¿Qué son los determinantes sociales de la salud?

Los determinantes sociales de la salud regulan el estado de bienestar general de una persona y de las poblaciones. Veamos cuáles son y por qué son tan importantes.
¿Qué son los determinantes sociales de la salud?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 14 octubre, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 14 octubre, 2021

Última actualización: 14 octubre, 2021

Definir qué es la salud o cuáles son sus características no es un problema fácil de resolver. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la estipula como un estado de completo bienestar físico, mental y social y no simplemente la ausencia de enfermedad o dolencia. Para establecer la salud de una población se utilizan muchas variables, como los determinantes sociales de la salud.

Este concepto se usa describir una serie de elementos de carácter social y económico que inciden en el bienestar físico y emocional de las personas. Determinan no solo a una persona de forma individual, sino a lo que algunos autores definen como salud poblacional.

Características de los determinantes sociales de la salud

Tal y como señala la evidencia, los determinantes sociales de la salud giran en torno a las desigualdades. Los elementos que los componen inciden en la esperanza de vida y en el aumento de las enfermedades transmisibles y no transmisibles.

Su comprensión es muy importante al momento de valorar la salud como un fenómeno complejo. Para estar saludable no basta con tener una buena alimentación y hacer ejercicio, sino que entran en juego una serie de variables que condicionan la calidad de vida.

Estas variables conviven durante toda la etapa de desarrollo de un ser humano: nacimiento, crecimiento, madurez y envejecimiento. No son estáticos, de manera que varían de acuerdo con cómo este se relacione con la sociedad (las oportunidades laborales, mudanzas a otras zonas geográficas).

Los investigadores tenían una idea más reducida acerca de lo que eran los determinantes sociales hace un tiempo. En sus inicios, se entendían como las variables de accesibilidad a los alimentos o a las áreas recreativas disponibles. Hoy se han incluido otros criterios.



Tipos de determinantes sociales de la salud

Para este punto es importante señalar que no existe unanimidad al momento de reunir todas las variables de los determinantes de la salud. No todas son igual de importantes o afectan a una persona de la misma manera. Sin embargo, y siguiendo a la OMS, te apuntamos algunos de los más estudiados.

1. Educación

Muchos expertos consideran a la educación como una política de salud. Existen varias formas en las que el grado de instrucción se correlaciona con la calidad de vida.

Por ejemplo, los estudios afirman que la educación tiene un impacto causal sobre la mortalidad. Otras investigaciones señalan que el bienestar de las personas educadas aumenta con la edad.

¿Cómo es esto posible? El nivel económico y la consciencia e información con respecto a los hábitos saludables son claves. En general, un mayor grado de instrucción se asocia con un mayor ingreso económico. Un mayor ingreso económico, a su vez, permite acceder a bienes y servicios que contribuyen a una buena salud.

Muchos de estos bienes y servicios permiten asimilar una mayor consciencia sobre los hábitos saludables. Estos serían los alimentos saludables, las consecuencias de ciertas prácticas (como la ingesta de alcohol o tabaco) y la importancia del ejercicio. Entonces, la educación es un pilar fundamental de los determinantes sociales de la salud.

Educación de los niños.
El nivel educativo es parte de los determinantes sociales de la salud, ya que influye de forma directa en las prácticas cotidianas.

2. Desempleo e inseguridad laboral

Dos elementos que se consideran juntos, ya que sus implicaciones están relacionadas. De acuerdo con los expertos, el desempleo no solo impide acceder a bienes y servicios que garantizan una buena salud, sino que tiene impacto en la salud mental. En especial, en la población más joven.

De hecho, los investigadores están de acuerdo en que la principal consecuencia en los jóvenes desempleados se materializa en los trastornos de salud mental. Por ejemplo, ansiedad y depresión. Esto, a su vez, puede incentivar a las personas a aceptar trabajos precarios. En muchos casos, el ambiente laboral cuenta con un amplio margen de inseguridad.

Los accidentes en el trabajo pueden comprometer severamente la salud de los empleados. También el exceso de horas, un ambiente tóxico, el incumplimiento de estatutos de higiene y de salud mínimos.

3. Desarrollo de la primera infancia

De acuerdo con la UNESCO, la primera infancia es la etapa comprendida entre el nacimiento y los 8 años de edad. Es una etapa crucial para el ser humano, ya que durante ella se lleva a cabo el desarrollo y la consolidación de habilidades y destrezas básicas.

Las investigaciones al respecto señalan que la primera infancia es un condicionante directo de los determinantes sociales de la salud. Al igual que los anteriores casos, lo hace de muchas maneras, entre las que destacamos las siguientes:

  • Acceso completo a la lactancia materna durante el tiempo sugerido (mínimo de 6 meses, según la OMS).
  • Accesibilidad a alimentos que permitan el crecimiento saludable.
  • Acceso a atención médica pediátrica para hacer frente a las enfermedades.
  • Protección a través de medicamentos y vacunas seguras.
  • Crecimiento en un ambiente familiar funcional.
  • Acceso a la educación primaria.

Lo anterior es solo un ejemplo de la importancia de la primera infancia en relación con los determinantes sociales de la salud. Por supuesto que podríamos reseñar decenas y decenas, ya que es un etapa crucial.

4. Vivienda y comodidades básicas

A menudo es un factor que no se tiene en cuenta, aunque la vivienda es un pilar al momento de catalogar los determinantes sociales de la salud. Por ejemplo, los estudios indican que quienes viven en zonas rurales tienen una menor escala de bienestar con respecto a quienes lo hacen en la metrópoli.

