Diabetes y salud dental: qué debes saber

La diabetes puede afectar la salud dental. Te contamos los daños más frecuentes en la boca y qué puedes hacer para prevenirlos.
Diabetes y salud dental: qué debes saber
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa el 18 noviembre, 2021.

Última actualización: 18 noviembre, 2021

Los pacientes con diabetes pueden sufrir problemas bucales que alteran su salud dental. En particular, los altos niveles de azúcar en la sangre que caracterizan a esta patología ocasionan daños en todo el cuerpo, incluida la cavidad oral.

Esta enfermedad crónica altera la capacidad del organismo para metabolizar el azúcar. El exceso de esta sustancia en la sangre va ocasionando daños en múltiples órganos del cuerpo. Los problemas cardíacos, renales, en la vista y el sistema nervioso son algunas de las consecuencias más frecuentes de esta enfermedad.

Asimismo, hay una alteración de los procesos de cicatrización y curación de las heridas y un mayor riesgo de sufrir infecciones. La boca no es ajena a estos daños tisulares ocasionados por el exceso de azúcar en la sangre. ¿Quieres saber más al respecto?

¿Qué relación existe entre la diabetes y la salud dental?

La relación entre la diabetes y los daños a la salud dental es bidireccional. En ambas afecciones los procesos inflamatorios están aumentados, lo que provoca alteraciones microvasculares en los tejidos. Es así que la presencia de una de las dos condiciones predispone al desarrollo de la otra o empeora el cuadro si este ya existe.

Las personas con ciertos problemas orales, como gingivitis y enfermedad periodontal, tienen más probabilidades de sufrir diabetes que aquellas que tienen las encías sanas. Por otro lado, quienes padecen la enfermedad sistémica suelen tener piorreas severas, que a la vez dificultan el control de la glucemia.

Así pues, tener niveles altos de glucosa en la sangre aumenta las posibilidades de desarrollar enfermedad periodontal y, a largo plazo, se pueden perder las piezas dentarias.

Otra de las razones del daño bucal se debe a que la diabetes no controlada obstaculiza la acción de los glóbulos blancos. Estas células son la principal defensa del organismo contra las infecciones que pueden tener lugar en la boca.

La situación empeora con los niveles elevados de glucosa en la saliva, dado que favorece la proliferación de las bacterias de la boca y, por ende, perjudica la salud de los dientes y las encías.

¿Qué relación existe entre la diabetes y la salud dental?
Tener los niveles altos de azúcar en la sangre eleva el riesgo de enfermedades como la gingivitis, la caries y la periodontitis.

¿Qué problemas de salud dental provoca la diabetes?

A continuación, mencionamos los problemas de salud dental que se presentan con mayor frecuencia en los pacientes con diabetes.

  • Gingivitis: se trata de la inflamación del tejido gingival, que aumenta de tamaño, se vuelve rojo intenso, sangra y duele. La debilidad de los glóbulos blancos y los problemas vasculares dificultan la capacidad de defensa de las encías frente a las bacterias de la boca, por lo que es un problema frecuente y severo.
  • Periodontitis: es la evolución de la gingivitis. Afecta los tejidos de sostén de las piezas dentarias. La inflamación e infección profundas dañan el ligamento periodontal y el hueso alveolar. De este modo, resulta afectado el soporte de los dientes, que pueden moverse e incluso caerse.
  • Sequedad bucal: si la diabetes no se controla, puede disminuir el flujo salival, lo que provoca sequedad de la boca. La xerostomía no solo ocasiona incomodidad al paciente, sino que también aumenta el riesgo de sufrir dolor, úlceras, caries, mal aliento e infecciones.
  • Dificultad para cicatrizar los tejidos orales: en pacientes con diabetes no controlada, las heridas en la boca ocasionadas por traumas o por cirugías cicatrizan con dificultad. Las complicaciones posoperatorias son bastante frecuentes.
  • Candidiasis oral: se trata de una infección por un hongo que aprovecha los altos niveles de azúcar y la baja respuesta inmunitaria para proliferar. Se suele manifestar con úlceras o placas dolorosas, blanquecinas o rojas, sobre las mucosas orales. Es más frecuente en pacientes que usan dentaduras postizas o que toman antibióticos con frecuencia.
  • Caries: las bacterias de la boca aprovechan los hidratos de carbono de la dieta y los metabolizan; esto genera un ácido que desmineraliza los tejidos duros de los dientes.

