Consejos para tener los labios suaves

Para tener unos labios suaves, prueba a usar estos remedios naturales, que te ayudarán a hidratarlos con mayor facilidad.
Consejos para tener los labios suaves
Maria del Carmen Hernandez

Revisado y aprobado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 17 noviembre, 2022

En vista de que esta es una de las partes del cuerpo que más observamos en los demás, es importante tomar en cuenta algunos consejos para tener los labios suaves, manteniéndolos protegidos, tanto del envejecimiento prematuro como de los agentes medioambientales que los afectan.

Ahora bien, para esto no solo se debe apelar a los cosméticos artificiales y cremas. También hay productos naturales que resultan eficaces; asimismo, es necesario hidratarlos y mantener una alimentación saludable.

En todo caso, si se busca un tratamiento que resulte eficaz, lo más recomendable siempre será pedir consejo a un profesional o dermatólogo. A continuación, compartimos algunas técnicas sencillas y naturales para ayudar a tener los labios suaves, hidratados y saludables.

Exfolia tus labios

Agentes que resecan y dañan tus labios

No solo por su participación en la interacción hablada, sino porque sobresalen en el rostro, los labios son parte importante de la expresión. Por ello, es necesario mantenerlos saludables y tersos, ya que dicen mucho de nuestro aspecto físico, así como también evidencian nuestra salud.

Ahora, antes de hablarte de nuestros consejos para tener los labios suaves, es conveniente que sepas que algunos agentes los dañan o pueden afectarlos, haciendo que pierdan humedad, se resequen y resquebrajen, luciendo una apariencia nada sensual ni atractiva.

Entre estos elementos tenemos:

  • Frío: en época de invierno observamos que tienden a resecarse más.
  • Viento: combinado con el frío, puede hacer mucho daño a tus labios.
  • Calor: hace que te deshidrates y pierdas más rápido la humedad.
  • Sol: si incide directamente sobre tu piel, puede quemarte, y esto incluye también la piel de los labios.
  • Poca o inadecuada hidratación.
  • Productos cosméticos irritantes.
  • Trastornos y enfermedades, como por ejemplo herpes labial.
  • O incluso tú misma, cuando muerdes o humedeces con saliva demasiadas veces los labios.

9 consejos para tener los labios suaves

Para ayudar a mantener los labios suaves e hidratados, es posible hacer uso de algunos tratamientos caseros. Es importante tener en cuenta que no hay evidencia científica que avale todos estos remedios, pues en algunos casos se trata de productos naturales, basados en la sabiduría popular; sin embargo, pueden ayudar y aportarte beneficios.



1. Tomar suficiente agua

Beber suficiente es la primera medida que debemos tomar para mantener la hidratación de los labios. El mínimo recomendado es dos litros al día, lo que equivales a unos 8 vasos.

Y es que los efectos de la deshidratación en el cuerpo se notan rápidamente en los labios, ya que es una de las mucosas más expuestas. De hecho, cuando el cuerpo está deshidratado, los labios pierden su coloración natural.

La buena hidratación no solo te ayudará a tener los labios suaves, sino que también humectará toda tu piel y además mejorarán diversas funciones del organismo, en lo que a eliminación de desechos se refiere, por decir un ejemplo.

2. Evitar pasarte la lengua

Como ya se mencionó, otro factor que afecta la hidratación de esta mucosa es, cuando tenemos sed o los labios resecos, un hábito común de pasarse la lengua, para supuestamente humectarlos.

Lo que no sabemos es que en realidad esto afecta su brillo y su suavidad. La saliva tiene una acidez diferente a la de los labios, por lo tanto, tiende a resecarlos. Y de acuerdo con los estudios de Revista de Salud pública, el pH de la saliva puede cambiar durante el embarazo.

Labios con miel

3. Usar miel

La miel tiene propiedades beneficiosas para la piel, gracias a las cuales es posible conseguir una apariencia fresca y saludable. Este efecto también podemos lograrlo si la usamos en nuestros labios.

