Diabetes en niños y adolescentes

La diabetes en niños y adolescentes suele deberse a la genética, pero también está muy relacionada con el sobrepeso y la obesidad infantil. Te contamos todo lo que debes saber a continuación.
Diabetes en niños y adolescentes
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 22 Enero, 2021.

Última actualización: 22 Enero, 2021

La diabetes en niños y adolescentes es un problema que cada vez está tomando más fuerza en nuestra sociedad. La diabetes mellitus es una enfermedad en la que el organismo no puede fabricar o utilizar la insulina. En este sentido, la insulina es la llave que permite que la glucosa entre dentro de las células.

Cuando esto ocurre, la glucosa permanece circulando en la sangre. Esas altas concentraciones de glucosa acaban dañando los tejidos. Además, las células necesitan incorporarla para obtener energía. Por ello, la diabetes puede ser una enfermedad grave.

Existen dos tipos de diabetes: la tipo 1 y la tipo 2. En los últimos años ha aumentado la incidencia de esta patología. Este hecho se relaciona especialmente con nuestro estilo de vida y con el incremento de casos de obesidad.

En realidad, la diabetes en niños y adolescentes es prácticamente igual que en los adultos a nivel sintomático. Sin embargo, existen ciertas diferencias en cómo y por qué se produce. En las siguientes líneas te explicamos todo lo que debes saber a este respecto.

¿Qué causa la diabetes en niños y adolescentes?

Como ya hemos mencionado, en líneas generales, hay dos tipos de diabetes. La diabetes tipo 1 es aquella en la que el páncreas no produce insulina, mientras que en la diabetes tipo 2 lo que ocurre es que existe una resistencia en los tejidos a la insulina, por lo que esta no puede actuar.

La diabetes en niños y adolescentes tiene unos factores de riesgo y unas causas específicas. En primer lugar, explicaremos el caso de la diabetes tipo 1.

Niño pinchándose insulina

Diabetes tipo 1

Este tipo se produce porque las células del sistema inmunitario atacan a las células que producen insulina. Estas últimas están en el páncreas. De esta manera, el organismo no consigue fabricar la insulina que necesita. Y así lo evidencia esta información de KidsHealth.

Se trata de una enfermedad crónica. De hecho, es de las enfermedades crónicas más frecuentes en la infancia. La razón por la que aparece la diabetes tipo 1 suele ser genética. Se piensa que puede existir un gran componente genético en esta patología, por lo que si alguno de los padres tiene diabetes, es mucho más probable que el niño la padezca.

Diabetes tipo 2

La diabetes en niños y adolescentes, cuando es de tipo 2, tiene lugar porque el cuerpo crea una resistencia a la insulina. A diferencia de la tipo 1, el páncreas sí que sigue produciendo insulina. Este tipo se asocia al sobrepeso y a la obesidad infantil.

El mecanismo de relación es complejo. En resumen, como señala este estudio publicado en los Anales de Pediatría, consiste en que, al tener sobrepeso, el páncreas necesita producir más insulina cada vez para transportar la glucosa a las células. Al final, las células pierden la sensibilidad a esta molécula y crean esa resistencia.

Quizá te interese: La diabetes infantil

¿Qué complicaciones tiene la diabetes en niños y adolescentes?

La diabetes en niños y adolescentes puede ser más complicada que en los adultos, tal y como evidencia esta investigación publicada en los Anales de Pediatría. A nivel físico, aumenta notablemente el riesgo de sufrir muchas otras enfermedades a lo largo de la vida. Por ejemplo, la diabetes tipo 1 se asocia a un mayor riesgo de padecer enfermedades autoinmunes.

Del mismo modo, la diabetes está relacionada con enfermedades cardiovasculares, desajustes de peso y, por supuesto, complicaciones agudas. En este sentido, destacan las crisis de hipoglucemia debidas al tratamiento o la cetoacidosis diabética.

síntomas de una hipoglucemia

Sin embargo, lo más complicado de la diabetes en niños y adolescentes son los aspectos psicológicos. Padecer esta enfermedad determina un cambio en la vida social del niño y en su autoestima, principalmente, por la tendencia a engordar que produce el tratamiento con insulina.

Los científicos estiman que casi la mitad de los niños diagnosticados de diabetes tienen problemas de ansiedad o depresión. Están sometidos, desde que son pequeños, a un estrés importante por controlar la dieta y el tratamiento, por lo que no viven con la despreocupación habitual de la infancia.

Además, la imagen corporal tiene mucha importancia a esta edad. Por ello, es necesario ayudar a estos niños y adolescentes a trabajar su autoestima. Tienen que aprender a aceptarse a sí mismos y a comprender las complicaciones que supone la enfermedad.

Respecto a la diabetes en niños y adolescentes…

En definitiva, la diabetes en niños y adolescentes es prácticamente igual que en los adultos. A estas edades, la mayoría de los casos son debidos a causas genéticas. No obstante, con el aumento de los niños con sobrepeso y obesidad, también ha aumentado el número de casos de diabetes tipo 2.

Asimismo, es importante saber que, aunque se trate de una enfermedad física, la diabetes en esta época de la vida conlleva muchos problemas de autoestima y de ánimo. Por ello, hay que apoyar también psicológicamente a estos pacientes.

Te podría interesar...
Ansiedad en los niños: ¿cuándo debo preocuparme?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Ansiedad en los niños: ¿cuándo debo preocuparme?

Determinar si la ansiedad en los niños es un motivo de preocupación requiere previamente de una definición clara de qué entendemos por ansiedad