Cualquier cantidad de alcohol durante el embarazo puede dañar al bebé, dice estudio

En ningún caso es aconsejable beber alcohol durante el embarazo. No importa que se trate de unas cuantas copas, o de una bebida con baja graduación alcohólica. Hoy la ciencia advierte que en todos los casos es muy peligroso. Sigue leyendo para saber más.
Cualquier cantidad de alcohol durante el embarazo puede dañar al bebé, dice estudio
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 16 marzo, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 16 marzo, 2021

Última actualización: 16 marzo, 2021

El consumo de alcohol durante el embarazo no es conveniente en ningún caso. Un estudio reciente reveló que, incluso pequeñas cantidades de esta sustancia, puede causarle daños al bebé. De hecho, sus efectos pueden llegar a ser muy graves.

La ingesta de estas bebidas en la gestación conlleva a los trastornos del espectro alcohólico fetal. Esto abarca un conjunto de afecciones que provocan secuelas físicas y mentales a lo largo de la vida.

Además, como lo expone un artículo publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el alcohol pasa desde la sangre de la madre hacia el bebé a través del cordón umbilical. En consecuencia, incrementa el riesgo de muerte fetal o abortos espontáneos.

¿Es seguro beber alcohol durante el embarazo?

Hasta hace poco había cierta flexibilidad frente al consumo de alcohol durante el embarazo. Incluso, en el pasado se publicaron estudios en los que se afirmaba que no parecía haber algún efecto negativo cuando las madres tomaban bebidas alcohólicas en los tres primeros meses de embarazo.

Asimismo, se afirmaba que, si se consumían bebidas con baja concentración de alcohol y en cantidades reducidas, no había ningún efecto sobre la salud del bebé. Varias investigaciones coincidían en este tipo de afirmaciones.

Sin embargo, ninguno de esos estudios pudo afirmar de manera categórica que no existen riesgos al consumir alcohol en la gestación. Las muestras estudiadas fueron limitadas y no siempre las metodologías eran rigurosas.

Por lo tanto, esas investigaciones no aportan suficiente evidencia como para tomar una decisión responsable frente a este tema. Ante la duda, es claro que la mejor opción es abstenerse. De hecho, un nuevo estudio replantea lo dicho hasta ahora, como lo veremos enseguida.

Nuevos estudios dicen que no

Una nueva investigación, realizada por la Universidad de Sydney y publicada en la American Journal of Psychiatry, indica que el consumo de cualquier cantidad de alcohol durante el embarazo está asociado con efectos conductuales y psicológicos en los niños.

En otras palabras, no existe ninguna ingesta de alcohol que pueda considerarse «segura» en esta etapa. Este es el primer gran estudio que se hace sobre el efecto de un bajo nivel de consumo de bebidas alcohólicas en el embarazo. Evaluó los datos de 9 719 casos para llegar a esa conclusión.

Dentro del grupo estudiado, el 60 % de los niños había estado expuesto a un consumo bajo de alcohol durante el embarazo, mientras que el 40 % restante provenía de madres con ingestas más elevadas. Las principales conclusiones al respecto son las siguientes:

  • Los niños que habían estado expuestos a un bajo consumo de alcohol, en cualquier etapa del embarazo, presentaron más problemas psicológicos, emocionales y de conducta que aquellos que no habían sido expuestos a esa sustancia.
  • Había diferencia en el volumen cerebral de los niños expuestos al alcohol durante el embarazo, frente a los niños no expuestos.
  • Los efectos negativos se vieron incluso en los niños que habían estado expuestos a bajos niveles de consumo de alcohol durante las primeras siete semanas de embarazo.
  • Obviamente, entre más elevado el consumo de alcohol, mayores riesgos de efectos negativos a largo plazo.

También puede interesarte: 4 alimentos prohibidos durante el embarazo

Posibles efectos del alcohol durante el embarazo

Lo primero que se debe tener en cuenta es que el alcohol es un agente teratógeno. ¿Qué significa esto? Que es una sustancia capaz de generar anomalías. O sea que no solo causa una afección pasajera, sino que puede provocar cambios estructurales a largo plazo.

Existe suficiente evidencia de que el consumo de alcohol durante el embarazo puede afectar el corazón, el cerebro, el crecimiento normal y los rasgos faciales del feto. A su vez, incrementa el riesgo de desarrollar síndrome de alcoholismo fetal, una grave afección que, entre otras, podría llevar a las siguientes consecuencias:

  • Problemas neurológicos. Incluye coordinación pobre, dificultades de atención, mala memoria y de aprendizaje, retrasos en el lenguaje y el habla, discapacidad intelectual o coeficiente intelectual bajo, bajas habilidades de razonamiento, etcétera.
  • Problemas psiquiátricos y de conducta.
  • Problemas de visión o audición.
  • Anomalías cardíacas, en los riñones o en los huesos.
  • Anomalías anatómicas o deformidades. Puede ser una cresta entre la nariz y el labio superior, cabeza pequeña, talla más baja de lo normal, peso corporal bajo, entre otros.

Por otro lado, como hemos comentado, la ingesta de alcohol durante el embarazo incrementa el riesgo de aborto o de parto prematuro. El hijo de una madre que ha consumido alcohol durante el embarazo debe ser evaluado con cuidado por el pediatra.

Buscar ayuda es importante

Ahora ya se confirmó lo que se sospechaba desde hace tiempo, «ningún nivel de alcohol es seguro durante el embarazo». Por lo mismo, desde el mismo momento en que una mujer planea concebir un hijo debe dejar de tomar alcohol.

Si una mujer tiene problemas para dejar la bebida, lo correcto es que pida ayuda para lograrlo. Existen grupos como «alcohólicos anónimos» que pueden ser un gran aporte. La consulta con un profesional también puede dar luces al respecto.

Lo importante es tener presente que ingerir este tipo de bebidas en la gestación es muy peligroso. Como lo hemos visto, puede tener consecuencias que afecten al hijo por toda la vida. Por lo tanto, es impostergable abandonar este consumo.

Te podría interesar...
El consumo de alcohol durante el embarazo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
El consumo de alcohol durante el embarazo

Desde el punto de vista médico, nunca se debe beber alcohol durante el embarazo. Hacerlo supone poner en grave riesgo al bebé.