Consejos para tomar las medidas de una casa

Tomar las medidas del hogar puede parecer un trabajo solo para profesionales. Pero también es posible hacerlo uno mismo, con una pequeña cantidad de herramientas a disposición y los siguientes consejos.
Consejos para tomar las medidas de una casa

Escrito por Jonatan Menguez, 09 julio, 2021

Última actualización: 09 julio, 2021

Tasar una propiedad, publicar un departamento para alquilar o algo tan común como comprar un mueble, son situaciones que pueden presentar una misma dificultad: tomar las medidas de una casa. Puede parecer una tarea compleja, pero con las herramientas adecuadas y un poco de paciencia es posible concretarla.

Un trabajo más completo debe ser realizado por un profesional, sin embargo, las medidas fundamentales para colocar una estancia en venta o solicitar alguna refacción son accesibles. Sigue estos pasos y consejos.

5 formas de medir una casa

Lo primero a tener en cuenta es el motivo por el que se necesitan tomar las medidas de una casa. Los detalles y la forma de trabajar varían si el objetivo es comprar e instalar un mueble nuevo, publicar la vivienda para alquilar o tasarla para venta.

1. Dibujo completo

Para crear el dibujo o croquis de la propiedad existen dos formas generales. Una es reflejar la estancia completa en una misma hoja, es decir, establecer el rectángulo general que incluya todo el terreno, para luego dividir las habitaciones y espacios dentro de ese rectángulo. Representa una tarea más compleja.

2. Pieza por pieza

En este caso, la hoja que se utilice solo va a reflejar las medidas de un sector del hogar. Para la realización manual es recomendable esta forma. Se trata de una tarea más sencilla y que no necesita un ojo tan preciso.

Para tomar las medidas de una casa hay una serie de herramientas que no pueden faltar. Por ejemplo, lápiz, papel y metro. En cuanto a las hojas, es preferible que se trabaje con cuadriculadas.

Plano de una casa para medir la vivienda.
Un plano puede ser complejo, con muchos detalles, o solo con los bordes y las paredes. Eso dependerá del objetivo final.

3. Otros instrumentos

Si se quiere realizar de forma un poco más profesional la medición, existen medidores de ocho metros de largo que son más rígidos y no se doblan. Lo recomendable es usar uno de no menos de tres metros. También hay láseres para medir que facilitan la tarea, aunque pueden ser una inversión muy grande para trabajos esporádicos.

4. Superficie construida

Se conoce con este nombre a la extensión completa del espacio ocupado por la estancia, incluyendo los muros, las instalaciones internas y otras estructuras que pueda contener. Esta forma de medirla es más utilizada para el objetivo de tasación.

5. Superficie útil

Esta medida refleja la cantidad de espacio disponible que tiene una propiedad. Es decir, la superficie construida restando las estructuras internas, desde los zócalos de las paredes hasta las columnas o divisiones. Para publicar una vivienda en alquiler suele usarse esta manera, ya que al inquilino le interesa conocer el espacio disponible.



Consejos para tomar las medidas de una casa

Una vez delimitado el objetivo y el espacio, se debe formar en la hoja el rectángulo base de la habitación completa. Es posible que tenga forma cuadrada.

Siempre medir primero la parte más larga del lugar, dibujarla en el papel y luego completar el rectángulo con la extensión faltante. Desde allí seguiremos con los siguientes pasos.

Desde el piso

Para tomar las medidas de una casa de forma precisa, es recomendable tener en cuenta la distancia entre zócalos o rodapiés y no de pared a pared. Para eso, colocar el metro en el suelo y estirarlo desde ahí al otro extremo de la habitación.

Restar los detalles

Lo siguiente es colocar dentro del rectángulo base de la hoja cada accesorio que tenga el espacio. Por ejemplo, las ventanas, para las que hay que calcular la distancia que existe desde la puerta y también desde el piso.

Luego medir su altura, largo y ancho o profundidad. Repetir el proceso con puertas, enchufes, radiadores y cada objeto que se encuentre en la habitación.

Pasillos y puertas

Una vez trasladados todos los detalles al dibujo, el plano estará completo. Pero para la compra de un mueble hay que incluir los pasillos y las puertas.

Esto evita que se dificulte el traslado del mismo. Tener en cuenta el alto, el ancho y la diagonal. Se debe dejar un margen de 10 centímetros destinado a maniobrar el objeto.

Otro consejo al momento de adquirir un nuevo mobiliario es tomar las medidas de una casa con las ventanas y puertas abiertas. De esta manera se puede asegurar que no las va a interrumpir.

Armar un mueble.
El espacio que ocupará un mueble debe considerarse junto con lo que demandará trasladarlo o armarlo en el sitio.

Armando el rompecabezas

Si lo que se quiere es conocer las medidas de la propiedad completa, pero se adoptó el camino de realizar pieza por pieza, una opción es unificar todos los dibujos en un croquis. Para eso es necesaria otra hoja y copiarlos uno por uno según la distribución del hogar. Los tamaños y proporciones estarán más claros al haberlos trabajado antes.



Para tener en cuenta

Tanto en los catastros como en las escrituras de una propiedad puede encontrarse información sobre las medidas, sin embargo, es común que estos datos no tengan en cuenta modificaciones posteriores en el terreno. Por ejemplo, divisiones, columnas o nuevas fallas.

Algunas propiedades cuentan con terraza, las que deben incluirse al tomar las medidas de una casa. Esos espacios se suelen calcular en horizontal y se considera superficie útil a la mitad del total.

Te podría interesar...
7 maneras de transformar tu casa con poco dinero
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
7 maneras de transformar tu casa con poco dinero

No te pierdas los siguientes consejos para transformar tu casa con poco dinero. ¡Sólo necesitarás ingenio y ganas de crear!