Desodorante y antitranspirante: ¿en qué se diferencian?

El desodorante y el antitranspirante son diferentes. No solo en su composición, sino en cómo actúan. También hay que tener cuidado con sus ingredientes y los efectos en el cuerpo.
Desodorante y antitranspirante: ¿en qué se diferencian?
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 18 diciembre, 2020.

Última actualización: 18 diciembre, 2020

¿Cuántas veces te has preguntado en qué se diferencian el desodorante y el antitranspirante? Seguramente más de una. Pues bien, ambos ayudan a eliminar las bacterias que dan mal olor al sudor. Pero muchas veces no basta con esto y también es necesario controlar la sudoración.

Lo primero que hay que saber es que el sudor es una secreción vital para el organismo que proviene de las glándulas sudoríparas ecrinas. Entre sus funciones está el regular la temperatura corporal, contribuir en la formación del pH ácido que protege al estrato córneo y eliminar sustancias tóxicas que el cuerpo ya no necesita.

Por otro lado, encontramos las glándulas sudoríparas apocrinas que se ubican en zonas con vello, como las axilas y la ingle, y en los pezones y ano. Estas producen un líquido lechoso cuando hay una situación estresante; al combinarse el mismo con las bacterias del cuerpo puede generar un mal olor.

Factores que causan mal olor en las axilas

Al mal olor de las axilas se le conoce como bromhidrosis y puede deberse a la hiperactividad de las glándulas apocrinas, las que producen mayor secreción. Sin embargo, hay otros factores externos que pueden influir. Estos son algunos de ellos:

  • Limpieza inadecuada: es necesario lavar muy bien las axilas cada día, usar una buena cantidad de agua y un jabón suave. Rasurarse, por su parte, evita que la secreción se acumule en los vellos.
  • Hiperhidrosis: una condición en la que el cuerpo segregua más sudor del que necesita para sus funciones termorreguladoras. Afecta física y emocionalmente a quienes la sufren y puede contribuir a aumentar el mal olor de las axilas.
  • Enfermedades: la obesidad y la diabetes mellitus son patologías que pueden alterar el funcionamiento de las glándulas sudoríparas y llevar a los pacientes a sudar más de la cuenta.
  • Micosis axilar: es una afectación producida por hongos como las levaduras y los dermatofitos. Las primeras generan una alteración de la microbiota y las segundas aparecen por infecciones exógenas o contagio.
Las axilas y el mal olor corporal.
Las axilas son una región del cuerpo que concentra parte del olor corporal por sus glándulas.

Desodorante

El desodorante es un producto de higiene personal cuya principal función es atenuar, enmascarar o eliminar el mal olor de las axilas. Sus compuestos suelen ser sustancias antisépticas e inhibidoras de las bacterias que llevan al mal olor.

Su efectividad depende de múltiples factores, tanto externos como internos. Por ello puede ser necesario repetir la aplicación dos veces al día. Entre los aspectos negativos de este producto están las manchas que deja tanto en la piel como en la ropa, siendo los desodorantes naturales una buena alternativa.

Antitranspirante

El antitranspirante es otro producto de higiene personal cuya principal función, como su nombre lo indica, es evitar la transpiración. Los productos de larga duración pueden ocasionar un bloqueo temporal en las glándulas sudoríparas a través de sustancias como el aluminio o las sales de aluminio.

Aunque al reducir la secreción de sudor se inhibe la proliferación bacteriana, evitando también el mal olor, algunos estudios han demostrado que el uso y abuso de este tipo de antitranspirantes puede ocasionar problemas de salud, como las arritmias cardíacas.

Desodorante y antitranspirante: ¿en qué se diferencian?

Como lo acabamos de ver, los productos tienen dos funciones muy distintas. El desodorante procura controlar el mal olor, mientras que el antitranspirante busca bloquear la transpiración.

Esta diferencia radica en los compuestos, pues los desodorantes simples no tienen aluminio o sales de aluminio, mientras que los antitranspirantes sí.

Ingredientes con posibles efectos secundarios

Desodorantes y antitranspirantes tienen algunos ingredientes que pueden ocasionar efectos secundarios y ser nocivos para la salud. Entre ellos encontramos los siguientes.

Alcohol

Algunos desodorantes pueden contener alcohol, siendo uno de los ingredientes menos peligrosos, pero que debe considerarse en aquellas personas cuya piel es muy sensible, ya que podría ocasionar irritaciones.

Aluminio

Es el ingrediente principal en los antitranspirantes para taponar los poros, impidiendo el paso de la sudoración. Estudios, como el ya citado, demuestran que altera el ritmo cardiaco en ciertas circunstancias y sigue en investigación su relación con el cáncer de seno.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Cáncer, no hay suficiente evidencia, pero se relaciona el comportamiento de los compuestos de aluminio con la acción del estrógeno. Esta hormona tiene la capacidad de fomentar el crecimiento de células cancerígenas en el seno una vez las mismas ya se han formado.

Ftalatos

Las partículas de ftalatos suelen usarse en múltiples productos de limpieza personal y del hogar. Son los responsables de fijar los olores agradables por más tiempo. Suelen acumularse en el organismo a través de los múltiples usos del desodorante o antitranspirante y ocasionar problemas endocrinos.

Además, su empleo también afectan el medioambiente y puedes reconocerlos en los rótulos de los productos como DEHP (dietilhexilftalato), DIBP (diisobutilftalato), DBP (dibutilftalato) y BBP (bencilbutilftalato).

Parabenos

Los parabenos pertenecen a los alquil-ésteres del ácido para-hidroxibenzoico y los más usados son el metil, el etil, el propil, el butil y el bencilparabeno. Se emplean en la industria cosmética y alimenticia porque ayudan a conservar los productos.

Entre los efectos secundarios que produce a la piel, según la Academia Española de Dermatología y Venereología, están el eccema alérgico de contacto en dermis delicadas o con dermatitis.

Eccema en la piel por desodorante o antitranspirante.
Los eccemas son manifestaciones de dermatitis que pueden tener origen alérgico en compuestos de limpieza y belleza personal.

Triclosán

El triclosán está presente en la mayoría de los productos de cuidado personal y cosméticos. Su uso es muy cuestionado, pues se relaciona con la aparición de alergias, la resistencia a antibióticos y las alteraciones endocrinas.

Fragancias sintéticas

Las fragancias sintéticas suelen generarse a partir de aldehídos, los que actúan como factores endocrinos que pueden desencadenar alergias en la piel.

¿Desodorante o antitranspirante?

Ahora que sabes las diferencias entre el desodorante y antitranspirante podrás elegir con mayor libertad el producto que más se ajusta a tus necesidades y expectativas.

De otro lado, es importante revisar las etiquetas de los productos, ya que el marketing ha hecho que las personas se fijen en tiempo de protección y aromas, dejando de lado las implicaciones y efectos secundarios de algunos ingredientes. No dejes de prestar atención cuando te dispongas a comprarlos.

Te podría interesar...
¿Cómo eliminar el mal olor de axilas?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo eliminar el mal olor de axilas?

¿Cómo eliminar el mal olor de axilas? El mal olor de axilas es un problemas bastante extendido. Os ofrecemos varios consejos útiles para acabar con...