Crema de efecto frío-calor para mejorar la circulación

Elena Martínez Blasco·
23 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la dietista Renata Sylwia Kosierb Fernández al
26 Enero, 2019
¿Deseas mejorar tu circulación sanguínea? Las cremas frío-calor podrían ser una buena opción para alcanzar este objetivo.

Una de recomendaciones más extendidas para mejorar la circulación de las piernas consiste en aplicar algún producto tópico con efecto frío-calor. En su mayoría, dichos productos vienen a ser cremas y lociones aunque, también, se pueden encontrar pomadas, geles y tónicos.

Sin embargo, las dos primeras opciones vienen a ser la más aconsejables, ya que además de combatir las molestias derivadas de la mala circulación, ayudan a hidratar la piel.

¿Cómo funciona el efecto frío-calor?

Mujer aplicándose crema en las piernas

El mecanismo de acción de los productos con efecto frío-calor viene a ser el siguiente: una vez se aplican, activaríann los receptores de la piel en determinados intervalos de temperatura. Esto sería posible debido a las propiedades de sus ingredientes.

Por lo general, los productos con este efecto están compuestos por sustancias como la capsaicina, el alcanfor y el mentol. En el caso de las dos primeras, activan especialmente los detectores de calor, mientras que el mentol activa los de frío.

Ahora bien, en caso de que quieras preparar una crema con efecto frío-calor casera, puedes recurrir a algunos ingredientes naturales cuyas propiedades ejercen una acción similar a la de las sustancias mencionadas.

Menta para enfriar

Al aceite esencial de menta se le atribuyen un efecto refrescante que se asocia con el frío. ¿Cómo favorecería esto? Pues bien, el frío originado por el aceite de menta actuaría ayudando a reducir la inflamación y a calmar el dolor, según datos de Avicenna Journal of Phytomedicine.

Por otra parte, un artículo de la Universitat de Valencia explica que el frío contrae los vasos sanguíneos; luego, al recuperar la temperatura corporal normal, se cree que la sangre fluiría mejor.

Ahora bien, es importante señalar que el aceite de menta, además de aportar un delicioso aroma a la piel, aliviaría dolores varios debido a su efecto analgésico.

Te interesa saber: Cómo usar la menta en la cocina

Jengibre para calentar

Ayuda a prevenir enfermedades
Incluir jengibre en el marco de una dieta saludable y variada puede ayudar a la prevención de enfermedades.

El aceite esencial de jengibre, al contrario que el de menta, ayudaría a entrar rápidamente en calor y a dilatar los vasos sanguíneos. Así, tendría un efecto muy reconfortante.

Merece la pena destacar que los investigadores han concluido que el jengibre tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorios que ayudarían a disminuir dolores y malestares.

La combinación del aceite esencial de jengibre con el aceite esencial de menta produciría un interesante efecto frío-calor que, en suma, ayudaría a mejorar la circulación sanguínea.

Elabora tu propia crema con efecto frío-calor

En casa, puedes elaborar tu propia crema para mejorar la circulación de las piernas. Los ingredientes que utilizarás son naturales, tienen un aroma y textura agradables y, además, cuentan con propiedades que ayudarían a aliviar las molestias.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite de coco (30 ml).
  • 4 cucharadas y media de manteca de cacao (45 g).
  • 20 gotas de aceite esencial de menta.
  • 20 gotas de aceite esencial de jengibre.

Elaboración

  • En primer lugar, pon al baño María o en el microondas el aceite de coco y la manteca de cacao para que se derritany mezclen. El aceite de coco se derrite a partir de los 23 ºC, mientras que la manteca de cacao requiere más temperatura para poder derretirse.
  • Una vez derretidos, déjalos entibiar un poco.
  • Antes de que se solidifiquen, añade los aceites esenciales e incorpora bien.
  • Es importante tener en cuenta que los aceites esenciales no deben someterse a temperaturas extremas, ya que son muy sensibles y perderían su efecto terapéutico.
  • Coloca el preparado en un recipiente hermético.
  • Una vez esté a temperatura ambiente, tendrá una textura cremosa.
  • No es necesario conservar la crema en la nevera.

¿Cómo se aplica la crema con efecto frío-calor?

Crema con efecto frío-calor para mejorar la circulación de las piernas.

A pesar de ser bien conocida la forma de aplicación de las cremas hidratantes, lociones y demás productos afines, en este caso el método para aplicar este producto difiere un poco.

  • Después de una ducha de contraste, con agua fría y caliente, seca tu cuerpo y procede a aplicar la crema con efecto frío-calor.
  • Realiza un masaje de intensidad media en forma de círculos desde los tobillos hasta los muslos o los glúteos (siempre en movimiento ascendente para mejorar la circulación).
  • Con el puño cerrado, haz movimientos ascendentes por toda la pierna. Notarás una gran relajación.

Descubre: Consejos para dar masajes relajantes

Consejos para una buena circulación

Para evitar las molestias derivadas de la mala circulación, te recomendamos que pongas en práctica las siguientes pautas que te ayudarán a obtener alivio y a despedirte del cansancio y la sensación de pesadez.

  • Recurre a ciertas técnicas de hidroterapia, como alternar temperaturas frías y calientes en la ducha (al menos, en la zona de las piernas).
  • Pon las piernas en alto, al menos, durante media hora, cada día.
  • Duerme siempre con un cojín debajo de los tobillos para que las piernas queden ligeramente elevadas con respecto al corazón y, así, favorecer el retorno venoso.
  • Evita usar prendas de ropa demasiado ajustada así como zapatos de tacón alto durante periodos de tiempo largos.
  • No permanezcas más de 45 minutos sentado. Es fundamental realizar algunos movimientos, cada cierto tiempo, para no contribuir a la mala circulación.

Recuerda: el uso de las cremas con efecto frío-calor y las medidas mencionadas no pueden utilizarse como sustitutos de ningún tratamiento médico porque no constituyen una cura por sí solas. Es preciso tener presente que se trata, simplemente, de ungüentos de uso complementario.

  • Alfaro, Rodríguez y Aguilar. (2005). Efectos del calor y el frío en nuestro cuerpo. Universidad de Costa Rica. [En línea] Disponible en: http://www.kerwa.ucr.ac.cr/bitstream/handle/10669/11255/brochure%20fr%C3%ADo.pdf?sequence=2&isAllowed=y
  • Gutiérrez Espinoza, Lavado Bustamante, Méndez-Pérez. (2010). Revisión sistemática sobre el efecto analgésico de la crioterapia en el manejo del dolor de origen músculo esquelético. Revista Española de la Sociedad del Dolor. 17 (5): 242–252. [En línea] Disponible en: http://scielo.isciii.es/pdf/dolor/v17n5/revision.pdf
  • Avicenna J Phytomed. 2014 Jan-Feb; 4(1): 72–78. Instant effects of peppermint essential oil on the physiological parameters and exercise performance. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4103722/
  • Asian Pacific Journal of Tropical Biomedicine. Volume 5, Issue 8, August 2015, Pages 601-611. Essential oils used in aromatherapy: A systemic review. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2221169115001033
  • Int J Prev Med. 2013 Apr; 4(Suppl 1): S36–S42. Anti-Oxidative and Anti-Inflammatory Effects of Ginger in Health and Physical Activity: Review of Current Evidence. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3665023/
  • Universitat de Valencia. Efectos fisiológicos del frío. https://www.uv.es/uvweb/master-fisiologia/es/blog/efectos-fisiologicos-del-frio-1285952573044/GasetaRecerca.html?id=1285954729640