¿Qué es la dieta BRAT y cuándo se recomienda?

¿Has escuchado hablar de la dieta BRAT? Este tipo de alimentación puede resultar muy útil cuando se experimentan alteraciones de tipo gastrointestinal.
¿Qué es la dieta BRAT y cuándo se recomienda?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 11 agosto, 2021.

Última actualización: 11 agosto, 2021

La dieta BRAT es un tipo de alimentación que se pone en marcha cuando se sufren problemas digestivos de tipo agudo, para el tratamiento sintomatológico. Se ha puesto de moda en los últimos años debido a los buenos resultados que ofrece. Eso sí, no se trata de un método dietético válido para aplicar de forma continuada.

Hay que tener en cuenta que las alteraciones gastrointestinales pueden estar provocadas por mecanismos y causas muy diversas. En ocasiones, el origen es un microorganismo. Otras veces existe una patología inflamatoria intestinal que condiciona el funcionamiento del tubo digestivo.

¿De qué se trata la dieta BRAT?

Con este acrónimo se designa una alimentación basada en plátano, arroz blanco, puré de manzana y tostadas. Se pone en marcha cuando se experimentan problemas como vómitos, diarreas o malestar intestinal. Todos son alimentos de fácil digestión que consiguen aportar nutrientes esenciales para asegurar el equilibrio electrolítico.

De todos modos, esta dieta resulta carente en algunos elementos importantes, como las proteínas. Por este motivo, no debe ser sostenida a mediano plazo. Hay que considerar que es preciso un aporte superior a 0,8 gramos de proteína por kilo de peso al día en personas sedentarias, según un estudio publicado en la revista Annals of Nutrition & Metabolims.

Si no se cubren estos requisitos, se comenzará a experimentar una destrucción muscular progresiva, fruto del catabolismo proteico. La dieta BRAT se queda muy lejos de los valores indicados, mucho más en el caso de los deportistas. Por este motivo, cuando la fase aguda de los problemas intestinales remite, hay que comenzar a introducir de nuevo el resto de los alimentos en la dieta.

¿De qué se trata la dieta BRAT?
La dieta BRAT se emplea para mitigar la sintomatología de las molestias intestinales y la diarrea.


Otros alimentos que se pueden comer

Además de los comentados, se pueden introducir otros productos en el contexto de la dieta BRAT. Esto siempre y cuando los síntomas no sean intensos y no se agraven después de la ingesta de las comidas.

De este modo, se puede comprobar la tolerancia a la miel, a las naranjas y a los huevos cocidos. Por ejemplo, en el caso de que el malestar intestinal sea fruto de una intoxicación etílica, estos productos pueden ayudar a recuperar la homeostasis en el medio interno para contribuir a la depuración de los tóxicos.

También el coco puede resultar una gran opción. El agua de esta fruta cuenta en su interior con una gran cantidad de electrolitos, por lo que se trata de un producto idóneo para asegurar un buen estado de hidratación. Cabe recordar que, durante los episodios de diarrea, uno de los principales riesgos es precisamente la deshidratación.

¿Cuándo se recomienda la dieta BRAT?

La dieta BRAT está recomendada cuando se experimentan síntomas intestinales de mediana magnitud asociados a una intoxicación etílica o microbiológica. Por ejemplo, durante un estado de gastroenteritis se puede poner en marcha este protocolo de alimentación con el objetivo de aportar nutrientes sin generar digestiones pesadas. Se podría catalogar como una variante de la dieta blanda.

Ahora bien, hay que tener cuidado con este protocolo en el contexto de las patologías inflamatorias intestinales. Algunas de ellas son bastante sensibles a la inclusión de fibra en la dieta. El consumo de manzana podría agravar la sintomatología. Esto se debe a la presencia de pectinas en su interior, fibras que han demostrado ser capaces de promocionar el crecimiento microbiano.


También te puede interesar ¿Cómo tratar la diarrea en casa?


¿Se recomienda la dieta BRAT para niños?