Esto se explica de muchas formas; entre ellas, el acceso o la disponibilidad que se tiene a los servicios de salud. También por las comodidades básicas, como pueden ser el agua potable, la electricidad, el sistema de drenaje de aguas residuales.

En definitiva, una menor puntuación de estos elementos incide directamente en la salud. La seguridad de la infraestructura del hogar e incluso el mobiliario, al mismo tiempo, puede jugar a favor o en contra.

5. Condiciones del medio ambiente

Otro de los determinantes sociales de la salud que no podemos dejar de mencionar son las condiciones del medio ambiente. El más importante de todos es el grado de contaminación, que puede afectar la salud de muchas formas.

Por ejemplo, ciertas condiciones medioambientales aumentan las enfermedades o los trastornos respiratorios, dermatológicos, emocionales, intestinales y renales. Casi todos los órganos o los procesos se pueden comprometer frente a la contaminación.

Además, las condiciones del medio ambiente pueden hacer reaparecer o incrementar infecciones endémicas, como el cólera, el dengue, la malaria, la fiebre amarilla y el Chagas. Es un elemento que no puede pasar desapercibido al momento de valorar la salud.

Contaminación ambiental.
La contaminación del medio ambiente es capaz de influir en diversos procesos del cuerpo humano, generando enfermedades.

6. Inclusión social y no discriminación

Otro vector que se ignora con frecuencia es la manera en la que la inclusión social y la discriminación afectan a la salud. Por ejemplo, los estudios alertan sobre el bienestar físico y psicológico de las comunidades migrantes.

Otro ejemplo lo encontramos en las minorías que forman parte de una sociedad. Sean estas de índole sexual, étnico, religioso o lingüístico, su salud se ve afectada en mayor grado que quienes no forman parte de ella. Un claro ejemplo lo encontramos en los pacientes con VIH.

A pesar del impacto de la inclusión social en las variables que determinan la salud, los investigadores señalan que su interés no ha terminado de consolidarse por completo. Existe mayor consciencia al respecto, pero con frecuencia no se relaciona con la mejora de las sensaciones de bienestar y salud.



7. Servicios de salud asequibles y de calidad

Por último, destacamos lo importante del acceso a un servicio de salud. La influencia es muy evidente; si las personas pueden costear un tratamiento y una consulta en una institución médica de calidad, el desarrollo de su proceso patológico será más favorable.

El problema radica en que muchos países sufren de deficiencias en cuanto al acceso a la salud. Estas son mayores en las comunidades rurales. En ocasiones, el coste asociado a ellas escapa a las posibilidades económicas de muchos habitantes.

Un acceso oportuno y de calidad determina la salud de una persona durante toda su vida, desde su infancia hasta su vejez. Por tanto, velar por un sistema médico de calidad y asequible es una de las tantas formas en que se pueden controlar los determinantes sociales de la salud.

Muchos factores para determinar la salud

Los siete ejemplos que hemos dado son una muestra de cómo la relación del hombre con la sociedad incide en su salud. No basta solo con hacer ejercicio o mantener una dieta saludable para acceder al bienestar, ya que muchas variables directas e indirectas entran en juego.

Aunque toda la población es importante, cientos de instituciones velan por disminuir las desigualdades en niños, adolescentes, personas con discapacidades, comunidades con escasos recursos y demás grupos vulnerables. Todo esto contribuye a alcanzar una salud poblacional óptima.

Te podría interesar...
6 consejos para llevar un estilo de vida más feliz y libre
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
6 consejos para llevar un estilo de vida más feliz y libre

¿Quieres tener un estilo de vida que te haga más libre y feliz? En esta ocasión, compartimos contigo 6 buenos consejos que te ayudarán a conseguirl...



  • Braveman, P., & Gottlieb, L. The social determinants of health: it's time to consider the causes of the causes. Public health reports, 129(1_suppl2). 2014; 19-31.
  • Dixon J, Welch N. Researching the rural-metropolitan health differential using the 'social determinants of health'. Aust J Rural Health. 2000 Oct;8(5):254-60.
  • Gurrola, M. A., & Ayón, C. Immigration policies and social determinants of health: Is immigrants’ health at risk?. Race and social problems. 2018; 10(3): 209-220.
  • Kindig, D., & Stoddart, G. What is population health?. American journal of public health. 2003; 93(3): 380-383.
  • Krieger N. Discrimination and health inequities. Int J Health Serv. 2014;44(4):643-710.
  • Lleras-Muney, A. The relationship between education and adult mortality in the United States. The Review of Economic Studies. 2005; 72(1): 189-221.
  • Low MD, Low BJ, Baumler ER, Huynh PT. Can education policy be health policy? Implications of research on the social determinants of health. J Health Polit Policy Law. 2005 Dec;30(6):1131-62.
  • Marmot, M. Social determinants of health inequalities. The lancet, 365(9464). 2005; 1099-1104.
  • Moore TG, McDonald M, Carlon L, O'Rourke K. Early childhood development and the social determinants of health inequities. Health Promot Int. 2015 Sep;30 Suppl 2:ii102-15.
  • Puig-Barrachina V, Malmusi D, Marténez JM, Benach J. Monitoring social determinants of health inequalities: the impact of unemployment among vulnerable groups. Int J Health Serv. 2011;41(3):459-82.
  • Ross CE, Wu CL. Education, age, and the cumulative advantage in health. J Health Soc Behav. 1996 Mar;37(1):104-20.
  • Vancea M, Utzet M. How unemployment and precarious employment affect the health of young people: A scoping study on social determinants. Scand J Public Health. 2017 Feb;45(1):73-84.