Consejos para el mantenimiento de un sofá de polipiel

El cuero sintético es un material ideal para tapizar sillas, sofás y asientos. Además de ser más económico que la piel natural y de no precisar animales para su producción, posee un mantenimiento muy sencillo.
Consejos para el mantenimiento de un sofá de polipiel

Escrito por Jonatan Menguez

Última actualización: 25 octubre, 2022

Polipiel es un material sintético elaborado para simular las pieles naturales. Por supuesto, no involucra a ningún animal, ya que está compuesto por fibras sintéticas, como el poliéster o el policloruro de vinilo (PVC). Numerosos objetos se tapizan y recubren con este elemento. Con solo algunos consejos es posible conseguir un efectivo mantenimiento de un sofá de polipiel.

Se trata de un material con numerosas ventajas, entre las que se encuentra un sencillo cuidado. Tanto para la limpieza diaria como para las manchas específicas, el mantenimiento de un sofá de polipiel no exige más que un paño y agua tibia. Por el contrario, se deben evitar los productos químicos y la exposición directa a la luz solar.

¿Qué es la polipiel?

Polipiel, también conocido como cuero artificial, tacto piel o escai, es un material sintético fabricado a partir de diferentes fibras y polímeros. Su objetivo es imitar a las pieles naturales, por lo que es muy utilizado para recubrimiento, tapicería y alta costura. De esta manera, es posible encontrarlo en asientos de automóviles, en la ropa y en la tapicería del mobiliario hogareño.

Entre sus principales ventajas se encuentra el costo, ya que es un material sintético que no requiere ningún tipo de explotación animal. La fabricación de polipiel suele ser mucho más económica que la elaboración del cuero natural. Por lo tanto, las sillas y los sofás recubiertos con este material son mucho más accesibles.

Si bien existen diferentes niveles de calidad, en general, la polipiel es una excelente imitación de las pieles naturales. Algunas son difíciles de distinguir del cuero original. Poseen un cuidado muy sencillo y una buena resistencia a la abrasión, los rayones, los arañazos y otros daños del uso cotidiano.

Diferentes acabados de la polipiel

El cuero sintético se fabrica como imitación de la piel natural, por lo tanto, existen diferentes variantes:

  • Polipiel elástica: utilizada para prendas de ropa ajustadas al cuerpo, como calzas y los leggins.
  • Animal print: el estampado animal es muy aplicado en diferentes ámbitos de la moda. Por lo que existen variantes de polipiel que buscan imitar esta tendencia.
  • Metalizada: un estilo que busca simular las tonalidades grises metalizadas para las ambientaciones modernas.
Tapicería de cuero y polipiel.
La tapicería de cuero es más costosa y requiere un cuidado más exhaustivo para que no se dañe con el tiempo.

¿Cómo es el mantenimiento de un sofá de polipiel?

Uno de los rubros donde más se utiliza el cuero sintético es en la fabricación del mobiliario hogareño. De esta manera, se puede encontrar polipiel en los tapizados de sillas, sillones y sofás.

Además de ser económico, posee un cuidado sencillo. El mismo se puede llevar a cabo con una serie de consejos fáciles de seguir.



La calidad importa

A pesar de tratarse de un material que imita al cuero natural, no se debe descuidar la calidad del mismo. La polipel de menor calidad tiende a rajarse más rápido y su durabilidad se reduce.

Actuar con rapidez para el mantenimiento de un sofá de polipiel

Un aspecto fundamental en el cuidado de este tapizado es darse prisa cuando se genera una mancha compleja. Si se remueven al instante, casi no existe dificultad con la limpieza de la polipiel. Sin embargo, cuando penetran en los materiales más profundos, puede resultar complicada su eliminación.

Paño y agua

La clave para el mantenimiento de un sofá de polipiel es trabajar con los dos elementos más básicos de la limpieza: agua templada y un paño. En general, frotando un paño humedecido por la superficie es posible quitar cualquier mancha de este tapizado, siempre y cuando se aborde con rapidez.

Cuidar el brillo

La estrategia más importante para mantener el brillo es evitar los productos químicos en la superficie de polipiel. Aunque sean funcionales para otras instancias de higienización, el aguarrás, el alcohol, los desengrasantes multiuso y la lejía deben estar alejados de esta tapicería.

Por supuesto, el brillo se mantiene si, además, se ejecuta una limpieza frecuente y se quitan las manchas con rapidez.

Otros muebles de polipiel y manchas específicas

Los procedimientos de limpieza son similares en cualquier tapizado de polipiel. Ya sea en los sofás, en las sillas o en los asientos de bicicletas y automóviles.

Por otro lado, existe un conjunto de manchas complejas para las que se debe usar un poco de alcohol. Se trata de las producidas a partir del tomate, la gaseosa, el chocolate y la tinta.

Si se volvieron complejas de retirar, ya sea por el paso del tiempo o por la profundidad, el procedimiento es colocar un algodón humedecido en alcohol. Sin embargo, debe estar apenas remojado y el apoyo en la superficie tiene que ser suave, sin frotar con vehemencia. Al finalizar, secar con paño al instante.

Otros productos menos corrosivos que pueden aplicarse para manchas complejas son la leche limpiadora, el jabón neutro, la piedra de arcilla y el vinagre blanco. Siempre de manera cuidadosa, mezclando con agua tibia y retirando los restos con un paño seco.

¿Y los sofás de piel?

Los sofás de cuero natural tienen un proceso de limpieza similar a los de polipiel. Por lo tanto, su mantenimiento y durabilidad se consiguen alejándolos de los rayos solares, retirando el polvo con frecuencia y quitando las manchas con un paño húmedo.

Sin embargo, existen diferencias en cuanto al brillo. Conservar esa condición exige la colocación de cremas especiales cada cierto tiempo, las cuales nutren e hidratan la superficie.

Alcohol de limpieza para un sofá de polipiel.
El alcohol no puede estar mucho tiempo en contacto con la polipiel porque la arruina.

Enemigos en el mantenimiento de un sofá de polipiel

Existen dos aspectos fundamentales que se deben evitar para extender la vida útil de un sofá con cuero sintético. Por un lado, se debe prestar atención a la luz solar, ya que no es conveniente que impacte de manera directa en el material.

Los rayos UV resecan las fibras, lo que produce que la polipiel pierda elasticidad. Por lo tanto, se debe mantener la posición del sofá alejada de los rayos solares.

El otro aspecto a evitar es el exceso de humedad, una condición que acelera su deterioro. Esto se debe a que potencia la descomposición del material y le da apariencia de desgastado.

Puede parecer contradictorio que su limpieza deba realizarse con un paño húmedo, por lo que es importante frotarlo también con un paño seco. El objetivo es quitar los restos de humedad al final del proceso.



Mantenimiento de un sofá de polipiel dañado

A pesar de que cuidemos el mobiliario con todas las recomendaciones, es posible que el desgaste y el paso del tiempo provoquen daños en el mismo. En ese caso, existen algunos productos efectivos para reparar un sofá de polipiel. Por ejemplo, los parches.

Este es un artículo que se adhiere al mueble y es muy efectivo para tapar agujeros o manchas. Para roturas más profundas, existe la pasta de cuero, la cual rellena la zona; y el tinte reparador, que funciona para devolverle color y brillo.

Te podría interesar...
8 trucos caseros para limpiar cuero blanco
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
8 trucos caseros para limpiar cuero blanco

Si eliges piezas de cuero por su durabilidad y facilidad de mantenimiento, seguro te interesan 8 trucos caseros para limpiar cuero blanco.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.