El cuidado dental en los pacientes diabéticos

Las personas con diabetes tienen más posibilidades de sufrir afecciones que dañan su salud dental. Por este motivo, seguir de manera rigurosa ciertos hábitos saludables es fundamental para cuidar la boca. A continuación, detallamos algunas recomendaciones.

1. Controlar los niveles de azúcar en la sangre

La mayoría de las complicaciones y los daños que se producen en los tejidos tienen su origen en los altos niveles de azúcar en sangre. Por esta razón, una de las mejores maneras de evitar los daños en la salud dental y en todo el organismo es tratar de mantener la glucemia en valores cercanos a la normalidad.

Realizarse los test de glucemia según las indicaciones médicas, y los exámenes de laboratorio que midan la hemoglobina glicosilada, ayuda a conocer los niveles de azúcar en la sangre. Lo ideal es tomar la medicación que prescriba el profesional, combinándola con una dieta adecuada y ejercicios.



2. Mantener una adecuada higiene oral

Una estrategia útil para contrarrestar el riesgo de padecer enfermedades en la boca es evitar el acúmulo de placa bacteriana. Para esto, la higiene bucodental cumple un papel fundamental.

Se recomienda limpiar los dientes y las encías tres veces al día con un cepillo de cerdas suaves y pasta dental con flúor. También es necesario complementar la higiene usando hilo dental y enjuagues.

En caso de usar dentaduras postizas, ocuparse de su mantenimiento es de vital importancia. Controlar su correcta adaptación en la boca de manera regular y limpiarlas con cuidado ayuda a evitar lesiones e infecciones.

Quitarlas cada noche y limpiarlas todos los días contribuye a mantenerlas en buenas condiciones. Usar pastillas efervescentes creadas para tal fin, una vez por semana, contribuye a evita su deterioro. También es necesario verificar que no se muevan y que no haya lesiones en las mucosas por debajo o alrededor de la prótesis.

3. Visitar al dentista con frecuencia

Acudir al dentista con frecuencia, al menos dos veces al año, es primordial para mantener la salud dental. Puede que el odontólogo indique realizar controles más próximos entre sí. Con ello, logra evaluar el estado de los dientes y las encías para detectar cualquier daño que se haya producido. De esta manera, podrá realizar el abordaje de manera oportuna.

Las limpiezas profesionales ayudarán a eliminar el sarro y a mantener las encías saludables. Este procedimiento es de mucha utilidad para prevenir la gingivitis y la enfermedad periodontal, tan frecuentes en pacientes diabéticos.

Luego de los procedimientos dentales, la persona debe cumplir todas las indicaciones del dentista. Como ya mencionamos, la curación de los tejidos es más dificultosa y lenta al padecer diabetes, y los cuidados posoperatorios son fundamentales para evitar complicaciones.

4. Informar al odontólogo todo lo pertinente a la enfermedad

A la hora de visitar al dentista, el paciente diabético debe informar al profesional sobre su padecimiento. Además, debe indicar si toma alguna medicación, en qué momento la tomó y la fecha y los valores de los últimos exámenes de laboratorio.

Es útil llevar un listado con todos los medicamentos que se consumen. Con ello, el dentista podrá utilizar esta información a la hora de recetar otra medicación. Así, se evitan interferencias e interacciones entre los fármacos.

Entre otras cosas, es pertinente indicar si se ha sufrido episodios de hipoglucemia en el pasado, pues pueden repetirse. En dichos casos hay que precisar con qué frecuencia ocurren y cuándo fue la última vez que se padeció uno.

Lo ideal es suministrar el nombre y el teléfono del médico de cabecera al odontólogo para que disponga de este contacto por si surgen inquietudes para realizar una interconsulta.

En ciertos casos puede ser necesario tomar antibióticos antes de un procedimiento dental, cambiar los horarios de las comidas o la dosis de la medicación. De ser así, el manejo de la situación entre ambos profesionales es lo ideal.

