Criptococosis: todo lo que debes saber

La criptococosis es causada por hongos que se encuentran en los suelos que están contaminados con heces de aves, especialmente de palomas.
Criptococosis: todo lo que debes saber
Alejandro Duarte

Revisado y aprobado por el biotecnólogo Alejandro Duarte el 12 abril, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 08 noviembre, 2017

Última actualización: 12 abril, 2021

La criptococosis es una infección causada por un hongo de la familia del Criptococo. En total, hay 30 tipos de criptococos, pero solo dos de estas especies tienen la capacidad para infectar: Cryptococcus neoformans y Cryptococcus gatti.

Se dice que la criptococosis es una infección oportunista, pues ataca principalmente a las personas con problemas de inmunidad. En concreto, ataca a los pulmones y al sistema nervioso central.

Este tipo de enfermedades antes eran muy raras, sin embargo, comenzaron a cobrar importancia cuando el número de pacientes con SIDA aumentó. De hecho, en ellos es en quienes se suele manifestar con mayor frecuencia.

Aspectos generales de la criptococosis

Aspectos generales de la criptococosis

Como indica la evidencia científica, los hongos causantes de la criptococosis se alojan en el suelo, entre el polvo. Principalmente aparecen en las superficies contaminadas con heces de aves. También se encuentran en las hojas y la madera de los árboles de eucalipto, en regiones tropicales y subtropicales.

Los factores de riesgo para contraer esta enfermedad son los siguientes:

  • Ser de sexo masculino.
  • Edad entre los 20 y 50 años.
  • Ser positivo para VIH.
  • Tener linfomas o sarcoidosis.
  • Presentar diabetes mellitus.
  • Haber sido sometido a un trasplante.
  • Padecer cáncer o haber sido tratado con quimioterapia.
  • Haber tenido un tratamiento prolongado con corticoesteroides.

La puerta de entrada de los hongos contaminantes son los pulmones. Lo usual es que la persona los aspire del suelo. En algunos casos se transmite a través de la piel y, en muy raros casos, se adquieren por vía oral.

Síntomas y manifestaciones clínicas

Los síntomas de la criptococosis son muy variados. Esto depende de la zona que sea atacada por la infección. Si la enfermedad le da a una persona con el sistema inmunitario normal, casi nunca presenta síntomas.

La criptococosis puede tener un curso subagudo o crónico. En el primer caso la sintomatología es moderada y de evolución variable. Por el contrario, en el segundo caso la enfermedad tiene larga duración y progresión lenta.  En ambos casos hay diferentes manifestaciones clínicas. Algunas de ellas son:

  • Asintomática. En este caso la afección es pulmonar principalmente, pero no exige tratamiento, pese a que puede dejar algunas secuelas.
  • Meningitis. Se presenta en la criptococosis subaguda y en la crónica. Es la inflamación de las meninges y causa graves problemas.
  • Criptococoma. Solo se presenta en el 1 % de los casos y su sintomatología es similar a la de un tumor cerebral.
  • Meningoencefalitis. Es la inflamación simultánea de las meninges y el encéfalo. Es poco usual que se presente en su forma fulminante.
  • Pulmonar. Generalmente es transitoria y leve. Sin embargo, también ocasiona neumonía y otras enfermedades pulmonares.
  • Cutánea. Se da en el 10-15 % de los casos. Se manifiesta con pápulas, nódulos, úlceras y a veces con celulitis.
  • Ósea. Da lugar a osteomielitis, artritis y lesiones.
  • Genitourinaria. Origina prostatitis, pielonefritis y papilitis.
  • Diseminada. Afecta simultáneamente a varios órganos.

Diagnóstico de la criptococosis

Los ejes del diagnóstico son cuatro: clínico, microbiológico, serológico e imagenológico. No siempre se llevan a cabo todas las pruebas, aunque es recomendable practicarlas en conjunto. Veamos cada uno:

  • Clínico. Corresponde al interrogatorio y el examen físico.
  • Microbiológico. Incluye la visualización del germen en los fluidos corporales y el cultivo para determinar la presencia de los hongos.
  • Serológico. Corresponde a tres pruebas: ELISA, inmunofluorescencia indirecta para detección de anticuerpos y aglutinación con látex.
  • Imagenológico. Incluye radiografía de tórax, TAC de cráneo o pulmón y resonancia magnética Nuclear de cráneo.

Es frecuente que los cultivos se hagan a partir de los fluidos corporales o del líquido cefalorraquídeo, que se obtiene mediante punción. En algunas ocasiones, para confirmar el diagnóstico, también se practican biopsias de pulmón o se ordena una broncoscopia y un lavado broncoalveolar.

Pronóstico

Doctor hablando con paciente sobre el diagnóstico y la receta.

Se ha establecido que en los pacientes con SIDA, la criptococosis causa una mortalidad que ronda el 20 %. Entre quienes han tenido trasplantes, hay mayor riesgo de muerte por esta enfermedad en los que se trasplantaron el hígado. Si la enfermedad ataca el sistema nervioso central, casi siempre causa la muerte o deja secuelas.

El pronóstico de la criptococosis depende de varios factores. En general, es más negativo cuando está presente alguna de las siguientes variables:

  • Síndrome inflamatorio de reconstitución inmune o IRIS.
  • Ausencia de dolor de cabeza.
  • Alteraciones mentales.
  • Presencia de VIH.
  • Embarazo.

Lo más recomendable es tratar adecuadamente todos los factores que predisponen a sufrir esta enfermedad. Asimismo, lo ideal es mantener un control ambiental riguroso en los lugares en donde se crían aves, especialmente palomas.

Te podría interesar...
10 alimentos que ayudan a luchar contra las infecciones
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
10 alimentos que ayudan a luchar contra las infecciones

Si nuestro sistema inmunitario no se encuentra en condiciones podemos padecer otras infecciones por ejemplo causadas por hongos.