Consejos para el día a día después de una ostomía

La higiene y el adecuado recambio de la bolsa de recolección es crucial en el cuidado diario de una ostomía. Te contamos los mejores consejos al respecto.
Consejos para el día a día después de una ostomía
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 24 noviembre, 2022

La ostomía es un tratamiento quirúrgico que facilita la evacuación de los productos de desecho del cuerpo, como las heces y la orina, en cierto grupo de personas. El cáncer colorrectal, la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa son algunas de las enfermedades que condicionan su realización. Te contamos algunos consejos para el día a día después de una ostomía.

En la actualidad, estudios estiman que existen alrededor de 100 000 personas ostomizadas en España y cada año se añaden unas 16 000 más. La calidad de vida y el pronóstico a largo plazo dependen de la capacidad de adaptación de cada persona y su instrucción en el cuidado diario.

¿Qué es la ostomía?

Existe un pequeño grupo de patologías gastrointestinales y urológicas en las que se requiere modificar la estructura de ciertos órganos con un fin terapéutico. La ostomía es una intervención quirúrgica que permite crear una abertura artificial o estoma, desde el intestino hasta la pared abdominal, facilitando la eliminación de heces u orina por esta vía.

En general, el estoma no es capaz de actuar como un esfínter natural, al no tener la musculatura apropiada. Por lo tanto, la persona ostomizada no puede controlar la salida de los productos de desecho. En este sentido, es necesario conectar un equipo o bolsa en el exterior que actuará como sistema de recogida.

Tipos de ostomía y cuándo se realizan

Las ostomías digestivas abarcan la colostomía, la cecostomía y la ileostomía. Cada una se aplica en casos específicos, según la enfermedad y el estado general de la persona a intervenir. Además, las mismas pueden instaurarse de forma temporal o permanente.

Colostomía

Crea una comunicación entre el colón y la piel del abdomen para descomprimir el intestino grueso y redireccionar las heces. Puede ser ascendente, transversa, descendente o sigmoidea, según el segmento del colon donde se instaure.

La obstrucción del intestino grueso es la causa más común de indicación de una colostomía. Algunas de las enfermedades asociadas incluyen las siguientes:

Cecostomía

Es un tipo de ostomía poco común en la que se comunica el ciego con la pared abdominal. Por lo general, se realiza en casos de urgencias de descompresión intestinal. Los vólvulos cecales y las seudoobstrucciones del colon son algunas de las afecciones que pueden resolverse por este método.

Ileostomía

Es la apertura del íleon distal hasta la piel del abdomen. Este tipo de ostomía es más delicada, debido a las características líquidas y proteolíticas del contendió del íleon, que en ocasiones tiende a dañar la piel abdominal. Algunos de los casos en los que es necesaria la ilestomía incluyen la colitis ulcerosa y la poliposis familiar.



9 consejos para el día a día después de una ostomía

Hay consejos que pueden mejorar notablemente la calidad de vida de la persona portadora de una ostomía. No siempre es fácil aplicarlos, pero te pueden guiar para que el procedimiento no sea un impedimento completo a las actividades diarias.

1. Adaptar la vida social y laboral

Al finalizar la ostomía y el periodo de recuperación posquirúrgico, es indispensable retomar las actividades sociales y familiares con algunos pequeños cambios en el estilo de vida. En general, se podrán realizar la mayoría de las actividades que se hacían previo a la intervención.

Al salir del hogar, no olvides llevar contigo todo lo necesario para el recambio de la bolsa de ostomía. De igual forma, mantén un cambio de ropa por si surge cualquier imprevisto.

La vida laboral debe retomarse paulatinamente.Los trabajos manuales de alta intensidad y relacionados con levantamiento de cargas suelen estar contraindicados. Un consejo al regresar al trabajo luego de una ostomía es asegurar un acceso rápido al baño o a un área privada para el cambio de bolsa.