Si los niveles de azúcar en la sangre no están bien controlados, solo deben atenderse las urgencias dentales, como infecciones agudas, abscesos o traumatismos. Los demás tratamientos se posponen hasta que se normalicen los valores de la glucemia.

Informar al odontólogo todo lo pertinente a la enfermedad
El odontólogo debe estar enterado de la existencia de la diabetes. Además, debe conocer los medicamentos que se consumen para su control.


5. Evitar el cigarrillo

Los pacientes diabéticos que fuman tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones severas de la enfermedad. Las patologías orales se presentan de forma más agresiva y con avances más rápidos. 

Quienes sufren enfermedad periodontal tienen más posibilidades de perder las piezas dentarias, por ejemplo. Por esta razón, es fundamental dejar de fumar.

Ocuparse de la situación

Como hemos detallado, la diabetes es una enfermedad que puede poner en riesgo la salud dental de quien la padece. De todos modos, esto no es motivo para desanimarse.

Con las precauciones y los cuidados adecuados es posible mantener la dentadura en buenas condiciones. Actuar con responsabilidad para limitar los niveles de glucemia dentro de los parámetros normales ayuda a evitar muchas de las complicaciones en la boca.

Prestar especial atención a la higiene dental y visitar con frecuencia al odontólogo son otras de las actitudes que ayudan a cuidar la dentadura. Con los esfuerzos necesarios, tener una sonrisa saludable es posible.

Te podría interesar...
¿Cómo impacta la diabetes en la salud mental?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo impacta la diabetes en la salud mental?

La diabetes es una patología que afecta a muchos aspectos de la vida y requiere muchos cuidados. Te explicamos cómo afecta la diabetes en la salud ...



  • Trujillo Saínz, Z. D. L. C., Eguino Ortega, E., Paz Paula, C. M., & Labrador Falero, D. M. (2017). Estado de salud bucal en pacientes diabéticos de más de 20 años de evolución. Revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río21(1), 47-53.
  • Sánchez Quintero, O. D. L. M., Pérez Borrego, A., Fonseca Fernández, Y., Cepero Santos, A., Calzadilla Mesa, X. M., & Bertrán Herrero, G. (2017). Influencia de la Diabetes mellitus en la salud bucal del adulto mayor. Revista Habanera de Ciencias Médicas16(3), 361-370.
  • Rodríguez García, N. M., Horta Muñoz, D. M., & Nelkys Vences, R. (2018). Estrategia de intervención educativa dirigida a modificar los conocimientos sobre salud bucal en pacientes diabéticos. Revista Archivo Médico de Camagüey22(1), 28-36.
  • Santos, A. C., Borrego, A. P., Quintero, O. D. L. M. S., & Llanes, R. R. (2017). Estado de salud bucal y diabetes mellitus asociada en adultos mayores. Medimay24(2), 112-123.
  • Lianet, R. S. (2021, May). Estado de salud bucal en pacientes diabéticos. In Cienciamayabeque2021.
  • Pamo Chambilla, P. A. (2021). Flujo salival en pacientes adultos con Diabetes Mellitus tipo 2 atendidos en el servicio de Salud Bucal del CS San Francisco de la Microred Cono Sur Tacna de agosto a noviembre del 2019.
  • Yépez Ordoñez, J. D., & Yépez Ordoñez, S. D. (2018). Enfermedades bucodentales en pacientes con diabetes mellitus tipo II (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad De Odontología).
  • Villegas Rojas, I. M., Díaz Rivero, A., Domínguez Fernández, Y., Solís Cabrera, B. A., & Tabares Alonso, Y. (2018). Prevalencia y gravedad de la enfermedad periodontal en pacientes diabéticos. Revista Médica Electrónica40(6), 1911-1930.
  • Britos, M. R., Sin, C. S., & Ortega, S. M. (2019). Enfermedad periodontal y su implicancia en la diabetes mellitus: revisión de la literatura. Rev. Ateneo Argent. Odontol, 33-40.
  • Noguera, C. A. P., & Ibarra, M. C. B. (2017). Enfermedad periodontal en pacientes diabéticos. Dominio de las Ciencias3(2), 963-990.