenar la casa con más ánimo. Aquí unos consejos para facilitarte las cosas.

1. Comienza por ventilar

Una vez que se acaba la fiesta, notarás que el ambiente de la casa se siente pesado. Y aunque en lo único que pienses sea en ir a tu cama y descansar, hay algunas cosas urgentes que debes hacer antes de caer en los brazos de Morfeo.

Por ello, la primera recomendación es darle un poco de oxígeno a tu hogar. Abre ventanas y puertas y deja que se aireen las habitaciones por al menos 10 minutos.

¿Has escuchado sobre la ventilación cruzada? Úsala en tu beneficio. Si tienes ventanas en paredes opuestas o adyacentes, solo tienes que abrirlas y ¡listo!



2. Guarda la comida

Puede que estés muriendo del sueño, pero la comida no puede quedar expuesta. Guarda en táperes y envases los alimentos y coloca en la nevera aquellos que así lo necesiten. Del mismo modo, desecha lo que sea imposible aprovechar.

3. Encárgate de la vajilla

Comienza con botellas, vasos y copas; vacíalas por el desagüe y luego haz lo propio con cada una. Botellas a la basura, vasos al lavavajillas y copas al fregadero para lavarlas a mano.

Luego siguen otras piezas delicadas como las bandejas, las fuentes y los platos. Si tienen restos de comida pegada es conveniente dejarlas en remojo.

Para ello vierte un poco de desengrasante y espera que actúe. Lo demás puedes meterlo en el lavavajillas; esto incluye los cubiertos. ¡Y a dormir!

Vajilla sucia después de una fiesta.
No dejes que se acumule la vajilla sucia. Es una acción que agradecerás hacer al inicio y no postergar.

4. Prepara todo y aspira el suelo

Al día siguiente no encontrarás un desastre mayor, ¡lo que es un alivio! Así que concéntrate en mover muebles y alfombras para aspirar o barrer. Tú eliges.

Después, procede a fregar los suelos para deshacerte de cualquier mancha y desinfectar con un chorrito de vinagre. Una vez esté seco, vuelve a colocar muebles y alfombras.

5. ¡No olvides lo que quedó en remojo!

La noche anterior dejaste algunos platos y fuentes en remojo. ¡Llegó el momento de lavarlos! Puedes hacerlo a mano o colocarlos en el lavavajillas; esto va a depender de cuán delicada sea la pieza.

¡Espera! Antes de hacerlo, seca lo que habías dejado en el lavatrastes. Procura que sea con un paño de microfibra, ya que no dejan pelusa.

6. Limpia la cocina a fondo

Ya guardaste la comida, lavaste la vajilla y solo queda limpiar y ordenar a fondo la cocina. Lo primero es la encimera; es probable que tenga restos de suciedad y grasa a consecuencia de la fiesta.

Sigue el fregadero. Lávalo con jabón y desinfecta con vinagre hasta que luzca reluciente. Cuando termines allí, barre o aspira el suelo, friégalo y déjalo secar. ¡La cocina está oficialmente lista!

7. Lava y desinfecta el baño

Tras la cocina, el baño es otra de las estancias que requiere tu atención después de una fiesta. Limpia el lavamanos, el inodoro, la grifería y demás accesorios. Así mismo, cambia las toallas y coloca un nuevo rollo de papel higiénico.

Limpiar el baño después de una fiesta.
La limpieza del baño tras una fiesta es ineludible. Seguro que muchos invitados usaron este espacio.

8. Revisa tus muebles y alfombras

En las fiestas es común que los invitados se olviden de utilizar portavasos, lo que causa estragos en las superficies de tus muebles. Puedes usar un trapo húmedo para eliminar las manchas superficiales. Sin embargo, si esto no resulta, deberás emplear medidas más drásticas. Por ejemplo, un producto específico para el mueble.

Procede de igual forma con las alfombras; estas no estás exentas de una mancha de vino, otra bebida o alimento. Cuando las atacas de inmediato tienes más oportunidades de salir victorioso. ¡Se nos olvidaban los manteles! También debes revisarlos y si tienen algún daño, dejarlos en remojo.



9. Devuelve todo a su lugar

Si para la fiesta sacaste algunas sillas o mesas extra para los invitados, recuerda limpiar y colocar de nuevo en su lugar. ¡Esto es lo último! Tu casa lucirá como si nunca hubiera ocurrido una celebración, aunque todos los recuerdos queden en tu cabeza.

Limpiar es la única forma de regresar tu casa a la normalidad después de una fiesta

No importa cuán cansado estés, si das una fiesta en casa, debes limpiar después. O al menos, ocuparte de lo más importante: los restos de comida.

Al día siguiente ya podrás hacer una limpieza profunda en todas las estancias por las que pasaron tus invitados. En especial, la cocina y el baño. Devuélvele a tus muebles y espacios su antigua apariencia y haz como si nada hubiera pasado. ¡Lo importante es que tú lo recuerdes!

Te podría interesar...
Recetas deliciosas para preparar las entradas en tus fiestas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Recetas deliciosas para preparar las entradas en tus fiestas

Preparar las entradas en tus fiestas no tiene por qué ser un quebradero de cabeza. A continuación, veremos cinco propuestas fáciles y originales.