Bolsa de ostomía.
Las bolsas de ostomía son bastante anatómicas y no interrumpen demasiado las actividades cotidianas. Aun así, requieren un cuidado especial.

2. Usar la vestimenta adecuada

En la mayoría de los casos, las personas ostomizadas pueden continuar usando su vestimenta habitual. No obstante, un consejo crucial luego de una ostomía es evitar las prendas ceñidas al cuerpo o aquellas que puedan comprimir el estoma en exceso. Además, pueden usarse tirantes o elásticos para sustituir el cinturón.

3. Retomar los deportes de forma progresiva

Posterior a la ostomía se debe retomar las actividad física lo antes posible, iniciando con ejercicios de intensidad leve. A largo plazo, las personas pueden continuar realizando cualquier deporte que practicaran previo a la intervención, con excepción de aquellos de alto impacto, movimientos bruscos o levantamiento de peso.

En general, los sistemas de ostomía actuales no se despegan con el movimiento y sudor. Consulta con un médico especialista antes de retomar los deportes.

Algunas recomendaciones a tener en cuenta al realizar actividades físicas son las siguientes:

  • Verificar que la bolsa de ostomía esté adherida a la piel y cambiarla en caso de ser necesario.
  • Tapar el filtro del dispositivo con pegatinas especiales en caso de deportes acuáticos.
  • Evitar adherir el equipo minutos antes de sumergirse en el agua.
  • Vaciar el dispositivo antes de comenzar el ejercicio.
  • Mantener una adecuada hidratación.

4. Reeducación sexual

Las relaciones sexuales pueden continuar con total normalidad luego del procedimiento. Sin embargo, un consejo crucial posterior a una ostomía es trabajar en la autoestima, la reeducación sexual y la aceptación.

Estudios afirman que el impacto una ostomía es devastador para los pacientes, incluso en un posoperatorio sin complicaciones. La forma en que el paciente se ajusta a una imagen corporal alterada impacta sobre su capacidad de establecer relaciones personales, experimentar y expresar su sexualidad y pasar por el proceso de rehabilitación.

Algunas mujeres pueden presentar problemas y molestias durante las relaciones, mientras que los hombres podrían manifestar disfunción eréctil. Es importante hablar con la pareja y buscar alternativas.

Las mujeres deben acudir al ginecólogo en caso de sequedad vaginal.

5. Tomar precauciones al viajar y conducir

Una adecuada preparación al estar fuera de casa es clave en el cuidado diario luego de una ostomía. En este sentido, se recomienda llevar un equipaje de mano con varios cambios de ropa y recambios de bolsa al viajar en avión. De esta forma, podremos atender cualquier imprevisto que surja durante el vuelo.

Por otro lado, se debe esperar un mínimo de 6 semanas luego de la ostomía para retomar la conducción. Además, se pueden emplear un sistema de seguridad vial para embarazadas en caso de que el cinturón de seguridad resulte molesto.

6. Proteger la piel alrededor del estoma

En ocasiones, los desechos que se excreten a través del estoma puede causar hipersensibilidad y molestias en la piel circundante. En este sentido, se recomiendan las siguientes medidas de cuidado:

  • Cambiar la bolsa de ostomía periódicamente para prevenir fugas.
  • Emplear un tamaño adecuado de bolsa y de la abertura de la barrera para la piel.
  • Retirar el equipo de recolección con cuidado y evitar hacerlo más de lo necesario.
  • Buscar ayuda médica en caso de alergia al material del adhesivo o el equipo de ostomía.
  • Limpiar con agua la piel que circunda el estoma y secar bien antes de instalar la barrera cutánea y la bolsa de recolección.


7. Mantener una higiene adecuada

Es común que las personas tengan miedo al bañarse, preocupados por el efecto que pueda tener el agua o el jabón en el estoma. Sin embargo, este planteamiento tiene poco fundamento, ya que el equipo está capacitado para soportar las duchas sin ningún problema.

