3 cosas que debes hacer justo después de entrenar

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
14 Abril, 2021
Dentro de las cosas que debes hacer después de entrenar tenemos la hidratación, el cambio de ropa y la alimentación acorde al ejercicio. Pero esto no es todo. También hay cuestiones que debes evitar.

Hay una serie de cosas que debes hacer justo después de entrenar para no estropear el trabajo que has realizado en el gimnasio. Aunque después de terminar ese entrenamiento pesado en el que pusiste tu mayor esfuerzo, lo único en lo que piensas es en tomar un descanso, debes recordar que eso que harás después es igual o más importante que la rutina.

1. Es importante que te hidrates

El agua es un componente vital para los seres vivos, tanto que es posible vivir sin consumir alimentos sólidos, pero no sin beber líquidos. Al hacer ejercicio es indispensable tomar agua para poder compensar las sales minerales que se pierden en el sudor.

De acuerdo con diversos estudios, cuando estas pérdidas no se reponen te expones a que la deshidratación afecte tu rendimiento físico y salud en general. Algunas personas sienten sed durante o después del ejercicio y esto es un indicativo de que no se presentó una adecuada hidratación. Se calcula que cuando la sed aparece ya se ha perdido un 1 % o 2 % del total del agua corporal.

Durante la actividad física podemos llegar a desechar hasta 1 litro y medio de agua. Esto se debe a que nuestra temperatura se eleva, favoreciendo la eliminación del líquido. Así las cosas, se recomienda que, dentro de las cosas que debes hacer luego de entrenar, ingieras bebidas que te ayuden a recuperar electrolitos.

2. Debes comer luego de entrenar

¿Evitas las comidas luego de la actividad física para “no ganar el peso perdido”? Si es así, estás cometiendo un grave error.

Artículos científicos han demostrado que la ingesta de alimentos que contengan hidratos de carbono es indispensables para evitar la aparición de fatiga y para mejorar el rendimiento deportivo.

Es importante que, para saber qué alimentos son favorables para tu estilo de vida, tipo de rutina y objetivos detrás del ejercicio, visites a un profesional en nutrición que te haga un plan de alimentación. Debes tener en cuenta que será tu tipo de rutina la que determine, en gran medida, la cantidad de calorías y nutrientes que debes consumir.

Dieta para el ejercicio.
Un plan nutricional acorde al ejercicio que se realiza es importante, porque no siempre se consumen las mismas calorías entrenando.

3. Nunca te olvides de estirar

El proceso de estiramiento y enfriamiento deben convertirse en una etapa más de tu entrenamiento. Tu cuerpo y músculos responderán de una mejor manera si les das el tiempo para recuperarse. Tanto así, que un artículo afirma que los estiramientos son fundamentales para sentirse bien tras la práctica deportiva.

Además, sugiere que son parte fundamental para mejorar y aumentar el rendimiento físico. También te ayudarán a ser cada vez más flexible, permitiéndote realizar ejercicios con elevada dificultad.

Asimismo, esta investigación señala que, al combinar el estiramiento con los ejercicios de tonificación, se evitan desequilibrios en las zonas del cuerpo que lleven a la aparición de enfermedades crónicas, como escoliosis, dolores cervicales o lumbago.

También puedes leer: Agua embotellada o agua del grifo: ¿cuál es más saludable?

Las 4 cosas que no debes hacer después de entrenar

Así como hay cosas que debes hacer luego de entrenar y es importante que las tengas en cuenta, hay otras cosas que no debes hacer. A continuación te contamos cuáles son.

1. No cambiarte de ropa

¡Si! Es demasiado agotador cambiarse y realizar cualquier movimiento luego de hacer ejercicio. Quisieras quedarte en cama, relajándote y durmiendo un poco. Pero cambiarte de ropa es algo muy importante y hace parte de las cosas que debes hacer después de entrenar.

