11 consejos útiles para una Navidad Fit

Disfrutar de una Navidad Fit sí es posible y con estos útiles consejos lo vas a comprobar. La idea es que aproveches de esta festividad sin echar a perder el esfuerzo que has hecho todo el año.
11 consejos útiles para una Navidad Fit
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 15 junio, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 19 diciembre, 2020

Última actualización: 15 junio, 2021

Pensar en una Navidad Fit, de entrada, suena a cohibición. Sin embargo, no tiene por qué ser así. Para las personas es fácil dejarse llevar por todo lo que supone esta celebración: comida, alcohol, fiesta y reuniones familiares. Es una apretada agenda que puede dejar por fuera la rutina de ejercicios.

Además, muchos hacen de la Navidad una época de descanso y vacaciones y abandonan sus actividades para retomarlas en enero. Lo cierto es que esto resulta ser un autoengaño. Cuando de ejercicio se trata, quienes están empezando en el mundo fit saben que la voluntad aún flaquea.

De otro lado, abandonar el ejercicio en Navidad también resulta perjudicial porque con todos los deliciosos excesos gastronómicos es imposible no subir de peso. Así que, además de sucumbir ante la pereza y falta de tiempo, echarás a perder la mayoría del esfuerzo que has hecho durante todo el año. ¡Esperamos que esto no sea así y estos consejos te ayuden!

1. No te saltes ninguna comida

Ese pensamiento de que es mejor no desayunar para almorzar bastante o mejor no almorzar para comer el doble en la cena solo trae problemas. Estudios han demostrado que saltarse las comidas es una de las principales causas del desarrollo de deficiencias nutricionales o enfermedades crónicas, como la obesidad y la diabetes.

Así las cosas, lo más recomendado es comer varias veces al día en raciones pequeñas o no saltarse las comidas principales: desayuno, almuerzo y cena.

2. Comer un poco antes de salir de casa

¡Este es un truco infalible! Si tienes una invitación en casa de tus padres, amigos o compañeros de trabajo y sabes que habrá bastante comida, lo mejor es ingerir un bocado suave antes de salir. De esta forma no le harás un desplante a los anfitriones, pero tampoco te verás tentado a comerte todo lo que te sirvan.

Eso sí, debes tener voluntad de hierro para no caer ante las delicias y terminar comiendo en exceso, sumando lo que comiste en casa con la porción completa en otro lado.

3. Mantén un equilibrio entre la alimentación y el ejercicio

Esto es muy importante porque muchas veces lo que consumimos en navidad tiene demasiadas calorías; más de las que quemamos durante el entrenamiento. Por lo tanto, hay un desequilibrio. Así que, si bien la idea no es que te conviertas en un esclavo de las calorías, procura que la ingesta calórica sea fácil de quemar con la rutina de ejercicios.

Ejercicios para bajar de peso en Navidad.
Mantener los ejercicios durante las festividades es difícil, pero resulta importante sostener las rutinas.

4. Mantén la hidratación

Tomar agua es muy importante antes, durante y después del entrenamiento. Así lo han establecido diferentes estudios. Además, beber agua nos ayuda a calmar la sensación de saciedad, a mejorar la digestión y contribuir al buen tránsito intestinal. Si vas a beber alcohol puede contrarrestar los síntomas de la resaca.

5. Aprende a decir “no”

Este consejo aplica para la Navidad Fit y para todo el año. Es importante aprender a decir que “no” a ciertos alimentos y bebidas. Por ejemplo, en las festividades abundan los postres; los hay de todos tamaños, sabores y colores. Pero no porque se vean deliciosos debes olvidar que su aporte calórico es muy alto y que suelen tener una alta concentración de azúcares.

Es en estos casos en los que hay que aprender a decirnos a nosotros mismos “no quiero”, “no es es saludable”, “mejor no lo como”. Aunque hay algunos postres saludables que pueden ser una buena opción.

6. Permítete algunos antojos

Claro que debes aprender a decir “no”, pero puedes moderarlo. Hay algunas preparaciones que son únicas en Navidad y, pese a que las puedas preparar cualquier otro día, no saben igual.

Así que elige algunas de esas preparaciones para deleitarte con ellas en Navidad. Eso sí, dependiendo de su carga nutricional, procura equilibrar con algo de ejercicio extra.

7. Evita los excesos

Para vivir una Navidad Fit es muy necesario evitar los excesos. No se trata de dejar de probar cosas ricas o de realizar ejercicio todo el tiempo, pero sí de controlar la ingesta excesiva. Esto porque en Navidad la comida suele contener bastante azúcar, carbohidratos y grasas.

Esta recomendación no solo aplica para las personas que realizan entrenamiento físico, sino que debería ser para todos. Así, es posible cuidar el peso, los niveles de azúcar, el colesterol y la salud cardiovascular.

8. Toma con moderación

No beber alcohol en Navidad es casi imposible. Los licores más comunes son el vino, el champagne y el wiski, entre otros. La idea no es dejar de tomarnos una copita cuando consideremos que lo amerita, sino hacerlo con mucha moderación.

