Descubre la cura de las naranjas

Si bien son buenas para la salud por sus múltiples propiedades no conviene excederse en el consumo de naranjas, ya que el exceso de potasio puede tener efectos negativos en nuestros riñones
Descubre la cura de las naranjas
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater el 06 abril, 2021.

Última actualización: 06 abril, 2021

La cura de naranjas se propone para todas aquellas personas que quieren comenzar a consumir más frutas en el día a día, sobre todo para mejorar sus niveles de energía y motivación.

De hecho, tiene como finalidad ayudar a mejorar la dieta y brindar energía en momentos de cansancio y fatiga. Adicionalmente, pretende ayudar a mejorar la salud de manera integral y subir las defensas.

Cabe destacar que se le llama “cura” porque se realiza regularmente dentro de un periodo de tiempo concreto, para “curar” el desganamiento, el cansancio y la falta de ánimo. Para sacarle el máximo provecho, siempre debe incluirse en el marco de un estilo de vida saludable. 

Los beneficios de las naranjas, frutas deliciosas y llenas de vitamina C

Como expone la Fundación Española de Nutrición, las naranjas son frutas originarias de China y norte de Birmania. Son una de las fuentes más interesantes de vitaminas y minerales que podemos encontrar. Aportan vitamina C, folatos, ácidos orgánicos, flavonoides ( hesperidina, neoshesperidina, naringina, narirutina, tangeretina y nobiletina) y carotenoides.

Dieta de la naranja

De acuerdo con los expertos de la Asociación 5 al día, explican que:

El nutriente más popular de la naranja es, sin duda, la elevada cantidad de ácido ascórbico o vitamina C (una unidad pequeña de 100-150 gramos aporta sobradamente toda la vitamina C que necesita nuestro organismo en un día)”.

En revista Phamacognosy se publicó un interesante trabajo sobre las naranjas y los beneficios de sus antioxidantes en la salud. Los resultados fueron muy llamativos. Se demostró que, efectivamente estas frutas son muy beneficiosas para la salud en general. Por lo tanto su consumo es muy recomendado.

Otro aspecto que debes saber, es que para disfrutar de todos los beneficios de las naranjas, debemos consumirlas de forma natural. Si nos hacemos un zumo o jugo, perdemos un índice importante nutrientes y fibra. Veamos ahora todo en lo que nos pueden ayudar las naranjas.

1. Fortalecen el sistema inmunitario

Nada tan fácil como comernos una o dos naranjas al día. De la variedad que desees, incluyendo, cómo no, las saludables mandarinas. Tienen vitamina C y potasio. Esto nos permite proteger las células de los ataques de los radicales libres.

De hecho, es interesante saber que, según la Oficina de Suplementos Dietéticos (ODS) de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de los Estados Unidos de América, consumir, por ejemplo, una naranja grande o dos medianas, nos puede aportar cerca de 95 mg de vitamina C, una cantidad diaria muy adecuada.

2. Las naranjas nos protegen frente a la inflamación

Estas frutas cítricas contienen beta-criptoxantina y vitamina C. Estos dos elementos nos pueden ayudar a combatir la inflamación, en casos, por ejemplo, de artrosis.

Según un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition en abril del año 2010, si seguimos una dieta adecuada donde se reduzca el incremento de grasas, e incluimos el consumo regular de naranjas, evitaremos, por ejemplo, que las arterias se endurezcan. 

3. Las naranjas son buenas para el corazón

  • Las naranjas contienen vitamina C, fibra, potasio y colina. Todo ello es salud para tu corazón, en especial por la presencia del potasio.
  • El potasio es un electrolito vital para permitir que la electricidad fluya a través del cuerpo. Esto facilita el impulso en los músculos del corazón.
  • Además, el potasio que se encuentra en las naranjas nos ayuda a bajar la presión arterial,  y a protegernos contra los accidentes cerebrovasculares.
  • Las naranjas también contienen cierta cantidad de ácido fólico. Este compuesto es muy beneficioso para reducir los niveles de homocisteína, un factor que ataca la salud cardiovascular.

3. Reducen el estreñimiento, depuran y desinfectan

  • La fibra presente en la pulpa de las naranjas, así como sus minerales, estimulan el tránsito intestinal y la producción de bilis, por lo que mejoran los procesos digestivos.
  • El ácido cítrico disuelve el ácido úrico, ayudándonos a depurar toxinas y a eliminar todas esas sustancias que el organismo no puede metabolizar.
  • ¿Sabías, además, que el consumo de naranja de forma moderada, pero regular, nos permite purificar el hígado y evitar que las grasas se acumulen en él? Así es.
  • Gracias a sus propiedades diuréticas, la vejiga también se ve beneficiada por su acción depurativa y protectora, combatiendo así los cálculos de riñón.

¿Cómo hacer la cura de naranjas?

La absorción de hierro puede mejorar tomando vitamina C.
¿Qué tal un jugo de naranja con el almuerzo? Esto potencia mucho la absorción intestinal de hierro.

Podemos hacer la cura de las naranjas una vez cada ocho días cuando sintamos que necesitamos un extra de nutrientes para estar activos y enérgicos. Pero ojo, solo debe hacerse por un tiempo limitado, y preferiblemente previa consulta con el médico o el nutricionista, para tener en cuenta las pautas de actuación más adecuadas.

Un ejemplo de cómo puedes comer durante la cura de las naranjas es el siguiente. Ten en cuenta que se trata de una orientación sobre cómo disfrutar la naranja dentro de una dieta equilibrada, y no una dieta en torno a este alimento solamente.

  • Desayuno: una naranja cortada a trocitos con una cucharada de miel, más un tazón de avena y un té blanco.
  • Almuerzo: una ensalada de espinacas con una naranja cortada en trocitos, una rodaja de piña, 2 nueces, 5 dátiles y un huevo cortado en láminas.
  • Merienda: un jugo de naranja sin azúcar.
  • Cena: pollo a la plancha con limón, una tostada de pan de centeno con queso bajo en grasas, y media naranja cortada a trocitos con 5 fresas.

Aspectos que debemos tener en cuenta sobre las naranjas

  • Las naranjas son buenas para la salud, pero debemos consumirlas con moderación. Más de tres al día y de forma regular puede causarnos efectos secundarios negativos.
  • El exceso de fibra afectará a la digestión y nos causará diarrea, dolor estomacal y ardor. Por ende, la cura de las naranjas debe realizarse siempre previa consulta con el nutricionista.
  • Si sufres acidez estomacal o reflujo, tampoco serán adecuadas para ti. En cambio, podrían serlo otras frutas.
  • Si consumes muchas naranjas elevarás el nivel de potasio en tu organismo y ello puede ser negativo si sufres de problemas renales.

Así pues, consume naranjas, pero siempre con moderación, y preferiblemente dentro de una dieta equilibrada. Este te permitirá subir tus niveles de energía, hacerle frente al cansancio y llevar a cabo las actividades que desees en tu día a día.

Te podría interesar...
4 formas deliciosas de tomar naranjas por la mañana
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
4 formas deliciosas de tomar naranjas por la mañana

En este artículo te ofrecemos cuatro opciones saludables y deliciosas de tomar naranjas por las mañanas. ¿Te las vas a perder?