En ocasiones, el jabón podría interferir con la adherencia de la barrera cutánea, por lo que se puede optar por lavar la zona circundante solo con agua. Otra opción es lavar con abundate agua la zona, posterior a la aplicación del jabón. No es recomendable retirar la bolsa de recolección al ducharse o al tomar un baño de tina.

Ducha en una paciente con ostomomía.
La ostomía no impide la higiene. Por lo tanto, no se debe retirar la bolsa para una ducha.

8. Aprender a realizar un adecuado vaciado y recambio de bolsa

Después de la intervención quirúrgica, el personal del centro médico se encargará de instruir sobre cómo se debe realizar el correcto vaciado y recambio del sistema recolector. No es necesario emplear materiales estériles para limpiar el área durante el recambio.

Un consejo práctico es vaciar la bolsa de ostomía cuando alcance la mitad o un tercio de su capacidad, evitando de esta forma las fugas o los derrames. Los pasos para el vaciado de la bolsa de recolección son los siguientes:

  1. Situarse en una silla frente al inodoro o sobre el mismo, tan atrás como se pueda.
  2. Cubrir el inodoro con papel higiénico para reducir las salpicaduras.
  3. Con una mano, sujetar la bolsa recolectora hacia arriba; con la otra, abrir el sujetador.
  4. Inclinarse sobre el inodoro y abrir lentamente la bolsa.
  5. Vaciar el contenido de la bolsa de forma paulatina.
  6. Limpiar el extremo interno y externo de la bolsa con papel higiénico.
  7. Fijar de nuevo la bolsa y colocar el sujetador.

9. Evitar el crecimiento excesivo de vellos

El vello en la zona del estoma puede afectar la adherencia y fijación de la barrera cutánea. De igual forma, también podría originar molestias y dolor al retirar la misma. En este sentido, es recomendable rasurar o rebajar con una tijera el vello del área.

Se debe tener cuidado al afeitar la zona. Se aconseja usar un talco para estomas luego del rasurado, ya que el jabón y las cremas de afeitar también pueden afectar la fijación del dispositivo.

No olvides enjuagar con abundante agua y secar la zona antes de recolocar la bolsa.

La atención médica oportuna es fundamental

Existen varios consejos útiles para el cuidado luego de una ostomía. Los mismos están destinados a mejorar la calidad de vida de la persona y evitar complicaciones a largo plazo.

De igual forma, no debe retrasarse el hecho de buscar atención médica en caso de presentar síntomas extraños. El sistema de recolección debe revisarse ante la mínima duda sobre su correcto funcionamiento.

Te podría interesar...
Colostomía, ¿qué es?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Colostomía, ¿qué es?

La colostomía es un procedimiento quirúrgico para pacientes con enfermedades en el intestino grueso. En los casos más graves, es indispensable para...



  • Gómez A. El paciente ostomizado. Farmacia Profesional. 2006; 20(8): 50-55.
  • Noda Sardiñas C, Alfonso Alfonso L, Fonte Sosa M, Valentín Arbona F, et al. Problemática actual del paciente con ostomía. Rev Cub Med Mil. 2001;  30( 4 ): 256-262.
  • Folguera-Arnau M, Gutiérrez-Vilaplana JM, González-María E, Moreno-Casbas MT, et al. Implementation of best practice guidelines for ostomy care and management: Care outcomes. Enferm Clin (Engl Ed). 2020 May-Jun;30(3):176-184.
  • Yang M, McClure JA, Wanis KN, Vogt KN, et al. From Formation to Closure: Aggregate Morbidity and Mortality Associated With Defunctioning Loop Ileostomies. Dis Colon Rectum. 2022 Sep 1;65(9):1135-1142.
  • De La Llera Domínguez Gerardo. Colostomías: clasificación, indicaciones, detalles de técnica. Rev Cubana Cir. 2007;  46( 4 ).

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.