Beber alcohol en exceso tiene varios agravantes. De un lado, al tener una alta densidad energética, nos hace sentir hambre. Además, el mito aquel de que la grasa corta sus efectos nos lleva a consumir alimentos poco saludables, lo que se suma a que el alcohol es de por sí una bebida cuyo aporte nutricional es pobre, considerada un factor de riesgo para adquirir sobrepeso y obesidad.

9. Realiza ejercicio antes y después si vas a comerte un gran plato de comida

Aunque tengas establecidos tus tiempos de entrenamiento: solo en la mañana, en la tarde o en la noche, si vas a comerte un plato navideño de aquellos que incluyen grasas, carbohidratos y azúcares en uno solo y que, además, es de gran tamaño, lo mejor es que realices ejercicio antes y después de comerlo.

Claro, no es que sueltes el plato e inmediatamente entrenes. Lo ideal es que dejes pasar un par de horas para hacer una buena digestión. Lo que sí puedes hacer, si quedaste muy lleno, es salir a caminar un poco. No te quedes sentado o dormido.

Brindis por la Navidad con amigos.
El consumo de alcohol en las festividades se incrementa, por lo que debemos aprender a regular la sustancia.

10. Establece metas realistas

Como ya lo mencionamos, la agenda navideña suele ser bastante apretada y para no incumplirnos y engañarnos a nosotros mismos, lo mejor es establecer metas de entrenamiento realistas.

Seamos sinceros; la disciplina de dedicar de 3 a 4 horas a entrenar es algo de grandes ligas. Así que sé honesto contigo y agenda unos 30 a 50 minutos de entrenamiento diario para no saltarse las rutinas.

11. No incumplas tu entrenamiento de fuerza

Por el alto consumo de grasas que se presenta en esta temporada, las personas suelen concentrar su tiempo en hacer cardio. Sin embargo, el entrenamiento de fuerza ayuda, además de quemar grasa localizada, a mantener el tono muscular. Así que procura combinar el cardio con las rutinas de fuerza.

¡Disfruta de la Navidad Fit!

Para disfrutar plenamente de una Navidad Fit es necesario mentalizarse. No te castigues a ti mismo pensando en que todo son cohibiciones o en que no puedes comer al igual que los demás. Saca esos pensamientos negativos y planifica que en enero seguirás en forma.

Estos consejos que te hemos dado, como puedes darte cuenta, te permiten disfrutar, pero de una forma responsable. Así que es en eso en lo que tienes que focalizar para pasarla bien sin descuidar tu salud física y nutricional.

Te podría interesar...
¿Por qué es importante seguir entrenando en Navidad?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Por qué es importante seguir entrenando en Navidad?

Durante las navidades solemos ser mucho más indulgentes con nuestros hábitos. Por eso es tan importante seguir entrenando durante la Navidad.



  • Adrián Guillermo Quintero-Gutiérrez, Guillermina González-Rosendo, Nantli Ashima Rodríguez-Murguía, Gybran Eduardo Reyes-Navarrete, Rubén Puga-Díaz & Javier Villanueva-Sánchez (2014) Omisión del desayuno, estado nutricional y hábitos alimentarios de niños y adolescentes de escuelas públicas de Morelos, México, CyTA - Journal of Food, 12:3, 256-262, DOI: 10.1080/19476337.2013.839006
  • Urdampilleta, A., & Martínez-Sanz, J.M., & Julia-Sanchez, S., & Álvarez-Herms, J. (2013). Protocolo de hidratación antes, durante y después de la actividad físico-deportiva. Motricidad. European Journal of Human Movement, 31( ),57-76.[fecha de Consulta 16 de Diciembre de 2020]. ISSN: 0214-0071. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=2742/274229586004
  • Peinado, Ana B., Rojo-Tirado, Miguel A., & Benito, Pedro J.. (2013). El azúcar y el ejercicio físico: su importancia en los deportistas. Nutrición Hospitalaria28(Supl. 4), 48-56. Recuperado en 16 de diciembre de 2020, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112013001000006&lng=es&tlng=es.
  • Higuera-Sainz, José Luis, & Pimentel-Jaimes, José Alfredo, & Mendoza-Catalán, Geu Salomé, & Rieke-Campoy, Ulises, & Ponce y Ponce de León, Gisela, & Camargo-Bravo, Adriana (2017). EL CONSUMO DE ALCOHOL COMO FACTOR DE RIESGO PARA ADQUIRIR SOBREPESO Y OBESIDAD. Ra Ximhai, 13(2),53-62.[fecha de Consulta 16 de Diciembre de 2020]. ISSN: 1665-0441. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=461/46154510004
  • Norman MacMillan K.Ejercicio y quema de grasa: ¿comer o no comer antes de entrenar? Rev Chil Nutr Vol. 36, Nº1, Marzo 2009. Disponible en: https://scielo.conicyt.cl/pdf/rchnut/v36n1/art08.pdf
  • Vicente Ortiz Cervero. Entrenamiento de fuerza para la salud. Apunts, Educación Física y Deportes 1996 (46) 94·99. Disponible en: https://hemeroteca.revista-apunts.com/apunts/articulos/46/es/046_094-099_es.pdf