Los niños pueden seguir la dieta BRAT durante periodos cortos. Mientras dure la fase aguda de la sintomatología gastrointestinal pueden beneficiarse de este método de alimentación.

Ahora bien, han de comenzar a reintroducir los alimentos proteicos cuanto antes para evitar déficits que condicionen el crecimiento. Si los síntomas no mejoran, será preciso consultar con el médico.

Eficacia y evidencia

En lo que a literatura científica respecta, no existen artículos publicados en revistas de alto índice de impacto que analicen la eficiencia de la dieta BRAT. De hecho, algunas asociaciones médicas aconsejan cierta prudencia sobre su puesta en marcha. En el caso de las patologías inflamatorias intestinales puede llegar a ser contraproducente, por lo que conviene primero consultar con un especialista.

Lo cierto es que la ingesta de algunos de los alimentos sugeridos en la dieta BRAT puede resultar eficaz para el tratamiento de las diarreas. De acuerdo con una investigación publicada en la revista Nursing and Midwifery Studies, la sopa de arroz resulta eficiente para mejorar el manejo de este problema en los niños, ya que reduce el riesgo de desequilibrios electrolíticos.

Sopa de arroz
Las evidencias sobre la dieta BRAT son limitadas. Aún así, se ha determinado que la sopa de arroz es beneficiosa en el tratamiento de la diarrea.

Alternativas y otras recomendaciones

Ante cualquier alteración de la función gastrointestinal conviene replantear la dieta, al menos de forma provisional. Ahora bien, no se tiene por qué seguir siempre un tipo de alimentación BRAT para conseguir una mejora sintomatológica. Hay otras opciones más contrastadas, como la dieta blanda, un protocolo creado para manejar las gastroenteritis y los problemas asociados.

Por otra parte, no solo conviene plantear un tratamiento a la sintomatología, sino buscar el origen que causa la alteración. En función del mismo se pueden recomendar estrategias dietéticas distintas, como el consumo de probióticos. De cualquier modo, si mediante la aplicación de un método dietético de fácil digestión no remiten los síntomas, o estos continúan más de 2 o 3 días, habrá que visitar al médico.

La dieta BRAT, una alimentación de fácil digestión

Como se ha detallado, la dieta BRAT tiene un marco de aplicación muy concreto. Puede resultar útil cuando se experimentan intoxicaciones etílicas o alimentarias, pero de baja gravedad. Sin embargo, no está exenta de limitaciones e incluso de riesgos.

Hay que tener presente que una dieta saludable se caracteriza por la variedad y el equilibrio. En este sentido, todos los métodos de alimentación restrictivos han de mantenerse por poco tiempo para evitar déficits nutricionales.

Te podría interesar...
Los 15 mejores probióticos y prebióticos para cuidar de tu salud
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Los 15 mejores probióticos y prebióticos para cuidar de tu salud

Te invitamos a conocer los mejores prebióticos y probióticos que te ayudarán a tener una mejor digestión y a elevar tus defensas. ¡No te lo pierdas...



  • Richter, M., Baerlocher, K., Bauer, J. M., Elmadfa, I., Heseker, H., Leschik-Bonnet, E., Stangl, G., Volkert, D., Stehle, P., & on behalf of the German Nutrition Society (DGE) (2019). Revised Reference Values for the Intake of Protein. Annals of nutrition & metabolism74(3), 242–250. https://doi.org/10.1159/000499374
  • Beukema, M., Faas, M. M., & de Vos, P. (2020). The effects of different dietary fiber pectin structures on the gastrointestinal immune barrier: impact via gut microbiota and direct effects on immune cells. Experimental & molecular medicine52(9), 1364–1376. https://doi.org/10.1038/s12276-020-0449-2
  • Kianmehr M., Saber A., Basiri Moghadam M., et al., The effect of G-ORS along with rice soup in the treatment of acute diarrhea in children: a single blind randomized controlled trial. Nursing and Midwifery Studies, 2016.