¿Puedo correr con una hernia discal?

20 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
No todas las lesiones de columna son iguales ni producen los mismos síntomas. Por eso, correr con una hernia discal requiere que cada caso sea considerado de manera individual.

Hay personas que adoran el running y que lo consideran una parte fundamental de su vida. Sin embargo, este ejercicio se enfrenta a algunas limitaciones en base a las situaciones de salud. Es normal, entonces, que surjan dudas sobre si correr con una hernia discal es adecuado o no.

La prevalencia del trastorno es elevada. Se estima que alrededor del 2 % de las personas que experimentan dolor de espalda padecen la patología. Por ello, en este artículo te explicamos todo lo que debes saber acerca de correr con una hernia discal.

¿Qué es una hernia discal?

La columna vertebral es una estructura compleja que está formada por hueso, discos cartilaginosos y ligamentos. Por estas estructuras discurren los nervios que permiten tanto la movilidad como la sensibilidad de la mayor parte del cuerpo.

Los discos cartilaginosos están formados por un núcleo central gelatinoso y un anillo exterior más duro. Lo que sucede en la hernia discal es que la parte central del disco protruye más allá del anillo. Esto puede presionar los nervios provocando que, sobre todo, la sensibilidad de las extremidades se altere.

La mayor parte de estas lesiones suceden en la zona lumbar. Así, los nervios que se suelen ver comprometidos son los que inervan las piernas. Por eso, correr con una hernia discal es un ejercicio que puede acarrear problemas y que debe ser considerado.

Corredor hacia el horizonte.
Las hernias discales son dolorosas y responden a causas variadas, por lo que su abordaje debe ser profesional en los corredores.

Quizá te interese: Hernia discal

¿Se puede correr con una hernia discal?

Para saber si se puede correr con una hernia discal, primero hay que tener en cuenta que cada caso es diferente. La hernia se puede producir a diferentes niveles de la columna vertebral, lo que va a ser determinante.

Además, la gravedad de la lesión es variable. Hay que realizar un diagnóstico correcto y comprobar si existe afectación de los nervios más cercanos. Del mismo modo, es esencial conocer cuál ha sido la causa subyacente.

Esto es relevante porque, en muchas ocasiones, esta patología deriva de hacer ciertos ejercicios que producen sobrecarga en la columna. Por ejemplo, el culturismo. De cualquier manera, una vez se ha identificado el problema, se debe intentar seguir una serie de precauciones.

Esto no significa que correr con una hernia discal esté contraindicado. Por el contrario, un estudio realizado en una universidad australiana afirma que correr fortalecería los discos intervertebrales. Por ello, sería incluso una buena opción terapéutica y preventiva.

Hay que tener en cuenta que el impacto que se produce el andar o correr puede dañar la superficie articular. Esto se debe a que el disco, en su posición natural, se encarga de proteger y amortiguar. Por eso, lo ideal es seguir una serie de consejos que explicaremos a continuación.

Consejos para correr con una hernia discal

Una de las cosas a tener en cuenta a la hora de correr con una hernia discal es el calzado. En realidad, cuando se hace running o caminata, este es un factor prevalente hasta en personas sanas.

El calzado debe amortiguar bien la pisada. Por eso es necesario cambiarlo cada cierto tiempo y tratar de escoger unas zapatillas que se adecúen a cada ejercicio y a tu propia forma de pisar. Cada persona ejerce más fuerza con una parte del pie que con otras, lo que se traduce en que el impacto es variable en las rodillas, las caderas y la columna.

Fortalecer y flexibilizar la espalda

Para correr con una hernia discal es importante fortalecer la espalda. Hay que ejercitar la zona central del cuerpo mediante ejercicios que no sean demasiado lesivos. Los abdominales son los más recomendados para ello.

De hecho, en un estudio realizado en el Centro de Salud de Santa Bárbara de Toledo se explica que los ejercicios abdominales deben ser isométricos. Así se evita la flexión de la zona lumbar de la espalda. Esto es importante, ya que dicha flexión puede empeorar el dolor producido en una hernia discal lumbar.

Realizar entrenamientos de bajo impacto

Otra idea a tener en cuenta para correr con una hernia discal es que hay que hacer entrenamientos progresivos. Es decir, no se puede pretender correr a la misma intensidad que se hacía antes. Lo más recomendable es diseñar jornadas de entrenamiento que permitan recuperarse poco a poco de la lesión.

Corredores urbanos en la ciudad.
El tipo de calzado es clave en la práctica del running para evitar lesiones.

Podría interesarte: Ejercicios para combatir la hernia discal

Elegir superficies más cómodas para correr con una hernia discal

El lugar por donde se practica el running también es determinante. A la hora de correr con una hernia discal se deben elegir zonas de terreno llano. De esta manera, reducimos el impacto que provoca correr en cuesta, ya sea hacia arriba o hacia abajo.

Además, la superficie debe ser blanda y lisa para evitar posibles tropiezos o caídas. Por eso se recomienda hacer el ejercicio en zonas donde no haya asfalto, como lugares con césped o tierra.

Consulta antes de correr con una hernia discal

Si quieres correr con una hernia discal, lo que debes tener claro es que cualquier ejercicio debes consultarlo antes con tu médico. Cada paciente es diferente y para algunos puede resultar beneficioso algo que empeore los síntomas de otro.

Por eso, trata siempre de buscar asesoramiento profesional. Del mismo modo, el apoyo de un entrenador y rehabilitador para los casos puntuales con lesiones grandes se hace indispensable, en vistas a no acelerar degeneraciones de los huesos ni de los discos intervertebrales.

  • Hernia de disco - Diagnóstico y tratamiento - Mayo Clinic. (n.d.). Retrieved September 30, 2020, from https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/herniated-disk/diagnosis-treatment/drc-20354101
  • Sánchez-Pinilla, R. O. (2020). ¿Cuáles son los ejercicios indicados en la lumbalgia crónica y en la hernia discal? FMC Formacion Medica Continuada En Atencion Primaria, 27(1), 34–46. https://doi.org/10.1016/j.fmc.2019.06.007
  • Belavý, D. L., Quittner, M. J., Ridgers, N., Ling, Y., Connell, D., & Rantalainen, T. (2017). Running exercise strengthens the intervertebral disc. Scientific Reports, 7(1), 1–8. https://doi.org/10.1038/srep45975
  • Rivero Vásquez, Ricardo Cesar. "Prevalencia de hernia discal en columna lumbar según resonancia magnética de enero–abril 2015." (2019).
  • Delgado-López, Pedro David, et al. "Hernia discal lumbar: historia natural, papel de la exploración, timing de la cirugía, opciones de tratamiento y conflicto de intereses." Neurocirugía 28.3 (2017): 124-134.
  • Barreras, Martín Tejeda. "Dolor lumbar en corredores." Ortho-tips 12.4 (2017): 214-218.
  • Ramskov, Daniel, et al. "Progression in running intensity or running volume and the development of specific injuries in recreational runners: run clever, a randomized trial using competing risks." journal of orthopaedic & sports physical therapy 48.10 (2018): 740-748.