Cada minuto que pases con tu ropa sucia y sudada estarás exponiéndote a la aparición de granitos e incluso afecciones por la humedad.

2. Ingerir bebidas energéticas

Como bien sabes, las bebidas energéticas están hechas de estimulantes, como la cafeína, la taurina y la glucosa. Estos compuestos son contraproducentes luego de realizar ejercicio, ya que al terminar la rutina es posible que presentes agotamiento y palpitaciones por el aumento de la frecuencia cardíaca.

Al consumir estas bebidas estimularás más a tu organismo y podrás provocar taquicardias severas. Puedes llegar a desmayarte o, incluso, perder el estado de conciencia.

Para evitar que las bebidas que consumas luego del entrenamiento afecten los logros alcanzados, es recomendable que consultes con tu nutricionista o entrenador cuáles son las más recomendadas.

Podría interesarte: Riesgos para la salud de las bebidas energéticas

3. No dormir bien

El sueño es un determinante fundamental en el rendimiento físico. Así lo comprueban investigaciones al respecto. Se considera que esta es la mejor estrategia de recuperación.

Esto se debe a que los deportistas someten su cuerpo a altas demandas, no solo durante los entrenamientos, sino en las competencias. Así que es necesario dormir más y mejor.

El sueño es definido como un estado de reposo físico y también mental, en el que la persona está inactiva e inconsciente. Es precisamente este estado el que ayuda a los procesos de recuperación e interviene en el metabolismo.

Dormir bien tras el ejercicio.
Un buen descanso tras el ejercicio ayuda a que el metabolismo se regule, mejorando la asimilación de los beneficios de las rutinas.

4. Levantarse luego del último ejercicio

No es recomendable que finalices tu entrenamiento e inmediatamente te levantes y te vayas. Como ya lo dijimos, hay que estirar y esto te da tiempo de regular la temperatura corporal y evitar la hipotensión ortostática o hipotensión postural. Esta se origina al cambiar rápidamente de posición.

Lo que debes y no hacer después de entrenar

Como lo dijimos, es muy importante que tengas en cuenta cuáles son las cosas que debes hacer después de entrenar, sin olvidar las que no deberías realizar. Esto te ayudará a tener un mejor rendimiento físico y también a una mejor recuperación.

Al principio puede ser tedioso incluir en la rutina estos nuevos hábitos. Sin embargo, tu cuerpo poco a poco se irá acostumbrando. Esto será muy positivo para ti, pues sentirás menos agotamiento y estarás más animado para continuar con el objetivo.

  • Antonio Luque Rubia. Hidratación, actividad física y práctica deportiva. Rev Esp Nutr Comunitaria 2008;14(2):110-113. Disponible en: https://www.renc.es/imagenes/auxiliar/files/7._Hidratacion.pdf
  • Pérez-Guisado, J. (2009). IMPORTANCIA DEL MOMENTO EN QUE SE REALIZA LA INGESTIÓN DE LOS NUTRIENTES. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte / International Journal of Medicine and Science of Physical Activity and Sport, 9(33),14-24.[fecha de Consulta 27 de Marzo de 2021]. ISSN: 1577-0354. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=54222999002
  • Sánchez JC, Romero CR, Arroyave CD, García AM, Giraldo FD, Sánchez LV. Bebidas energizantes: efectos benéficos y perjudiciales para la salud. Perspect Nutr Humana. 2015;17: 79-91. DOI:10.17533/udea.penh.v17n1a07
  • Fernando Mata-Ordoñez, Pedro Carrera Bastos, Raúl Domínguez, Antonio Jesús Sánchez-Oliver. Importancia del sueño en el rendimiento y la salud del deportista. e-Motion. Revista de Educación, Motricidad e Investigación. 2018, nº 11, pp. 70-82. ISSNe: 2341-1473. Disponible en: http://rabida.uhu.es/dspace/bitstream/handle/10272/15796/Importancia.pdf?sequence=2