Para ello, aplícala directamente sobre los labios y deja que haga su efecto por lo menos por media hora.  Tras ello, enjuaga con un poco de agua. Y recuerda: evita pasarte la lengua.

4. Utilizar bálsamo labial

El uso del bálsamo labial protege tus labios de los efectos del clima. Es especialmente recomendado y necesario su uso en días de viento y frío, ya que es frecuente que en estas épocas se agrieten más los labios.

En todo caso, para saber cuál puede hacer un mejor efecto, pregunta a un especialista. Actualmente, existen bálsamos con diferentes propiedades, de forma que es posible adquirir aquel que se adapte a las propias necesidades y circunstancias.



5. No arrancar los pellejitos

Cómo curar labios agrietados

Cuando notas que hay un pedacito de piel muerta en tus labios, puedes tener la tentación de arrancarlo con tus uñas o también con pinzas, y hasta con los dientes.

Dicha práctica no es recomendable, ya que al hacerlo puedes arrancar una parte de piel viva y sana. Esto podría causar sangrado y además, si no se cura adecuadamente, infecciones.

6. Exfoliar los labios

En lugar de arrancar los pellejitos, lo más recomendable es exfoliarlos, para eliminar las células muertas que se acumulan, y ayudar a renovar la piel, haciendo que los labios se vean y se sientan suaves.

A tales fines, puedes usar un poco de café mezclado con aceite de oliva, y un cepillo de dientes de cerdas suaves. Puedes hacerlo una vez a la semana.

7. Aprovechar los aceites esenciales

Además de los diversos beneficios que puede tener su aplicación tópica, los aceites esenciales pueden ayudarte a mantener la suavidad de los labios.

Te recomendamos de manera particular el aceite de coco, un gran aliado para tener unos labios suaves. Eso sí, debes aplicarlo y esperar que se absorba antes de ingerir algún alimento o tomar agua.

8. Utilizar protector labial natural

De preferencia, usa un protector labial natural, ya que te ayudará a mantener la humedad sin producir daños. En este orden de ideas, evita los productos comerciales, ya que están hechos a base de petrolato; y si bien esto brinda una capa protectora, no permiten que la piel respire; lo que, a largo plazo, reseca más.

9. Proteger los labios del sol

Por último, es importante tener en cuenta que los labios se resienten tras una exposición fuerte a la luz solar. Sobre todo en verano, cuando las altas temperaturas hacen que se resequen y agrieten con más facilidad. Es importante tomar medidas tales como: usar sombreros, sombrillas, y evitar exponerte a la luz solar en los momentos en los que es más intensa, es decir, entre las nueve o diez de la mañana y las tres de la tarde.

Para tener labios suaves y sensuales

Prueba a cuidar esta mucosa, haciendo uso de los diversos remedios naturales, que te ayudarán a hidratarlos con mayor facilidad, para tener labios suaves y sensuales.

Y sobre todo, ten en cuenta que debes acudir a un especialista si crees que puedes necesitar de un tratamiento más específico. De hecho, un experto en la materia siempre sabrá qué recomendarte siguiendo tu caso personalmente.



  • Kumar, V., Abbas, A. K., & Aster, J. C. (2013). Piel. In Robbins Patología Humana. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
  • Brito, J. (2017). Salud. Laboreal. https://doi.org/10.15667/laborealxiii0117jbes
  • Burlando, B., & Cornara, L. (2013). Honey in dermatology and skin care: a review. Journal of cosmetic dermatology12(4), 306-313.
  • OMS. (2015). OMS | Salud bucodental. WHO.
  • DePaola, D. P. (2008). Saliva. The Journal of the American Dental Association. https://doi.org/10.14219/jada.archive.2008.0348
  • Martínez-Pabón M, Martínez Delgado C, López-Palacio A, et al. (2014). Características fisicoquímicas y microbiológicas de la saliva durante y después del embarazo. Rev. salud pública. 16 (1): 128-138.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.