Desarrollo de la visión del bebé: ¿cómo ocurre?

La visión del bebé cambia de manera significativa durante el primer año de vida. Los recién nacidos apenas si perciben las formas.
Desarrollo de la visión del bebé: ¿cómo ocurre?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 01 septiembre, 2022

El desarrollo de la visión del bebé es un proceso que tiene grandes avances en el primer año de vida. Aunque cada niño evoluciona a su propio ritmo, lo cierto es que todos tienen un patrón similar.

La visión del bebé es muy limitada al comienzo de la vida. De hecho, la vista es el sentido menos desarrollado al momento de llegar al mundo. El recién nacido tiene una agudeza visual muy baja, pero en pocas semanas se producen cambios notorios.

En cada visita al pediatra, el profesional examinará los progresos. Debe asegurarse que todo evolucione según lo esperado.

El desarrollo de la visión del bebé comienza en el útero

Es importante tomar en cuenta que el desarrollo de la visión del bebé comienza en el útero. La mayoría de las habilidades visuales se procesan en el cerebro y no en el ojo, aunque este último es el vehículo fundamental de la capacidad.

Apenas a las 10 semanas de gestación aparece el llamado reflejo vestíbulo ocular. Este permite la respuesta automática de los ojos cuando hay un cambio en la posición de la cabeza. Si la madre gestante realiza actividad física con regularidad, estimula este reflejo en el feto.

Por otro lado, el bajo peso al nacer se asocia con un mayor riesgo de problemas en la visión del bebé.


La visión en los recién nacidos

La visión del bebé recién nacido es todavía muy precaria. Las células en la retina y el cerebro no están desarrolladas por completo. En realidad, el bebé no nace con vista como tal, sino con la capacidad de aprender a ver.

No puede enfocar objetos cercanos y tampoco ve muy lejos. Es sensible a la luz brillante, pero tan solo en unas cuantas semanas ya se siente atraído también por las formas grandes y los colores vistosos. Así mismo, desarrolla más su visión central, lo que le permite enfocar mejor los objetos que están justo al frente.

A los pocos días de nacimiento, el bebé prefiere mirar el rostro de la madre que el de un extraño. Por eso, es importante que la madre no cambie mucho su apariencia en ese primer mes, ya que su pequeño está aprendiendo a reconocerla.

Tras una semana de nacido, el bebé puede distinguir el amarillo, el rojo, el naranja y el verde. Un poco más adelante logrará ver el azul y el violeta. Los móviles con figuras grandes y de colores brillantes estimulan la visión del bebé.

Móvil vistoso en la cuna del bebé estimula su desarrollo visual.
El uso de móviles vistosos está recomendado para fomentar la estimulación de la vista.

De 2 a 4 meses

A los 2 meses es habitual que se vean desalineados los ojos del bebé, como si tuviera estrabismo. Esto es normal y se corrige en poco tiempo.

Si persiste, debe consultarse con el pediatra al respecto. De todos modos, el pequeño ya es capaz de seguir con sus ojos un objeto cercano que se mueve.

Durante esta etapa se produce un gran avance en la visión del bebé. El niño trata de alcanzar con las manos los objetos que ve, incluso si están en movimiento. Hacia los 3 o 4 meses ya no tiene que mover la cabeza para seguir un objeto con los ojos.

Su percepción de la luz es más aguda, por lo que es conveniente bajar la intensidad de las luces mientras duerme. Para estimular su visión es bueno cambiar la cuna de posición y que la madre le hable mientras ella se desplaza.

De 5 a 8 meses

A los 5 meses, la visión del bebé ha alcanzado un desarrollo importante. A esa edad completa la percepción de profundidad, o sea, la habilidad para detectar qué tan cerca o lejos se encuentra un objeto. También logra ver el mundo en tres dimensiones.

La coordinación entre los ojos y las manos ha mejorado mucho. Ubican y tocan los objetos con mayor rapidez.

Puede reconocer a los padres, aun si se encuentran al otro lado de la habitación. Recuerdan lo que es un objeto con solo ver una parte de este.

A los 6 meses debe hacérsele un examen ocular. El pediatra puede detectar si la visión del bebé es normal o hay signos incipientes de miopía, hipermetropía o astigmatismo. Este examen no debe omitirse.



De 9 a 12 meses

El mayor avance en la visión del bebé durante esta etapa es el refinamiento de la capacidad para calcular las distancias. Como es la edad del gateo y de los primeros pasos, no es raro verlo tomando y tirando objetos por todos lados.

En esta etapa también desarrollan más consciencia de su cuerpo. Esto se refleja en que hay mayor coordinación entre sus ojos y el movimiento en general.

También es el momento en el que los ojos suelen adquirir su color definitivo.

La mejor manera de estimular la visión del bebé en esta etapa es sentándolo en el piso y poniendo a su alrededor muchos juguetes, de diversas formas y colores. Así mismo, dándole juguetes que sean de armar y desarmar.

Juguetes de estimulación temprana.
Los juguetes de estimulación temprana cumplen varias funciones, entre las que se encuentra el estímulo de la visión.

¿Cómo saber si todo está bien con la visión del bebé?

Cuando hay problemas en la visión del bebé, esto incide en su desarrollo general. Por lo tanto, es muy importante detectar a tiempo cualquier anomalía.

Para ello, nada mejor que cumplir con los controles pediátricos. En especial, si se nota que el niño tiene alguna dificultad.

Hay que estar atentos a los giros de los ojos hacia adentro o hacia afuera. Si persisten después de los 4 meses, lo indicado es comentarlo con el médico. Así mismo, si el bebé tiene problemas para seguir los objetos.

Son muchos los padres que no le realizan un examen médico ocular completo a los bebés antes del año de vida. Esto es un grave error. Como ya lo anotamos, dicho examen debe hacerse sí o sí a los 6 meses.

Conviene preguntarle al pediatra sobre la mejor manera de estimular la visión del bebé. Si bien el desarrollo sucede de forma natural, con la ayuda de los padres es más fácil avanzar en ese proceso. Una buena vista le ayudará a tener un mejor desempeño en diferentes áreas de la vida.

Te podría interesar...
Consejos para estimular la capacidad visual de un bebé
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Consejos para estimular la capacidad visual de un bebé

Estimular la capacidad visual de un bebé complementa la unión madre e hijo y la relación social y cognitiva con el mundo que lo rodea.



  • Bates Souza, M. C. (2016). Comparación de habilidades visual-perceptual (visual espacial, análisis visual, visual motor) y persistencia de reflejos primitivos (Moro, T asimétrico de cuello, T simétrico de cuello y T laberíntico) en niños nacidos a término y prematuros.
  • Maldonado Chapa, F. (2021). Análisis cuantitativo de acuerdo a la edad de la ganancia del reflejo vestíbulo-ocular (VOR) mediante Video Head Impulse Test (VHIT) en una población sana (Doctoral dissertation, Universidad Autónoma de Nuevo León).
  • Schapira, I. T. (2004). Características del desarrollo humano perinatal. Un método para la evaluación del sistema nervioso joven. Revista del Hospital Materno Infantil Ramón Sardá, 23(2), 59-69.