Crepes de espinacas y jamón york: receta fácil y rápida

Si te encantan las crepes y sólo las comes en los restaurantes o en tiendas callejeras, la receta de hoy es perfecta para tí. Unas crepes de espinacas y jamón que podrás disfrutar en casa cuando más te apetezca!
Crepes de espinacas y jamón york: receta fácil y rápida
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 03 julio, 2021.

Última actualización: 03 julio, 2021

Las crepes tienen su origen en Francia aunque hoy en día son casi universales. Las más tradicionales se rellenan de chocolate, azúcar o mantequilla Pero también se pueden preparar saladas como estas crepes de espinacas y jamón que te explicamos a continuación.

Probar esta combinación y otras variedades de crepes saladas es casi imprescindible pues resultan deliciosas. Y además son una opción perfecta para una comida diferente, informal y rápida.

Receta de crepes para hacer en casa

Crepes con harina de garbanzos
Las crepes pueden prepararse con cientos de rellenos diferentes.

Casi todo el mundo ha probado alguna vez una crepe aunque son menos las personas que se atreven a cocinarlas en casa. Sin embargo, se trata de una receta muy fácil de preparar y con un poco de práctica pueden salir unas crepes perfectas.

Las versiones saladas también quedan deliciosas ya sea con espinacas, jamón, queso, champiñones, tomate seco, pisto o huevos. Las posibilidades para rellenarlas son infinitas y se adaptan a las necesidades y gustos de cada ocasión o comensal.

En el caso de la receta que te presentamos,  se juntan las bondades de las espinacas (con presencia destacada de fibra, potasio, folatos y betacarotenos) con el sabor suave y salado del jamón cocido. En este último además abundan las proteínas y algunos minerales como el hierro y el zinc. Prepara todo lo necesario y en pocos minutos podrás disfrutar de unas fantásticas crepes.

Prueba también esta Tarta de crepes con yogur

Ingredientes requeridos para elaborar 4 raciones

  • 3 huevos.
  • 250 mililitros de leche.
  • 150 gramos de harina de trigo.
  • 1 cebolla.
  • 600 gramos de espinacas frescas.
  • 180 gramos de queso blanco para untar.
  • 150 gramos de jamón york.
  • Pimentón dulce.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta negra.

Cómo elaborar las crepes rellenas de espinacas y jamón york

  • El primer paso para elaborar la receta es preparar la pasta de las crepes. Para ello, batir los huevos en un cuenco grande junto con una cucharada de aceite de oliva, la harina y la leche. Cuando la masa está homogénea, tapar con papel film y reservar en la nevera durante 1 hora.
  • Mientras se puede avanzar con la preparación del resto de los ingredientes. Lavar las espinacas y escaldar durante 1 minuto. Después refrescar con agua fría, escurrir bien y trocear.
  • Cortar el jamón en dados pequeños.
  • Pelar y picar la cebolla. Poner a dorar en una sartén con aceite de oliva. Pasados 5 o 6 minutos agregar las espinacas, salpimentar y dejar al fuego durante 2 minutos más.
  • Añadir el queso blanco en crema y combinar bien hasta obtener una mezcla homogénea. Agregar el jamón y retirar del fuego.
  • Continuar la preparación del plato con la elaboración de las crepes. Engrasar una sartén pequeña con aceite de oliva. Verter un cucharón de la masa y dejar cuajar 1 o 2 minutos. Con cuidado darle la vuelta y cocer por el otro lado.
  • Repetir esta operación hasta terminar con la masa.
  • Rellenar las crepes con la mezcla de espinacas y jamón york. Doblar en 4 y espolvorear la superficie con un poco de pimentón.

Este es un plato para servir y degustar bien caliente por lo que es recomendable prepararlo justo antes de comer. Si es necesario, se pueden reservar un momento en el horno para que salgan bien calientes a la mesa.

Con este relleno resalta sobretodo el sabor de las espinacas. Si quieres darle a tus crepes un sabor más intenso a queso, es posible prepararlo con 90 gramos de queso blanco y 90 gramos de queso semicurado rallado. Además, puedes obtener un plato más ligero si preparas el relleno sin el queso.

En algunas regiones de Francia las crepes saladas reciben el nombre de galettes y se preparan con harina de trigo sarraceno. Así que si deseas elaborarlas al estilo tradicional, puedes cambiar un tipo de harina por la otra. Las cantidades son las mismas aunque la harina de sarraceno tiene un sabor más pronunciado.

5 consejos para preparar tus crepes de espinacas y jamón york

Crepes de camarones y espinacas
La masa de crepes se prepara con pocos ingredientes y de forma rápida.

La masa de las crepes es una de las más fáciles y rápidas de preparar y una vez conozcas los ingredientes, las medidas y la técnica, podrás prepararla sin necesidad de ninguna receta. Además, con estos consejos obtendrás unas crepes de espinacas de lo más ricas.

Para empezar es fundamental elegir ingredientes de calidad para conseguir un buen sabor final. Junto con estos es esencial mezclar bien la masa ya sea con unas varillas o una batidora de mano (a velocidad muy suave). Tiene que quedar fina y sin grumos, pero sin incorporar aire.

La medida ideal de la sartén es de unos 20 centímetros a parte de ser antiadherente y de fondo grueso. Además es importante que esta esté en buen estado pues de lo contrario la masa se puede pegar o puede resultar muy difícil darle la vuelta.

Llegado el momento de cocer las crepes, la sartén tiene que estar muy caliente y bien engrasada con aceite o mantequilla (pero sin excesos). Añadirlos cuando ya haya cogido calor y repartir con la ayuda de un pincel de cocina o un poco de papel absorbente.

Aunque para gustos los colores, en general una buena crepe tiene que ser muy fina. Por esto es mejor no pasarse con la cantidad de masa que se añade a la sartén en el momento de prepararlas. Un cucharón, una taza o una jarra pequeña son muy útiles para ayudar a verterla.

A continuación es el momento de darles la vuelta, cuando los bordes se doran y empiezan a despegarse. Debe levantarse con facilidad; de lo contrario, es mejor esperar unos segundos. Puedes ayudarte de una espátula o, incluso, con los dedos para voltearla con un movimiento rápido y suave.

Tras este último paso ya se llega al final del proceso. Cubiertas con un papel film es posible refrigerar las crepes ya echas durante un par de días. Y en el momento de prepararlas introducir el relleno y calentar un poco en el horno para poder servir calientes.

Ya ves que los ingredientes básicos de las crepes están casi siempre disponibles en todas las despensas. Por eso, cualquier momento es bueno para ponerse manos a la obra y preparar un desayuno, una merienda o una cena de 10.

Te podría interesar...
7 razones para comer espinacas todos los días de la semana
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 razones para comer espinacas todos los días de la semana

Te explicamos 7 razones para comer espinacas todos los días de la semana. ¡No te lo pierdas, tu salud y tu linea te lo van a agradecer!