Crema de apio: ¿cómo se prepara?

Te vamos a mostrar cómo sacarle el máximo partido al apio enseñándote a preparar una crema con este vegetal como protagonista. No te la puedes perder.
Crema de apio: ¿cómo se prepara?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 06 abril, 2022

La crema de apio supone una elaboración de mucha calidad nutricional para incluir en cualquiera de las comidas principales. Incluso, podría servir como plato único en la cena si se acompañase de algún otro alimento con alto contenido en proteínas. Para que le saques el máximo partido, te presentamos una receta sencilla, con pocos ingredientes y que podrás elaborar enseguida.

Antes de comenzar, es clave destacar que conviene garantizar la presencia de los vegetales en la pauta diaria. Estos alimentos concentran en su interior muchos fitoquímicos, elementos capaces de mantener bajo control los mecanismos inflamatorios y oxidativos. Además, aportan vitaminas y minerales de alta calidad.

Ingredientes para la crema de apio

el apio en la salud
Incorporar verduras, como el apio, en la dieta es importante debido a su aporte de vitaminas y minerales.

Si quieres preparar una exquisita crema de apio, vas a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 1/4 de kilo de ramas de apio.
  • 1 cebolla blanca.
  • 2 dientes de ajo pequeños.
  • 1 patata.
  • Caldo de verduras.
  • 1/2 cucharada de mantequilla.
  • Sal.
  • Pimienta molida al gusto.
  • Crema de leche o nata.

Este último ingrediente será opcional. La nata mejorará la textura de la crema, aunque también incrementará su densidad energética. De todos modos, es importante tener en cuenta que los lípidos que ofrece la nata son de elevada calidad, por lo que no pasa nada por incluirlos en la dieta. Los peligrosos han demostrado ser los ácidos grasos de tipo trans, no presentes en esta receta.



Paso a paso

  1. Pela la cebolla y el ajo, y pícalos en trozos finos.
  2. Luego, haz lo mismo con el apio. Será clave lavarlo bien para eliminar los posibles restos de tierra que puedan quedar en la superficie. Después, remójalo en agua fresca con vinagre blanco durante 5 minutos para, así, desinfectarlo correctamente. Pasado el tiempo, escurre bien todas las ramas del apio y desecha las partes más fibrosas. Pica el resto en trozos pequeños.
  3. Para continuar, pela la patata y córtala en cubos. Reserva.
  4. Calienta la mantequilla en una sartén.
  5. Cuando esta se ha derretido, incorpora el ajo y la cebolla sin parar de remover durante unos 5 minutos.
  6. Agrega las patatas y vuelve a cocinar todo durante otros 5 minutos más.
  7. Pasado el tiempo, incorpora el apio y salpimenta al gusto.
  8. Unos instantes, cubre los ingredientes con el caldo de verduras. Tapa y espera 10 minutos.
  9. Después, introduce el resultado en el vaso de una batidora y tritura hasta lograr una pasta homogénea.
  10. Si es necesario, añade un poco más de caldo para que la consistencia mejore. Vuelve a batir.
  11. Para finalizar, agrega nata. Prueba y sirve.

También te puede interesar 9 verduras para sembrar en octubre


Beneficios de la crema de apio

El apio aporta fibra y antioxidantes. ¡Inclúyelo a tu dieta!

La inclusión de la crema de apio en la dieta provoca una serie de beneficios para la salud. Entre ellos, concentra en su interior muchos antioxidantes. Dichos elementos neutralizan la formación de los radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos del organismo. Este efecto contribuye a reducir el riesgo de desarrollar patologías crónicas y complejas, según un estudio publicado en European Journal of Medicinal Chemistry.

Por otra parte, es un plato que supone una fuente de fibra. Esta sustancia no resulta digerible por el tubo digestivo. Sin embargo, puede fermentar y provocar un cambio positivo en la conformación de la microbiota intestinal. Asimismo, una parte de la fibra se encarga de aumentar el volumen del bolo fecal. Así, se activan de forma más eficiente los mecanorreceptores y se estimula el tránsito.

De hecho, la fibra es capaz de mejorar en líneas generales la salud digestiva, tal y como afirma una investigación publicada en la revista Nature Reviews. Previene el estreñimiento y otros problemas crónicos y complejos asociados al tubo. Por este motivo, será determinante cubrir los requerimientos diarios, que se estiman en unos 25 gramos. Para ello, habrá que asegurar el consumo de vegetales en la pauta.

Prepara crema de apio en casa

Como has podido comprobar, es realmente sencillo preparar en casa una exquisita crema de apio. Este plato es beneficioso para la salud y resulta excelente para consumir durante los meses de invierno, ya que se sirve caliente y es muy reconfortante. Además, se conserva adecuadamente durante varios días en la nevera, por lo que se puede preparar en gran cantidad y consumirse poco a poco.

Para terminar, recuerda que la presencia de los vegetales en la dieta diaria está recomendada por la mayor parte de los expertos en nutrición. Sería adecuado incluir al menos 3 raciones de frutas y de verduras cada día, pudiendo llegar hasta las 5 para conseguir todavía mejores resultados en el ámbito de la salud. De este modo, se reducirá el riesgo de ineficiencias en los procesos fisiológicos internos.

Te podría interesar...
¿Comer muchas frutas y verduras puede ser malo?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Comer muchas frutas y verduras puede ser malo?

Los vegetales son alimentos sanos para el cuerpo. Sin embargo, comer muchas frutas y verduras podría ser malo para la salud.



  • Islam, M. A., Amin, M. N., Siddiqui, S. A., Hossain, M. P., Sultana, F., & Kabir, M. R. (2019). Trans fatty acids and lipid profile: A serious risk factor to cardiovascular disease, cancer and diabetes. Diabetes & metabolic syndrome13(2), 1643–1647. https://doi.org/10.1016/j.dsx.2019.03.033
  • Neha, K., Haider, M. R., Pathak, A., & Yar, M. S. (2019). Medicinal prospects of antioxidants: A review. European journal of medicinal chemistry178, 687–704. https://doi.org/10.1016/j.ejmech.2019.06.010
  • Gill, S. K., Rossi, M., Bajka, B., & Whelan, K. (2021). Dietary fibre in gastrointestinal health and disease. Nature reviews. Gastroenterology & hepatology18(2), 101–116. https://doi.org/10.1038/s41575-020-00375-4

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.