Dieta en el paciente gastrectomizado: ¿qué debe incluir?

En el paciente que ha sufrido una gastrectomía hay que optimizar la pauta dietética para asegurar buenas digestiones y para evitar carencias de nutrientes esenciales.
Dieta en el paciente gastrectomizado: ¿qué debe incluir?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 29 agosto, 2022

El paciente gastrectomizado ha de plantear una serie de cambios en la dieta para mejorar su estado de salud y para impedir la sintomatología y las alteraciones en la función digestiva.

Con este término nos referimos a una persona que ha sufrido una cirugía en la que se le han retirado ciertas partes del estómago, normalmente por causa de úlceras o de cáncer gástrico. En el peor de los casos, supone la eliminación de toda la bolsa estomacal.

Hay que tener en cuenta que todas las intervenciones invasivas en las que se reduce la funcionalidad o la superficie de un órgano requieren adaptaciones en los modos de vida posteriores. Aunque sea posible volver a una situación de normalidad, hay que mantener ciertas precauciones con el paso del tiempo.

Alteraciones frecuentes en el paciente gastrectomizado

Cuando se sufre una gastrectomía se pueden experimentar las siguientes alteraciones en los meses posteriores:

  • Reducción de la capacidad gástrica.
  • Disminución en la producción de jugos gástricos.
  • Mayor velocidad en las evacuaciones.

En el caso de que se extraiga la totalidad del estómago, los ajustes dietéticos han de ser grandes. De lo contrario, se podría sufrir un déficit nutricional grave. No hemos de olvidar que en esta zona también se experimentan procesos de absorción o de activación de nutrientes importantes.

Por tal razón, habrá que compensar con otras estrategias para evitar la perturbación en la digestión de los carbohidratos y de las proteínas. Como norma general, en estas situaciones hay que priorizar los alimentos más digeribles, incluso complementando con suplementos de enzimas.

Alteraciones frecuentes en el paciente gastrectomizado
El paciente gastrectomizado requiere ajustes dietéticos para evitar complicaciones tras la intervención.


Nutrición en el postoperatorio

A menudo, la nutrición en el postoperatorio se inicia por medio de líquidos para controlar de forma exacta los volúmenes y el tiempo. Al principio se administran solamente agua, manzanilla, caldos desgrasados y agua de arroz.

Después, se comienza a aumentar la cantidad y, poco a poco, se incluyen alimentos con una digestión más compleja por medio de una sonda. Lo ideal es comenzar con galletas con poca grasa, pan blanco y licuados de vegetales. 

Más adelante, la tolerancia digestiva del paciente se irá incrementando. Cuando esto ocurra, se incluirán en la pauta alimentos proteicos para evitar el catabolismo y mantener las funciones fisiológicas. Lo normal es optar por pollo, pescado e incluso arroz. También las frutas blandas tendrán cabida en este momento.

A partir de aquí, se inicia un proceso de transición a una dieta normal. Eso sí, siempre se deben ofrecer los alimentos a temperatura templada, no caliente, y habrá que prestar mucha atención a la tolerancia individual. Si algún producto genera incomodidades, se deberá retirar de la dieta de forma permanente.

Manejo del dumping

Hay que tener en cuenta que al paciente que ha sido gastrectomizado le llegan los alimentos al intestino de forma más rápida. También en cantidades superiores a lo normal. Por lo tanto, no es de extrañar que del 20 al 40 % de los que han sido sometidos a esta intervención sufran de síndrome de dumping. Los síntomas abarcan lo siguiente:

  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor abdominal.
  • Diarrea.
  • Debilidad.
  • Desmayos.
  • Temblores.

En general, estas manifestaciones ocurren durante las comidas o unos 30 minutos después. Para evitarlo habrá que controlar las porciones que se consumen en cada ingesta.

Del mismo modo, hay que evitar alimentos irritantes que puedan estimular el peristaltismo, como aquellos con sabor picante. Tampoco es conveniente ingerir especias culinarias en grandes cantidades.



Recomendaciones de nutrición en el paciente gastrectomizado

Como norma general, se han de ingerir un par de raciones de carbohidratos simples al día. Aunque con cuidado. Pasarse podría implicar una mayor incidencia de las patologías metabólicas. Así lo confirma un estudio publicado en la revista Current Diabetes Reports. Con un par de cucharadas de miel o de azúcar será suficiente.

Al mismo tiempo, es determinante incrementar la ingesta de proteínas para evitar la pérdida de peso. Hablamos de nutrientes que han demostrado ser determinantes para frenar el catabolismo. Al menos 0,8 gramos de proteína por kilo de peso al día serían necesarios para garantizar que las funciones fisiológicas se llevan a cabo de manera eficiente.

Entre otras cosas, habrá que enfatizar el consumo de ácidos grasos de la serie omega 3. Estos lípidos cuentan con un poder antiinflamatorio, según las evidencias recientes. Por ello, pueden reducir muchos síntomas digestivos y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

En lo que a distribución de las comidas se refiere, es mejor hacer ingestas pequeñas cada 2 o 3 horas. Siempre habrá que evitar las temperaturas extremas de los alimentos y se recomienda comer despacio y masticar bien. La tolerancia a la lactosa ha de ser evaluada de manera individual.

Omega 3
Los alimentos que aportan proteína y omega 3 desempeñan un papel importante para la salud de los pacientes gastrectomizados.

Mejora la dieta en el paciente gastrectomizado

Mejorar la dieta en el paciente gastrectomizado es determinante para que este pueda recuperar una buena calidad de vida. Con ello se evitarán alteraciones en el estado de salud y síntomas futuros de tipo gastrointestinal. Será clave hacer caso a las recomendaciones comentadas y, en caso de duda, consultar siempre con el especialista.

Para terminar hay que destacar que en algunas ocasiones puede ser preciso incluir en la pauta ciertos suplementos para corregir o para evitar carencias. En este caso, hay que acudir primero a la consulta del nutricionista para valorar si existen situaciones de déficit.

Te podría interesar...
La cirugía bariátrica para el tratamiento de la obesidad
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
La cirugía bariátrica para el tratamiento de la obesidad

Cuando un paciente alcanza el grado de obesidad mórbida hay que recurrir al tratamiento quirúrgico: la cirugía bariátrica.



  • Yoshida, Y., & Simoes, E. J. (2018). Sugar-Sweetened Beverage, Obesity, and Type 2 Diabetes in Children and Adolescents: Policies, Taxation, and Programs. Current diabetes reports18(6), 31. https://doi.org/10.1007/s11892-018-1004-6
  • Prokopidis, K., Cervo, M. M., Gandham, A., & Scott, D. (2020). Impact of Protein Intake in Older Adults with Sarcopenia and Obesity: A Gut Microbiota Perspective. Nutrients12(8), 2285. https://doi.org/10.3390/nu12082285
  • Calder P. C. (2017). Omega-3 fatty acids and inflammatory processes: from molecules to man. Biochemical Society transactions45(5), 1105–1115. https://doi.org/10.1042/BST20160474

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.